Estudio antropológico de la fauna de los conciertos

(por Maiquelnait & Antoñita La Fantástica)

Tras muchos años de conciertos y festivales el intrépido equipo de alababarada está en disposición de presentaos este sin par documento. Los azulados se han mezclado entre la gente, han estado en el ojo del huracán de cada concierto, han saltado, bailado, hecho cuernos y sobre todo bebido de sus barras, y todo para poder dar a conocer este curioso mundo. Sin trampa ni cartón, sin cámara oculta, sin voces distorsionadas, realidad en estado puro, pretendemos catalogar a la gente que puedes encontrar y encontrarás seguro en todos los conciertos mediante este inclasificable texto, crónica, descripción, cosa.
Ante la inminente llegada del concierto, la semana de antes deberás empollarte sus canciones, sobre todo las del último disco. Evidentemente lo tendrás todo de ellos te gusten mucho o no, ya que desde la llegada de internet te bajas todo lo de un grupo aunque sólo te guste una canción y encima sea una versión. No importa amigo, ancha es Castilla y más la banda de tu ADSL. Vaya!, no tienes tiempo de escucharlo todo porque te da pereza, suele pasar… Pasa al plan B. Busca en las tiendas fashion revistas gratuitas de tendencias. En esas se habla siempre de grupos superraros y de sus nuevos lanzamientos, y de sus giras. Busca ahí información sobre tu grupo. Están? Bien, seguro que te dice cuáles son sus mejores canciones o las que mejor suenan en directo. Esas son las que de debes bajarte, o mejor dicho, escuchar, porque ya lo tenías todo bajado de antes. Si no están reseñados en la de ese mes, mala suerte, te toca ir a las de pago. Ve a un gran almacén, con sección de revistas enormes.
Conviértelo en biblioteca. No te de vergüenza, no tienes más que ver que a tu alrededor hay miles de modernos como tú haciendo lo mismo. Una sección de prensa es más moderna cuánto más gente con zapatillas carísimas está leyendo las revistas de música, cine y nuevas tendencias. Ve hojeando una a una las revistas musicales más serias, hasta encontrar cualquier reportaje sobre el grupo en cuestión. Ya lo tienes. Ahora no tienes más que recordar el nombre de los temazos, o apuntártelos en un papelito, o más moderno todavía, apuntártelo en el móvil o en tu agenda electrónica.

concier1.jpg

Si después de mirar y remirar todas las revistas publicadas en el mundo no ves nada, sólo te queda la opción internet. Allí algo debe haber, pero te puedes encontrar de todo: desde que son los mejores publicado en su web oficial y en la de su club de fans, hasta que preferirías estar muerto a soportar un concierto suyo, publicado en un weblog que no sabías que existía. Maravillas del google y de la dispersidad de ideas. Léete varias cosas y saca conclusiones. Generalmente el nombre de las canciones que más molan no cambia mucho, porque entre otras cosas, todos se copian de la rockdelux y quedan de superenteraos.

Antes valorabas la música ya que te costaba más conseguirla, esperando a un cumpleaños para comprarte el disco o negándote birras para ir ahorrando. Pero todo eso pasó, ya no devoras los discos como antes. La cuestión no es escuchar sino tener y decirlo. Bueno pues como no hay tiempo, te escuchas el último disco y el primero para tirar del rollito sabihondo… joder que tío no le pillo ni una, es inglés o castellano?… que coño dice de su hermana? que degenerao!!!. en fin poco a poco.

Modernos del mundo...!!ADORADLE!!!! Al final te tocará optar a la opción más cara y moderna por otro lado, comprándote un ipod (o similar, pero recuerda que el ipod es el más moderno, que lo sepas), y llevando la discografía del susodicho grupo a todas partes durante dos semanas, comprando el pan con ellos, yendo en autobús con ellos, tomándote cervezas con ellos… Al final consigues aprenderte las canciones, pero también que el concierto sea mero trámite, como si estuvieras paseando al perro. Cuidado no te lleves el ipod al concierto, queda mal y se escucha peor.
Ya han puesto los carteles del evento. Qué chulos, con la portada del último disco casi irreconocible y sólo tres carteles que ves de casualidad desde el bus. A ver, 12 héroes en taquilla, 10 anticipada, yujuuu! me puedo ahorrar un par de héroes para invertirlos en una birrita, valor seguro y en alza. Pues ahí vamos todo contentos a la librería franchute del centro, que encima nos darán puntos.

