Lo mejor de 2010. Nacional.

Suscríbete a nuestra lista de Spotify, lo mejor de 2010. Estos discos, estas canciones y muchas más.

Los discos…

Pablo Díaz-Reixa ha vuelto a hacerlo. Si conquistó a medio mundo con su “Alegranza” allá por 2007, “Pop Negro” le ha dejado para siempre un hueco en nuestro corazoncito. Pero lo ha hecho todavía un poco más difícil: haciendo un disco igual pero diferente, construyendo la personalidad de un artista de los que hoy nacen pocos. Ha olvidado un poquito el africanismo para encontrarse con el pop más ochentero. ¿O ha cogido las dos cosas y las ha mezclado? Ni idea, pero lo que está claro es que esta vez ha preferido dejar casi en primer plano la parte vocal. Y demos gracias, porque las letras de temas como “Soca del Eclipse”, “Novias” o la misma “Bombay” (ver lista mejores canciones 2010) no tienen desperdicio de tan personales, ácidas y divertidas. Imposible encontrar una etiqueta. Y mejor, que seguro que es eso, por encima de las otras decenas de razones, lo que ha conseguido que nos enamoremos de él y lo situemos en nuestro número uno. TY.

El tercer disco en castellano de Standstill se puede definir de muchas formas, pero en casi todas ellas estarían las palabras riesgo y ambición. Riesgo por presentar, en plena “crisis de la música”, un disco compuesto por 3 EP’s ( y la primera edición además con cajita de cartón decorada a mano), con un estilo que les aleja de lo que les hizo “grandes” dentro de la escena nacional con sus anteriores trabajos. Aquí los guitarrazos y subidones de electricidad se ven superados en número y presencia por momentos más acústicos, relajados y hasta orquestados. Y ambición, precisamente, por todo eso: por atreverse a hacer lo que les ha apetecido, por presentar un triple disco conceptual, que cuenta una historia que empieza con la muerte y termina con la vida; con canciones y melodías que vienen y van, que vuelven y que mutan en otras; con paisajes electrónicos e instrumentales que enriquecen y lastran el conjunto del disco; por añadir voces grabadas, tubas, violines, percusiones dobles, samplers y aún así seguir sonando a ellos mismos, y a nadie más. Bravo. MN.

La vuelta de Astrud se ha hecho esperar mucho tiempo, y si bien cabía esperar un nuevo disco de canciones nuevas y maravillosas, esta vuelta viene de la mano de un curioso proyecto que les aleja definitivamente que cualquier posibilidad rentable comercialmente, pero les acerca a universos arriesgados y excitantes. Manolo y Genís, acompañados del Col•Lectiu Brossa (violines, viola, marimba, acordeón y vibráfono), repasan algunos de sus mejores temas, con nuevos arreglos y nueva actitud. Mucho más que un disco de nuevas versiones (por eso aparece en nuestra lista), “Lo Nuevo” suena a punto y a parte, y a proyecto de futuro lleno de gratas sorpresas. Y siguen siendo únicos como siempre y más valientes que nunca. AQ

Con su segundo disco los murcianos Klaus & Kinski se consolidan como uno de los grupos más originales e interesantes del panorama patrio y dan la razón a todos aquellos que tuvimos fe en que serían algo más que un grupo revelación. En “Tierra Trágalos” son capaces de mezclar con toda impunidad sintetizadores ochenteros, pasodoble, bossanova, noise pop y otras hierbas musicales, trazando un recorrido sorprendente con cada uno de sus temas. El ecléctico y resultón conjunto se adereza con una estupenda producción de Alejandro Martínez, unas letras cada vez más irónicas, cómicas y retorcidas y la particular voz de Marina brillando más que.nunca. Podemos decir que si “Tierra, trágalos” fuera una persona, sería el típico loco encantador aquejado de un trastorno de personalidad múltiple. FF.

El nuevo disco de Nadadora los ha catapultado a la primera división del indie patrio en 2010, y lo mejor de todo, sin venderse a nadie y sin dejar de sonar a ellos mismos. En pleno revival del twee pop, del shoegaze y del pop con sonido noventas (con los Pains of Being Pure… a la cabeza), Nadadora vuelve en el momento justo, con las canciones adecuadas. Porque grupos que suenan similares los hay a patadas, pero que destaquen, pues no. Y si eres capaz de presentar canciones como “Sara dice”, “El sueño ardiendo”, “Siempre” o “Julie Christie”, te mereces estar arriba. MN.

Los Planetas nos han presentado en 2010 un disco que podríamos considerar “de transición”, ya que aglutina en él algunas canciones (y qué canciones) ya editadas anteriormente, lo que lastra un tanto el conjunto del disco. Y también presenta varias ideas acerca del sonido actual (y sobretodo futuro) de los granadinos: el pop planetario de siempre, el sonido psico-aflamencado que tan buenos resultados les dio en su anterior disco, y una tercera vía, la de la experimentación, que nos dice que, al menos, siguen sin acomodarse. No es el mejor disco de Los Planetas ni de lejos, pero ya le gustaría a cualquier banda sacar un disco tan completo y tan repleto de hits, de sonidos y de ideas, desde la copla con base kraut, a las sevillanas con sonido New Order, versos del Corán sobre base electrónica oscurísima, reproches a lo Pimpinela en clave POP en mayúsculas, o quejíos del ya añorado Enrique Morente sobre improvisaciones de base flamenca pero formas rockeras. El que tuvo, retuvo. MN.

