Los 20 mejores álbumes del 2008. Según nosotros

Aquí la lista de los 20 mejores álbumes del 2008. Pocas sorpresas y muchos discos de debut (¿tendrán continuidad?). No son todos los que están, ni están todos los que son, pero para nosotros, esto ha sido lo mejor del año.

1. TV on the radio – Dear Science

dear-science2.jpg

TV on the Radio consiguen el número 1 de los discos favoritos de alababarada de 2008 con un disco que, partiendo de las premisas lanzadas en sus anteriores trabajos, busca nuevos horizontes y nuevas formas de expresión. Más melódico, más asequible e incluso más bailable, Dear Science puede conseguir nuevos adeptos para la causa, y que otros abandonen el carro. La producción vuelve a ser espectacular, con unos juegos de melodías, de percusiones y de voces brutales, y las canciones están a la altura sin duda, sin repetir clichés y sin que suenen a deja vu entre ellas; TV on the Radio han perdido aspereza y velocidad, pero han ganado en melodía y arreglos vocales. Y el disco da para bailar, para escuchar y para abrazarse. Todo en uno. Repleto de ese tipo de canciones que sólo ellos componen. Que no se lo pierda nadie.

2. Portishead – 3

portishead3rd.jpg

Una de las grandes noticias de 2008, musicalmente hablando, fue sin duda el retorno de Portishead. Tras años de espera y rumores cotidianos de reunión, por fin este año vio la luz el tercer álbum de la banda de Bristol. Con un nombre tan claro como sencillo, sin embargo esconde tras de sí una vuelta de tuerca al sonido Portishead. Cuando podríamos esperar un retorno fácil, un nuevo Dummy, lleno de bellas melodías dignas de cualquier campaña publicitaria de postín, nos sorprenden con una colección de canciones duras, ásperas, intensas y cargadas de emotividad. Una producción oscura, un mayor protagonismo de la instrumentación en detrimento de la voz de Beth Gibbons, que por otra parte vuelve a mostrar su capacidad para evocar desde la languidez hasta la rabia, desde el amor hasta el dolor, desde la luz a la oscuridad. Disco de ruptura, difícil, pero de calidad sobrada, que a medida que se escucha te atrapa más hasta no poder dejarlo. Gran retorno.

3. The last shadow puppets – The age of the understatement

the-last-shadow-puppets-the-age-of-the-understatement.jpg

Un spin-off procedente de Artic Monkeys y The Rascals que supera con creces cualquier expectativa depositada en él. Con carácter intrahistórico y atemporal, toma el relevo del Scott Walker más dramático. Un disco en el que no sobra ningún tema, orquestado con aire clásico, pero sin caer en el pastiche. El álbum fue grabado en apenas dos semanas, con las voces de Alex Turner y Miles Kane intercambiadas de manera imperceptible; después se añadieron los arreglos orquestales de la London Metropolitan Orchestra, hasta conseguir piezas de tinte clásico como “Meeting Place”, “Separate And Ever Deadly”, o el single definitivo: “Standing Next To Me”. De lo mejor del año.

4. MGMT – Oracular Spectacular

29397.jpg

El debut de MGMT de la mano de Dave Fridmann, abraza y pone al día la psicodelia de los últimos 60 a través de la electrónica y los trucos de estudio. Armonías vocales y multitud de efectos que no pasarían de ahí de no ser por las estupendas canciones que intentan disfrazar. No solo los tres grandiosos singles (“Time to Pretend”, “Kids” y “Electric Feel”), sino las solemnes “The Youth” o “Weekend Wars”, por citar dos ejemplos de canciones que viajan en submarino amarillo, surcando fluidos rosas hasta alcanzar buenas vibraciones.
Un buen trabajo lleno de colores y sustancias.

5. Santogold – Santogold

santogold-cover.jpg

Un disco repleto de influencias tan distintas que la hacen única. Tecno de los ’80, dubstep, reggae, Bananarama, Pixies… Menos R&B, que ha reconocido odiarlo… Santi White compone, canta y produce un álbum que suena a todo y a nada. Por eso nos encontramos experiencias muy distintas dentro de este disco, pero todas nos encantan: desde su más conocido single “L.E.S. Artistes”, himno a la independencia hasta nuestra preferida “Lights Out”, donde se olvida de la electrónica con riffs de guitarra y voz.
Sin duda un buen trabajo, más allá de ser un hype.