-Hola me da una entrada para el concierto?
-aquí tienes, 11.90…
-Perdona pero en el cartel pone 10 anticipada.
-ya pero es que a eso se le añade el gasto de distribución… ya sabes.
-No, no sé. Maldita sea… estos franceses ya no vuelcan nuestros camiones sino que han pasado a una estrategia de minar nuestra economía desde dentro y poco a poco… en fin me compraré un chicle con los 10 cents para el aliento de vuelta a casa. Toma, por lo menos pásame la tarjeta.
-Lo siento pero en entradas no sirve, ah! Y la de crédito tampoco. Tienes que salir fuera a sacar dinero, sólo admitimos efectivo en entradas. Muchas gracias, adiossss…

Oh! maldición, echas cuentas 11.90 más lo que te cuesta el bus o el metro, o la gasolina o el desgaste de suela de zapatilla de marca para ir al centro y volver, la entrada te sale más cara que en taquilla, aggghhha aghhhh. Dichoso impuesto revolucionario que se han inventado.
Luego además te enteras que en taquilla hay entradas de sobra y además no hay cola. Salvo en ese concierto en el que no puedes sacarla anticipada o no las venden, que llegas un poco justo y ya no quedan.

No pagaré nada que no pueda golpear

Llega el día, viernes noche, vaya el local no es muy grande, a ver… y pone que es a las 11h. Ok, habrá que estar un poquito antes para pillar sitio. Allí que te ves a las 10:45, absolutamente solo, no hay nadie en las proximidades. En fin, ya que estás vamos para adentro y nos tomamos una birruchi que no deben ser caras ya que el concierto lo patrocina una marca cervecera. 3 Euros por un miserable vaso de merendeta de preescolar con una cerveza aguada!!!! que cabrones!! y encima son las 11h y no tiene pinta de empezar. Podían poner claro a qué hora comienza y no a qué hora abren las puertas, que hay veces que llegas antes que las camareras, y encima con la cena a medio deglutir. Siempre igual, plantón que te cagas por no jugártela a llegar tarde.

Bueno, por lo menos te fijas en la gente que va entrando… y que la ves en todos los conciertos. Siempre la misma gente pero con distintas caras.
Abre los ojos y cierra la boca que si sigues bebiendo no serás capaz de reunir a toda esa gente que verás pasar ante tus ojos y vas a intentar clasificar:

La misma gente rara en todos los conciertos haciendo cola

EL HOMBRE ROTONDA: Ese eres tú!! Crees que has escogido un buen sitio, no?. Mentira, hagas lo que hagas te vas a convertir en el hombre rotonda, vas a ser parte del pasillo, que digo, eres el pasillo! Tienes un magnetismo especial para que la gente fluya delante y detrás tuyo. Ahora comprendes las manchas en la espalda con las que llegas a casa todas las noches.

No somos más modernos porque nos hemos dejado el IPOD

EL ATAQUE DE LOS CLONES: Te crees único no? tu estilo es retro moderno, chaqueta de chandal antigua, llevas pana, las gafas de pasta negras, patillas… pues que sepas que vas a encontrar a todos vestidos igual! y si has cometido el error de comprarte esa prenda popera que había en el Zara o en el Pull, entonces encontrarás a 5 como mínimo que también la llevan, y otros tantos en otro color.

EL TOCHO: Aquí está, por fin, el tío más grande de la sala se te planta delante. Con un poco de suerte verás el mástil de la guitarra y reza porque el cantante sea animado y le de por saltar, porque si no vas a ver menos que la peli del viernes del plus sin decodificador. Al final con mucha suerte consigues un sitio más o menos decente … pero tranquilo que no durará mucho.

El cabrón del tocho no te deja ver...

