Los 30 años maravillosos años de “Songs In The Key of Life”

Fue hace 30 años. En el otoño de 1976, Stevie Wonder publicó “Songs in the key of life”. Tras el revolucionario “Music of my mind” (1972), que supuso un giro personal en la carrera del joven Stevie y abrió puertas a la evolución del r&b, introduciendo por vez primera los sonidos de los sintetizadores Moog , se sucedieron obras tan capitales como “Talking book” (1972) y ese irresistible “Superstition” tantas veces copiado y sampleado, “Innervisions” (1973) con la versión original del “Higher Ground”, que muchos años después serviría de trampolín a unos buenos alumnos suyos llamados Red Hot Chili Peppers, y Fulfillingness’ First Finale” (1974). Todas obras capitales y muy personales, entre ritmos trepidantes y feroces, sensibles medios tiempos, y una evolución en el uso humanizado y caliente de la electrónica, en paralelo a un cada vez mayor compromiso social y político.
wonder.jpg

Años de gran inspiración que culminan, bajo la recelosa mirada que los directivos de la Motown preocupados por su escandaloso activismo político, inversamente proporcional a la descendente comercialidad de sus últimos discos, con el lanzamiento de su obra más ambiciosa: el doble Lp “Songs in the key of life”. Mucho menos electrónico que sus predecesores, el álbum derrocha soberbias melodías y cualidades vocales de su autor, hasta entonces desconocidas. Arreglos orquestales heredados de los mejores Beatles, exquisitos flirteos con el jazz (“Sir Duke” es un homenaje a la memoria de Duke Ellington, fallecido un par de años antes), arrolladoras secciones de viento, revolucionarias combinaciones gospel (la tremenda “Pastime paradise” que volvería a ser un éxito años después de la mano del rapero Coolio, en la banda sonora de “Mentes Peligrosas”)… Todo combinado con melancolía autobiográfica: memoria de infancia perdida (hay que recordar que Wonder fue una gran estrella infantil, Little Stevie, manipulada y exprimida hasta finales de los 60), la soledad del ghetto y las generaciones frustradas, muy en sintonía con su filosofía personal.
 

Songs in the key of life”, es sin duda una obra fundamental para entender la evolución de la música moderna y por supuesto, de la música negra. Y su influencia en las generaciones posteriores, desde el pop hasta el rap, es incuestionable 30 años después.

Ir al inicio de página...

Comentarios:

es raro que another star que fue una de las màs sonadas en su momento y tambièn premiada haya sido relegada despues casi al olvido al igual que la joya que es ngiculela
saludos

Lo dijo reyes el 21.09.2007 a las 03:44

Deja tu comentario...