6. American Music Club – The Golden Age

american.jpg

La larga carrera y fructífera de AMC es aval más que suficiente para no sorprenderse por nada. Pero la verdad es que “The Golden Age” es un disco equilibrado y elegante, y esta repleto de canciones delicadas y sobre todo interpretadas con auténtica pasión. Puede que la experiencia sea un grado, pero este punto de inspiración solo es propio de quienes están realmente en una edad dorada. Y canciones como “The decibels and the little pills” o la bellísima “All the lost souls welcome you to San Francisco”, así lo certifican.

7. Death cab for cutie – Narrow Stairs

deathcabforcutie-narrowstairs.jpg

Soberbio. Rock adulto en el buen sentido. Producción del propio Christopher Walla, que supone un auténtico placer de escuchar detenidamente y observar sus infinitos matices sonoros. Canciones que se desarrollan inquietantes por una escalera realmente angosta y complicada, pero en decidido ascenso hacia el mismo cielo. Solo la construcción de “I Will Posses your Heart” hasta que aparece la voz ya revuelve la víscera más adormecida, y cuando ésta entra, deja ver una composición de primer orden que funcionaría hasta desnuda y magullada. Pues así todo.

8. Scott Matthew – Scott Matthew

20080401043820-scott-matthew-scott-matthew-front-cover.jpg

Otra gran revelación del año. Ésta incluso parece de las que perduran en el tiempo y evolucionan con lógica. Scott Matthew cuenta con una voz privilegiada, expresiva y emocionante, capaz de epatar tan solo con la respiración. Y sus canciones son delicadas como juguetes antiguos, pequeñas piezas sin arrebatos ni adornos, pero directas. La instrumentación de pianos cabalgantes, cellos sinuosos, y guitarritas de sedas trenzadas, parece inquietante pero acaba siendo reparadora. No es posible sustraerse a la conmovedora “Abandoned”, o a “Habit”, en la que parece haberse tragado a Elvis (Costello, claro). Y quien adore a Bowie, a Costello, a Neil Hannon, Burt Bacharach, k.d. Lang, o Scott Walker, necesita entre ellos a Matthew.

9. Port O’brien – All we could do was sing

port.jpg

Álbum de debut de los californianos Port O’Brien. Medio disco fue compuesto de pesca en Alaska, y medio en tierra patria en los descansos del trabajo. Ambas partes se notan, sobretodo la primera, en canciones ásperas donde la soledad y los elementos son parte importante de las letras. En resumidas cuentas, uno de los discos de pop-folk más interesantes del año. Con una instrumentación en general sencilla, con melodías que van y vienen y se repiten, y una acelerada percusión marcando el ritmo. Con un aire que a veces recuerda a los Arcade Fire más pletóricos (“I Woke up today”, “Close the Lid”), otras veces invita al recogimiento (“Stuck on a boat”) o a veces simplemente coquetea con la melodía pop perfecta (“The Fisherman’ son”).

10. Gnarls Barkley – The odd couple

gnarls_odd.jpg

“We play old fashioned rock and roll”, gritó Cee Lo al público en su concierto del FIB. Añadámosle un toque importante de soul negrísimo y una pizca de genio; con Danger Mouse como cabeza pensante del grupo, el soul-rock clásico toma nueva forma y adquiere nuevos sonidos y estructuras. Tras su popular anterior trabajo, archiconocido gracias al bombazo de “Crazy”, el dúo americano nos ha presentado un disco que pese a no contar con un hit tan claro (sobretodo para el mercado comercial) cuenta con grandes canciones y una producción de libro. Un álbum que tanto invita a bailar como descosidos como emociona como el que más. Una vuelta de tuerca que hace sonar moderno el sonido negro de toda la vida.

11. Cut Copy – In ghost colours

cc-ghost-sleeve.jpg

Una de las tendencias del año, que ya se empezó a ver hace un par pero que en este queda clarísimo, es la vuelta desacarada a los años 80. Se han recuperado sonidos, instrumentos, efectos y producciones. Se han recuperado camisetas enormes, colores estridentes y zapatillas de piel blanca con cámara de aire. Cut Copy lo coge todo. Desde la producción hasta el sonido puro y duro. Desde los ritmos y estructuras al hedonismo que desprenden. Música para bailar sin más, para disfrutar y ser disfrutada. Con himnos como “Lights and Music” o “Hearts on Fire” que parece que ya habíamos escuchado antes pero nunca habían sonado tan bien. Tan retro como Gnarl Barkley, pero de unas décadas después, e igual de moderno.