LOS AMIGOS DEL TOCHO: Obviamente el tocho no viene sólo, sus amigos también son tochos, que cojones pasa aquí!!! son acaso un equipo de basket? ni de coña, no tienen pinta, yo les gano fijo. Putas nuevas generaciones XXL, de nuevo comento para mis adentros mi teoría de los lácteos y las consecuencias de Chernobyl que han provocado esto, pero eso es otra historia. El cabrón podía haberse buscado unos amigos más pequeños. En fin, la muralla ya está formada, nadie podrá atravesarla, hay que buscarse la vida de nuevo.

EL AJEDRECISTA: Venus se ha alineado con Marte, una moneda cae al suelo y se queda de canto, se encuentra la aguja del pajar… por algún extraño azar de la naturaleza o un fallo en Matrix a tu lado se ha puesto una chica muy guapa. Eres un hombre aunque haga mucho que no ejerzas de ello y no puedes evitar mirarla. Como era de esperar no ha venido sola… su novio que además de más guapo que tú es imbécil en grado sumo, sin ningún tipo de vergüenza realiza una de las clásicas jugadas de defensa maestra en el ajederez, el enroque. Esto es, que para proteger al rey, la torre intecambia posiciones con él. Así que acabas con el maromo a un lado… biennn!!! que será lo próximo mear alrededor de ella???

Quien puede resistirse a una conga?..

LOS CANTERANOS (o la conga de jalisco): Tu sitio digamos que no es malo, tampoco bueno, pero por lo menos no te comes el pilar de en medio de la sala. Es lo que hay. No quieres meterte en el mogollón porque tienes una edad (y una cerveza que proteger de las envestidas). Vamos, es tu sitio y bastante te ha costado conseguirlo. Pero de repente sientes una presencia… una conga de 4 o 5 personas que quieren meterse a cualquier precio. Llegan desde atrás y pisando fuerte, qué morro. No caben pero consiguen un sitio privilegiado haciendo que retrasemos todos un par de casillas. Menudos cabrones.

EL CAMALEÓN: este suele ir sólo, y se dedica a la caza lenta pero efectiva. Su método es empezar muy de atrás, y poco a poco ir avanzando posiciones, pero sin que se note. No le importa llegar a su lugar ideal cuando quedan dos canciones, lo importante es llegar. Su método es muy paciente y tremendamente irritante para los demás. Él se queda quieto, justo detrás de tu coronilla, respirando encima de tu cuello. Esto que podría resultar muy erótico obviamente no lo es, y saca de quicio a más de mil. Al final por puro cansinismo intentas moverte un poco para que pase y pueda realizar su tortura a otra persona. Cuando acaba el concierto lo sueles buscar para ver hasta dónde ha llegado, y lo ves allá, cuatro filas más cerca que tú.

LAS GRUPPIES: Por todos conocidas, suelen ser jóvenes y menuditas y se ponen a pie del escenario para sentir el sudor cuando gotea, se mueren por una miradita y se saben toda la vida y milagros del mismo. No hay mucho que decir más que lo que se haya escrito ya y más cuando desde tú sitio súper alejado apenas alcanzas a verlas.

Robe Inhiesta te queremooooooosss!!!

LAS SUPERGRUPPIES: Estas son lo más, el orgullo de la familia. No sólo se saben toda la obra y milagros del cantante o del grupo, sino que llevan pintado en la cara su nombre y una bandera o poster de gran tamaño en la mano o colgado de la espalda. Suelen tirarse horas y horas en la cola, aunque no haya nadie más, y enviando sms a sus amigas que no han podido ir al concierto para decirles (y pasarles por la cara) lo emocionadísima que está, tía, que estoy la tercera en al cola!!! Cuando abren las puertas pasan corriendo y gritando a coger sitio, aunque nadie más corra. Eligen el centro de la primera fila, la mediatriz del segmento escenario. Allí esperan pacientemente, sin comer ni beber nada, gritando histéricamente el nombre del grupo, a que empiece el concierto. Cuando por fin lo hace, al salir el cantante les da una lipotimia y, cámara y móvil en mano, deben ser sacadas en volandas y se pierden el concierto. Seguro que las hay que coleccionan desmayos.

