Querida Olvido

alaska.jpg

Querida Olvido:

Aunque lógicamente lo ignore, usted y yo nos conocemos desde hace muchos años. Dudo mucho que pueda encontrar mayor seguidor de su carrera artística y personal, que este humilde fan. Tengo todos sus discos en ediciones originales, he disfrutado de su presencia sobre un escenario con Pegamoides, con Loquillo, con Dinarama y con Fangoria. Fui un adolescente pegado al televisor cada sábado por la mañana para ver brillar su bola. He sido internauta fanfatal en su web cuando existía, y coleccionista de sus singles flexibles de versiones eternas y duetos imposibles. He adorado su atrevimiento, su dialéctica, sus cambios de imagen y su mente abierta. Y he compartido con humor, de Camilo a Camela, muchas de sus provocadoras reivindicaciones.

Pero hoy me dirijo a usted con estas letras, surgidas desde la decepción más definitiva y sí, lo reconozco, la mala leche.

Por todos es conocida mi opinión en esta web sobre su último disco y la gira posterior. El Extraño Viaje disfrazó con arreglos bakalas la ausencia de ideas y lo que es aún peor, dejó patente su hambre de éxito a bajo precio creativo. Un logro sólo superado por el espectáculo zafio y ramplón que le sirvió de apoyo en una interminable y omnipresente gira. Lejos de Una temporada en el infierno o Naturaleza muerta, por citar dos de sus mejores trabajos más recientes, la trampa estaba tendida y el efecto no tenía marcha atrás. Como el de esa pastilla que simula tomar, mientras revisa en su espectáculo al inexplicable Chimo Bayo y su mierda multimillonaria con más vidas que un gato.

Debí haberlo supuesto el día en que conocí a Mario, ese marido postizo con forma de espantapájaros de Max Factor. O cuando supe de sus colaboraciones magistrales en la radio de los obispos. Pero ha sido ahora, precisamente ahora, cuando siento la necesidad de despedir a este fan suyo que llevo dentro, no sin antes despacharme a gusto y con efecto retroactivo.

Porque el espectáculo vertido hace unos días en el Baile de la Rosa (un ceremonial ridículo que se celebra anualmente en ese país-tapadera que chupó la sangre de Grace Kelly hasta matarla), fue realmente repugnante. Y que ustedes, con Pedro Almodóvar al frente, se prestaran a semejante pantomima, aún lo fue más. Me pregunto qué pintaba Mario allí, si en tiempos de la movida el pobre aun soñaba con ser Ana Torroja. Qué espanto. Y que espanto aun mayor, descubrir el otro día que ha inaugurado con su marido de usted, un blog cerrado donde amenazan con contar el día a día de su glamorosa existencia y su enriquecedora vida interior. El interesante espacio está además, adscrito a Libertad Digital, el megáfono fascista de ese indivíduo antilíbido llamado Jiménez Losantos, al que usted parece adorar. Qué digo espanto, asco más bien es lo que me produce observar su definitiva alineación junto a la división de honor de la delincuencia mediática y el populismo miserable.

Es por eso que hoy me dirijo a usted con estas letras, surgidas desde la decepción más sangrante y sí, lo reconozco, una mala leche sin marcha atrás posible. Espero, querida Olvido, que todo esto le acerque a un nuevo público y la conversión merezca la pena, porque yo, por la parte de viejo fan que me toca, me siento muy lejos, definitivamente lejos. Tanto como para sacar el socarrat que hay en mí, y colocar su retrato boca abajo para siempre.

O eso, o que tengo cosas mejores que hacer.

Ir al inicio de página...

Comentarios:

Menuda movida pero de bufones de corte que se llevó Almodóvar… Todo por la pasta!

Alaska podía haber cantado junto con su Nancy Rubia plegarias atendidas, no?

“Todo lo que hice por amor hoy lo hago por dinero… Tantos años rechazando lo que ahora estoy rogando…”

Lo dijo Phusa el 24.04.2008 a las 12:18

acid, me siento muy identificado….

Lo dijo guau el 24.04.2008 a las 13:47

Foc al clero, foc a la monarquia i a tod@s l@s que lo apoyan.

Lo dijo Lola el 06.05.2008 a las 19:05

Totalmente de acuerdo, además yo ya no se si es porque le he cogido manía o que pero en el forward sonaron a principiantes total, la música sonaba cutre, nada trabajada, con ritmos bakalas más que fáciles, de verdad que horror.
Es una pena que no se de cuenta de que está perdiendo a sus más leales seguidores, supongo que se dará cuenta cuando ni dios compre sus discos, pues los seguidores de ahora no lo son tanto como para gastarse un duro en un CD. Al final notará las consecuencias.

Lo dijo gatita norte el 12.05.2008 a las 11:57

Deja tu comentario...