12. Grace Jones – Hurricane

grace_jones-hurricane-frontal.jpg

Curioso retorno de una diva: la Jones no ha cambiado el más mínimo detalle de su personalidad original, y sigue excesiva, afilada e inmensamente atractiva. Pero aparece veinte años después reivindicándose a si misma y actualizando su lado más complejo, el de la oscuridad remota, deslizándose agresiva y decadente. Una colección venenosa de canciones difíciles como “Hurricane”(¿no inventó Grace Jones el trip-hop?), paseos por el invierno jamaicano marca de la casa, e incluso un espectacular trallazo de funk-gospel turbio como “William’s Blood”. Y encima cuenta con Tricky y Brian Eno entre sus muchas colaboraciones. A muchos recordará en parte a Massive Attack o al propio Tricky. A tantos como en su momento nos recordó el trip-hop a la ilalterable Grace Jones. Enorme.

13. Adele – 19

adele19.jpg

Tras el triunfo de Amy Winehouse, la puerta se abre a la posibilidad de vender un producto digno y creativo que funcione igual en la BBC6 que en la Cadena 40. Adele es el último hallazgo tras esa puerta. Una intérprete enorme, una voz espectaculármente expresiva y rica, con un repertorio de temas propios producidos por Mark Ronson, que aglutina la herencia del blues, el soul y el pop, con sorprendente personalidad propia y complejidad creativa. La gran intérprete revelación del año, que además ha entrado con muy buen pie en el mercado mainstream, de cuyas fauces esperemos sepa defenderse en el futuro.

14. Spiritualized – A&E

spiritualized.jpg

Desparrame de belleza en este reencuentro feliz de Jason Pierce con las mejores musas. Gospel lisérgico y blues incómodo se alternan en un espectáculo de folk singer de primer orden, con orquestaciones de las que hacen época, coros que no sobreactúan pero engrandecen cada instante que tocan y composiciones imposibles de estropear ni aun poniéndole empeño. Y todo ello perfectamente rematado sin los excesos de trabajos precedentes. Lo mejor de Spiritualized desde hace más de diez años. Por lo menos.

15. Foals – Antidotes

foals.jpg

Parece que una nueva generación de bandas están surgiendo del Reino Unido una vez más. Tras una explosión de un grupo de por allí siempre han aparecido a colación una serie de grupos que sonaban mucho o directamente copiaban al mismo, llegando a saturar tanto al mercado (sobretodo de festivales) como al espectador. Pasó tras la explosión de Franz Ferdinand (aún está pasando), pasó el año pasado tras la fiebre Klaxons-New Rave y pasará el año que viene a saber tras qué. Pocos son los grupos que intentan escapar de esa tendencia pro 15 minutos de fama y suelen ser además los más interesantes. No son Foals o Last Shadow Puppets de lo más interesante que ha surgido del Reino Unido y ha llegado a triunfar? Cogiendo el testigo a bandas como Battles y mezclando sus ya de por sí rotas melodías, han logrado conseguir además canciones con estribillo. Menos experimentales que aquellos, buscando más el pop y la canción tarareable, pero poniéndolo difícil. Ritmos casi africanos, melodías entremezcladas, punteos vertiginosos de guitarras limpias… y un par de himnos que se quedarán en el subconsciente colectivo de 2008.

16. The little ones – Morning tide

the-little-ones-morning-tide-440029.jpg

Otro debut en el largo, tras un par de Ep’s con buena aceptación. Resumiendo a lo fácil, uno de los discos de pop de guitarritas para bailar del año. De los que no decepcionan. Como unos The Shins algo menos atormentados o unos The Spinto Band en buenos. Canciones para disfrutar, repletas de melodías y juegos vocales. Prueba con “Ordinary Song” o “Mornig Tide” si puedes dejar de tararearlas después. Pop del bueno, y con una portada bien chula.