EL LISTILLO: Vaya por fin empiezan, suena el primer acorde y ya está el listillo de turno que la ha reconocido símplemente por cómo ponía las manos en la guitarra. Obviamente se la sabe y nos lo quiere demostrar diciendo el título, anécdotas que la rodean… ala! minipuinto para ti campeón. Al final del concierto lo compara con las otras diez veces que los ha visto desde que sacaron su primera maqueta. Nunca ha sido ese su mejor concierto.

Pero que coño pinto yo aquí.... con todos estos melenudos

EL DESUBICADO 1 (o en busca del arca perdida): Este tío tiene pinta de haber sido abducido y dejado ahí, que coño pinta aquí? nos trae algún mensaje? Además se pasa todo el concierto mirando para atrás con la mirada perdida. Todo el mundo canta, salta y baila pero él se gira y mira, y mira más. Cuando su mirada se cruza con la tuya da muy mal rollo. En ocasiones ve muertos…

EL DESUBICADO 2 (los toros desde la barrera): Se la sopla el concierto,ha venido para acompañar a un colega, pero no le importa porque hay barra y música en directo, que más se puede pedir!!! Empieza sentado en la barra y acaba saltando como el que más, desbancando en fanatismo a su colega. Incluso se dan casos que podrían calificar de milagros en los que acaba cantando las canciones sin sabérselas… posesión? don de lenguas? o mejor, dónde está mi cerveza? Al final reconoce que eh! son un grupo de puta madre.

EL DESUBICAO 3 (el que sobra): Este aparece por ahí porque no tiene nada mejor que hacer o porque ya que está en ese escenario del macrofestival, pues se queda y no tiene que andar. O porque sus colegas están ahí y él no quiere quedarse sólo. El grupo que va a continuación ni le suena, no sabe qué va a ver, y cuando empieza, es ese tipo de música que tan poco le gusta. Qué mala suerte. Si eso te pasa a ti tienes dos opciones: te vas a otro sitio o te lo tragas entero intentando disfrutar lo que puedas, o fijándote en la camisa del bajista, en que la de la guitarra parece que está buena o en por qué los de los teclados, si tienes más de 40 años, tienen bigote. Pero él no, él prefiere comentar con todo el mundo lo a disgusto que está ahí y ya de paso intentar convencer a los demás que eso es una mierda. De esta forma, se pasa todo el concierto gritando frases como: “toca una rápida ahora”, “que nos vas a dormir”, “que pongan a otro”, o “qué malo eres”, sin darse cuenta que tiene alrededor a miles de personas que han ido y pagado por ver a ese grupo en cuestión, y que por lo tanto, les gusta, y que el que sobra es él.
Otra! otra!!! pero sin coca cola que le mata tol sabor!! EL DESUBICADO 4 (el divino): Desubicadísimo, este no se sabe que coño hace aquí ni él ni sus acompañantes que parecen de su mismo palo. Además se ponen al lado del escenario y ojo con que los toques que sacan la mano a pasear. Amiguito no sabemos que haces aquí pero “si no vols pols no baixes a l’era”. Mención aparte las colegas con sandalias en concierto de rock al aire libre, los que meten litros de cerveza a la zona de mushing o los que se quejan porque los cincuenta de delante no paran de saltar y casi les empujan. Se comenta que son instrumentos del gobierno programados para recoger información. De ellos salen los reportajes de que si la juventud fuma, que si bebe, que si toma cositas…

EL DR. OCTOPUS: Viene a acompañar a su novia que si que le gusta el grupo, como se aburre, se pasa el concierto demostrándole su amor abrazándola… eso está muy bien y no ocurriría nada si no fuera porque rompe la estructura de disposición que tanto ha costado conseguir en la sala. De repente donde había uno ahora hay 2 y provoca la incomodez del de atrás. Además es muy ridículo verlos saltar a la vez así cogidos, parece una prueba del grand prix o algo. Ella tampoco lo pasa muy bien que digamos. Sobretodo cuando él se aburre y empieza a enrollarse con ella y ella intenta sacárselo de encima o al menos buscar la postura que le permita ver el concierto, que a eso ha venido.

