Resumen Primavera Sound 2007. Los descubrimientos.

banner_primavera.jpg
p1000753.JPG

Penúltimo capítulo del macro reportaje alababarada sobre el Primavera Sound 2007.
Este dedicado a los descubrimientos: grupos que sonaban mientras pasabas por ahí y valió la pena quedarse; otros que lees una reseña, te pica la curiosidad y resulta que te gustan; o simplemente grupos que aún sabiendo que existían no les habías prestado el más mínimo interés, y te equivocabas.

Aquí están recogidos.
Por Acid Queen y Maiquel Nait.


THE GOOD, THE BAD AND THE QUEEN (descubrimiento relativo)
p1000778.JPG
Curiosa e interesante propuesta del tipo All Star. Casi que nombrando la procedencia de sus componentes podría definirse muy bien: Blur, Gnars Barkley, The Verve, Fela Kuti y The Clash. Con una puesta en escena de cuento de Dickens (un inmenso grabado de una calle, muy siglo XIX, virado en grises y azules sirvió de fondo al espectáculo), con aire de pequeño teatro ambulante, con cada músico iluminado en blanco y desde el suelo. Las canciones interpretadas como pequeñas piezas de trovador errante. Albarn al piano y con sombrero de copa y Simonon con ese bajo vibrante y maestro, y ese bailecito que parecía que el tiempo no había pasado por él. Un buen espectáculo que se vió ensombrecido por un volúmen excesivamente bajo, y la constante interferencia del resto de escenarios que no cesaron en el intento de convertir un instante delicado en un auténtico infierno. Un cero para la organización por ello.
A.Q.

La propuesta en directo está muy bien: decorados, muchos músicos, cuarteto de cuerda, y Damon Albarn bien al piano bien paseándose, y poniéndole ganas. Como muy de teatro del s. XIX y un punto de cabaret. La lástima es que fallen las canciones, a las que les falta algo. En vivo suben algo de nivel, pero se les debe exigir más.
M.N.

PARENTHETICAL GIRLS
p1000471.JPG
Es extremadamente delgado, frágil y andrógino, histriónico y teatral al máximo, nervioso y posiblemente maniático. Habla como Brian Molko y canta como Brett Anderson, y disfraza sus hermosas canciones de emotiva experimentación y misticismo infantil. Se llama Zac Pennington, y está llamado a ser un ángel chalado y de gran talento. Imprescindible no perderle la pista.
A.Q.

Un punto teatrero y bastante histriónico. Puede gustar y embriagar tanto como irritar y ponerte de los nervios. La puesta en escena es curiosa, con sus trajes, su batería minúscula con platillo hecho polvo y el punto naïf de incluir xilófono de verdad. “The Weight she fell under” candidata a canción del año.
M.N.

CHROMEO
p1000650.JPG
Propuesta sencilla pero resultona la de Chromeo. Dos tipos: uno, gordito en bermudas y gorra de visera, rodeado de aparatitos y micrófonos mágicos, y el otro, más alto y disfrazado de Lenny Kravitz versión extrarradio, cantando y tocando una guitarra de metacrilato con forma de flecha. Con todo, el secreto está en las fuentes en las que beben: el disco sound de los 70, el funk disco, el p-funk y el sonido Minneapolis (mucho Prince tiene Chromeo). Ahí es nada. Eso y unas bonitas canciones y una simpática puesta en escena, hacen del dúo una auténtica máquina de música para bailar.
Muy simples y muy divertidos. Y si controlas un poco este tipo de sonidos, es inevitable jugar a descubrir las melodías o los arreglos, apropiados debidamente de entre los mejores momentos de la historia de la música de baile.
A.Q.

Apuntar que para ser sólo dos en directo ofrecen bastante: uno de ellos con guitarra o bajo y voz y el otro tocando multitud de teclados,algunas percusiones y haciendo efectos de voz en vivo. Vamos, que no se limitan a darle al play y cantar.
M.N.

BATTLES
p1000857.JPG
Otra de las grandes sorpresas de este Primavera. Battles son difíciles y arriesgados al principio, pero al tiempo inmensamente atractivos. Como Auger y su jazz progresivo en los 70, Battles combinan los ritmos exactos y vertiginosos, con el rock progresivo y una disciplina de trabajo que les lleva a encajar cada instrumento en cada pieza, como cuadrículas nerviosas de extraordinaria fuerza. Con instrumentos de verdad pero con la precisión de una computadora, lo de Battles es una propuesta muy original, y un espectáculo sublime y adictivo. Fantásticos.
A.Q.

GRIZLLY BEAR
p1000804.JPG
Propuesta de belleza poderosa, emotiva y sensible la de la banda neoyorkina. Experimentación folk, con actitud jazzística y lisergia progresiva. Unas voces exquisitas (lo del bajista/flautista/corista, aniñado y andrógino es inconmensurable), y un dominio de los sonidos, los instrumentos y el equilibrio o no de cada cosa, que llega a poner los pelos de punta. Grizzly Bear es una gran banda, y merece ser conocida por el público más arriesgado y exigente.
A.Q.

ONE-TWO
p1000606.JPG
En realidad no es nada nuevo: powerpop y juegos electrónicos, una fórmula sencilla. Lo novedoso es tropezarse con algo así en un festival de vocación intelectualoide y postrockera. Y si a eso le añades un excelente sonido, unas canciones redondas y un caudal energético que ya lo quisiera para sí cualquier cabeza de cartel, el resultado es una muy buena nota, y el deseo de que sigan creando estribillos contagiosos y pop mayúsculo.
A.Q.

GIRL TALK
Un exbiólogo se deja su prometedora carrera como tal y se dedica en cuerpo y alma a su pasión por el sampler y la música. Esa es la historia de Girl Talk, nombre tras el que se esconde este curioso señor, amante del hip hop, los ochentas y hacer bailar a la gente. No vimos mucho de su “concierto”, pero sí lo suficiente para ver que (teniendo fuerzas) puede ser de los espectáculos más divertidos del planeta. Sobre bases hip hop (generalmente, aunque las va mezclando) va metiendo con su portátil, sampler tras sampler, capas de sonido para ir creando canciones que mutan sin parar y hacen bailar al más muermo. Lo divertido es que es capaz de construir canciones con samplers de todo tipo, desde los pixies a missy elliot y a la payasa de Avril Lavigne esa. Y venga jugar con las canciones y con su performance: ahora la acelero, ahora le meto un nuevo sonido, ahora le meto un efecto a la voz, ahora tiro confetti, ahora hago el pino, ahora meto un riff guitarrero y me tiro del escenario abajo…
M.N.

Ir al inicio de página...

Comentarios:

Estoy de acuerdo con todo menos con Battles a los que tendré que volver a escuchar, a ver si era obcecación….
Los One-Two, los más bailongos, sin duda…. éxito seguro en cualquier fiesta.
La canción de Stolen Children de los Parenthetical Girls también se sale.

Lo dijo La gatita norte el 11.06.2007 a las 22:32

fruitime la verdad es que todo lo que dices es muy interesante, deberías hablar con mi tostadora.

Lo dijo Antoinette. el 10.02.2013 a las 22:28

Deja tu comentario...