17. The Teenagers – Reality Check

teenagers-reality-check-429407.jpg

Cuando unas cuentas buenas canciones se acompañan de fotos molonas y distribución por Myspace, el efecto viral funciona (son el ojito derecho de los coolhunters) y un grupo como los franceses The Teenagers se dan a conocer. Canciones fáciles de bailar, de corta duración, con un montón de remezclas más bailables todavía y que aparecen en recopilatorios como los de Kitsuné. Un disco fácil de digerir, con sonido sintetizado, y estribillos contundentes que hemos estado escuchando y bailando durante gran parte del año (llevan desde principios de año). “Make it happen”, “Homecoming” o “Starlett Johansson” nos han hecho este año más alegre y llevadero. A ver cuando dejen de ser teenagers

18. Hercules & Love Affair – Hercules & Love Affair

hercules-and-love-affair-hercules-and-love-428768.jpg

El baile como centro de todo, llevado con elegancia y gusto, y tomando prestado lo mejor de cada casa sin ruborizarse demasiado. Una centrifugadora de sonidos clásicos, que consigue con acierto un trabajo efectivo que encuentra sus mejores momentos en la colaboración de Antony Legarthy, quien actúa como revulsivo y dispara lo correcto hacia lo sublime. ¿Serán capaces de darle continuidad caminando por sí mismos? No seamos agoreros.

19. My Morning jacket – Evil urges

evil-urges.jpg

My Morning Jacket han entregado en 2008 un disco difícil debido al cambio estilístico que han introducido. Quien esperara otro It Still Moves u otro Z se habrá sentido posiblemente decepcionado, pero no podrá negar que estamos ante un gran disco. Evil Urges, básicamente, navega por el Rock americano así en general. Esto es, toca todos los palos. Tan pronto Jim James se transmuta en una especie de Prince con falsete incluído (“Highly Suspicious”) como navega entre un mar de electricidad y riffs (“Remnants”) como su voz se desliza entre capas de instrumentos y voces (“Evil Urges”, “Touch me I’m going to scream p.I y II”). MMJ demuestran que están en plena forma, que pocos pueden igualar en calidad sus guitarras y sus voces; que pueden ser versátiles y añadir devotos a su causa; y que, sin aspavientos y sin demasiado poder mediático en Europa, siguen siendo de las grandes bandas de rock americanas de la actualidad. Y en directo, mucho más.

20. Lykke Li – Youth Novel

lykke-li-youth-novels.jpg

La joven sueca Lykke Li ha creado un disco de debut complejo. Canciones disfrazadas de chicle empalagoso, producidas con un sonido que ya hemos recibido con artistas como Feist, que podrían empujarnos atrás… Pero en su fondo, pop sedoso, con pequeños detalles electrónicos, que nos tienen atrapados. Temas como “Dance, dance, dance” o “Little Bit” nos muestran que no es tan simple la cosa. Recomendable, por lo menos.

Ir al inicio de página...

Comentarios:

¿”un sonido que ya hemos recibido con artistas como Feist, que podrían empujarnos atrás”?
Nada podría echarme atrás menos, que el sonido de Feist… Y ya quisiera Lykke Li su repertorio, por cierto.

Lo dijo Acid Queen el 30.12.2008 a las 23:49

Lo que pretendía decir es que algo como Feist, pero mezclado con chicle empalagoso, podría empujarnos atrás. Para mi gusto, las canciones de Lykke Li están mejor producidas que compuestas.

Lo dijo Sr. Crus el 31.12.2008 a las 01:04

Una lista muy apañadita, si señor. Eso si, no hubiera puesto a MGMT tan arriba (aunque eso es más bien porque no puedo abstraerme del recuerdo de su insípido directo).

Por cierto, aquí no aparece pero estoy escuchando el disco de Fleet Foxes después de ver que salía en casi todas las listas de lo mejor del año y es bueno-bueno. Es rarito, con esas melodías vocales y ese rollo entre hippie-espiritual-folkie pero me resulta muy interesante.

Lo dijo Farrah el 31.12.2008 a las 12:30

el de Fleet Foxes está muy bien producido, muy bien arreglado y con unos arreglos vocales de los que no hace nadie más (de ahora, digo), pero a mí me abuuuuurre.

Lo dijo maiquel_nait el 31.12.2008 a las 21:16

y los teenagers son el súmum del feísmo, o sea, lo más moderno de lo más moderno. quién se pide ser el chino para ir al primavera?

Lo dijo maiquel_nait el 31.12.2008 a las 21:19

UMMMM grace por siempre ¡¡ que joya de tia¡

Lo dijo dave el 24.09.2009 a las 01:58

RAY OF LIGHT ¡

Lo dijo Napo . el 05.10.2009 a las 00:15

Great post! I had to comment and let you know that I enjoyed reading your post and added your site into my google rss feed.

Lo dijo google backlinks el 16.10.2009 a las 10:50

Hello blogger i see you don’t earn on your website.
You can earn additional bucks easily, search on youtube for:
how to earn selling articles

Lo dijo NidiaX el 15.08.2017 a las 00:17

Deja tu comentario...