Si tía... jo tía.... EL TOMATE: Antes de empezar el concierto te tomas tus cervezas, te buscas un sitio y como vas acompañado, pues comentas algo. Cosa normal. Cuando el concierto empieza, te callas y cantas, bailas o saltas, y si comentas algo con tus colegas suele ser sobre la actuación en sí. Pues el tomate no. El tomate, cuando llegas, ya le está dando la brasa a su acompañante o acompañantes. El tomate cuando empieza el concierto le da lo mismo, se gira porque de pronto se encienden focos y suena algo pero él o ella siguen hablando de sus cosas. Que si fíjate que este no me hace caso, que si le pedían por el piso 30 kilos, que si el pecas la pilló muy gorda el otro día y su madre se puso histérica, que si la katy está muy buena pero está muy enchochá con su novio, que si 300 válvulas… Vamos que estar a su lado, siento su acompañante o no, es peor que no estar en el concierto. No te enteras de nada, porque te agobia escuchar todo el rato su voz, porque siempre lo tienes encarado y te da rabia que te mire a ti y no al concierto y porque al final acabas más pendiente de lo que dice que de lo que se canta por ahí detrás.

ENTRE LA ESPADA Y LA PARED: Delante tuyo tienes al tío más pesado de la historia, bufff no para de saltar ni en las lentas, amigo pues métete en el foso de los saltones. Es un mal a medio-largo plazo, al principio no molesta mucho pero con el tiempo empieza a sudar y a rozarte y aggghhh… que asquito. En la vida todo tiende a equilibrarse, tú como punto de apoyo de la balanza acabas teniendo al tío más soso detrás, no se mueve ni así le caiga un baffle en la cabeza, joder ni con los himnos del grupo se mueve. Molesta porque corta el rollo mogollón. Si sólo te toca uno al lado no sabrías cuál elegir. El que baila más que lo que la canción exige es molesto, pero con ligeros toques de atención o aprovechando uno de sus sobreactuados botes, puedes zafarte del susodicho o endosárselo al de al lado. El que no se mueve nada generalmente te toca delante cuando sale ese grupo que tienes tantas ganas de disfrutarlos y vivirlos como el que más, o simplemente ese grupo o disck jockey que hace mover a las masas desde el primer acorde. Pues bien, que se retiren o que le hagan un estudio a conciencia, porque el que tengo delante no se mueve nada de nada y te pasas todo el rato intentando no tragártelo y saltando como hacia atrás. Al final tiene fácil arreglo: si no quieres saltar, no saltes, pero delante de mí, no. Cuatro empujones y que se busque la vida, so soso.

Canta o muere KARAOKE SHOW: Es un fenómeno que he visto últimamente, todo el mundo se sabe absolutamente todas las letras del concierto y las cantan a grito pelao. Muy bien amiguitos, hala! pero para cantar tenéis la ducha, que yo he venido a escuchar al de verdad. Pero si es que os sabéis hasta las más lentorras… joder escuchad más grupos tíos. Estoy seguro que si se inventa una en ese momento se la saben.

LOS CANCIONEROS: Tú estás en el concierto y siempre te apetece que canten tal o cual canción, y esperas a que esto ocurra porque puede ser lo más grande de la velada. Pero siempre hay gente que prefiere comentarlo con todo el mundo para que sepamos que se sabe el nombre de esa canción. Esto suele pasar en conciertos en salas pequeñas, que entre canción y canción, durante el silencio de los aplausos, siempre se suelen escuchar una o varias voces pidiendo a gritos una canción en concreto. Y qué hacen los del grupo cuando lo escuchan? Le dicen “espérate cansino”, “lo siento pero no la llevamos?”, “esto no es una verbena”?
Hay otra modalidad de cancioneros, que son los que cuando termina el concierto de hora y tres cuartos, se quejan que no han tocado esa canción del sexto disco que tanto les gustaba, o que después de 15 años de carrera, mira que no tocar esa del primer disco que tanto tocaban al principio, que vaya mierda.
Pues va a ser que no...

EL QUE PONE LA MANO EN EL FUEGO (el vidente): Este personaje se pasa el conierto liándose porros con lo dificultoso que resulta en medio de tanta gente que te empuja. No sé para que viene ya que se pasa más tiempo mirándose la palma dela mano que al escenario, debe saberse su futuro de memoria. Además debe perder pasta a puñaos, de cada peta que se fuma, tira tres al suelo.

Buahhh que foto voy a hacer! gano el pullitzer PAPARAZZIS: Si bastante tenías con evitar las cabezas para ver al cantante, a esto se han unido los brazos de los de las cámaritas digitales. Se pasan todo el concierto haciendo fotos, no prestan atención al mismo, solo quieren demostrar que han estado. Además no entienden que de lejos, si ponen el flash, no se ve nada porque enfoca muy cerca, y se obcecan y gastan media tarjeta en fotos de la coronilla del de dos filas más hacia delante, mientras tú te tragas flashazos a pares y acabas medio ciego.

EL NOVATO: Si amiguito, es tu primer concierto y quieras o no te hemos identificado… por qué? muy sencillo, llevas una camiseta del grupo que toca cuando todo el mundo sabe que eso es de cutres. Hay una regla no escrita que dice que no puedes llevar una camiseta del grupo que vas a ver, podrás llevar camisetas de cualquier otro grupo obteniendo doble puntuación si llevas una de un grupo referencia para ellos. No dudes en ponerte una de sonic youth o de la velvet, estos no fallan. En un macro festival sí puedes llevar la camiseta del grupo al que quieres ver, más que nada porque la vas a pasear por otros conciertos, cumpliendo con lo anteriormente descrito, y cuando llegue el de la camiseta, de pura emoción y calor te la vas a quitar.

Por fin el concierto acaba.. ohhhh parece que se van. Que rabia, que poco han tocado! venga que nos lo creemos todos, va que empiece el paripé de las hurtado, ala vamos, ala venimos!!! a ritmo de silbiditos. Siempre igual… un par de temas más y luces arriba, con mejor o peor sabor de boca, esto se acabó. Posiblemente no hayamos hablado de todos los especímenes que pueblan la sala, pero sí hemos dado un buen repaso. Bueno, las camareras están tan buenas como inacesibles son, y por eso no se comentan. Así que cojo este cuerpo desde el que hablo y me retiro a seguir echando birras a un sitio más barato, y sin tanto friqui. O sí.

Vayan saliendo por favor...

Ir al inicio de página...

Comentarios:

k bueno k alguien escriba cxosas asi, felicidades muy buen articulo.
desde mexico,Saludos

Lo dijo Diana el 08.09.2007 a las 20:22

Yo una vez encontré un ser venido de otro mundo con camiseta verde jade (ese que no puedes combinar con nada), mallas, pelo tazón (llevando una cinta de esas estrachas en este), unas gafas de pasta (pero de montura transpartente y enormes, vintage que te cagas), deportivas, una cara de jugador de WOW que no se la aguantaba y constitución bastante enclenque.

Supongo que la electrónica y los extraterrestres siempre han ido de la mano.

Lo dijo Knuckle el 15.11.2007 a las 22:36

despues de 3 horas escribiendo eso dudo que te vayas a ningun sitio a birrear pq seguro que no tienes amigos xD

Lo dijo Gabi el 20.11.2008 a las 02:06

uyyyy! 3 horas, ójala nos costara sólo 3 horas, esto nos cuesta muuuucho más, días, semanas, si nos costara 3 horas haríamos más… ah! no vamos a birrear ni tenemos amigos porque somos abstémicos y asociales.

Lo dijo Antoñita la Fantástica el 22.11.2008 a las 15:29

jajjajaja… muy bueno y sociologico..xdddd

mola ver la fauna y flora que te encuentras por ahi….. todos y cada uno muy bien ilustrados… si señor

saludos

Lo dijo LLANTER el 02.07.2009 a las 02:27

Deja tu comentario...