Con “LP2″ y su estupenda portada obra de Joaquín Reyes, Los Punsetes mantienen alto el listón de su debut así que encontramos de nuevo las mismas letras ácidas y pesimistas (porque la mala leche es necesaria en este mundo) y las melodías punk que convierten a sus canciones en bombas de relojería de combustión instantánea. Eso si, en este segundo disco el sonido es más limpio y las guitarras parecen haber ganado protagonismo, todo suena más pulido y certero como consecuencia, seguramente, de haber abandonado la autoedición y pasar a grabar bajo la batuta de David Rodríguez. Los madrileños siguen hablándonos de lo cotidiano y se ríen de los clichés de la “postmodernidad” con una sonrisa de esas que hielan la sangre porque en esencia son como el filo de un cuchillo: cortantes pero brillantes. FF.

Si me dicen hace un tiempo, que un bucle repetido hasta la saciedad iba a cautivar mis oídos sin renuncia posible, no lo hubiera creído. Pero lo cierto es que “Subiza”, el primer largo de Delorean en muchos años (“Ayrton Senna” fue un EP), coloca a la banda de Zarautz a la altura de Animal Collective, pero volcados en la música de baile. Evolucionan y superan la discoteca post punk y se convierten en una abrumadora enciclopedia de los ritmos más bailables de las últimas décadas (house, techno, eurodance, latin), presentada el clave pop entre exultantes melodías y sólidos estribillos. Y todo con la espectacular producción de Chris Coady (TV On The Radio, !!!). Desde el “Technique” de New Order, que no escuchaba nada con tanta clase. AQ.

Tras su exitoso debut, cambios en la formación y años de espera sin saber si por fin los gallegos editarían su segundo largo, podemos decir que ha valido la pena esperar. Lejos de amedrentarse o buscar un recurso fácil por la víad el hit o apuntarse al pop con reminiscencias shoegaze tan de moda por el mundo, prefieren ir a lo suyo y mostrar galones. 30 aceleradísimos minutos con algún pequeño resquicio de calma, donde Isa y Rodrigo se lucen a base de bajos contundentes, guitarrazos a tope de distorsión y sus ya características letras crípticas, provocativas e ingeniosas. Con temazos llenapistas como “De la monarquía a la criptocracia” a ejercicios de estilo de los que crean pogos en los directos (Amigos del género humano) finalizando con el mantra religioso de “Año Santo”: Es como un río de agua viva en mi ser. Se les suben en la chepa a medio Pitchfork, anda que no. MN.

Julio de la Rosa es una de las debildiades de parte de los miembros de Alababarada, lo reconocemos. Seguimos diciendo que es uno de los compositores más infravalorados de la escena, pero mientras tanto,seguimos disfrutando de sus canciones. Si en su anterior trabajo nos regaló una serie de canciones donde contaba historias y nos presentaba personajes, en “La herida universal” parece que las historias surgen de sí mismo, en primera persona. Sus canciones siguen estando impregnadas por un toque mediterraneo y un punto Calamaro, como en su anterior disco, pero aquí se hacen abiertamente más pop, con momentos para la introspección y también para la luz y el baile. MN.

Uno de las pequeñas grandes maravillas del año surgidas aquí en Valencia. A mi juicio una banda inclasificable, Mr. Perfumme y La Hermandad de la Alimaña, practican folk mediterráneo, pop de taberna, pero sobre todo, buenas canciones, ironía y poesía crepuscular. En sus historias cantan a putas, vaqueros urbanos, futolistas conversos, petirojos… un sinfín de personajes que habitan en su imaginario de elegante decadencia post. No sabría cual elegir como single, hay tantas, “Zidane”, “Suicidios”, “Resulta”, … Sin duda una de las propuestas más interesantes del panorama nacional. ALF.

Según fuentes oficiales, Azulito ha decretado el estado de alarma con el objeto de militarizar al miembro del colectivo que estos días ha abandonado su puesto de comentarista musical, provocando así, no el retraso en la publicación como otros años, sino la publicación incompleta de estas tradicionales listas que tanto gustan a niños y niñas, y que el recto Azulito tiene a bien amparar bajo su entrepierna. Las citadas fuentes aseguran un pronto reestablecimiento del orden.

Los descubrimos tarde pero por suerte los descubrimos. Pony Bravo son una de esas rarezas que enriquecen la escena pop nacional, y que ganan adeptos con la misma facilidad con la que hacen huir a otros tantos. Son tan difíciles de describir (psicodelia cañí?) como difícil debe ser componer sus canciones. Capaces de versionear a Manolo Caracol en “Ninja de Fuego” o musicar los efectos de una noche dándole a los psicotrópicos naturales “Noche de setas”. Rock, psicodelia, letras entre el costumbrismo y la brillantez “qué bonito está el monte apagando la luz del coche”, pasando por la locura y el humor sin más. Y libertad, mucha libertad. Ojito a los carteles que se curran como promoción: enormes. MN.

Tras desaparecer Migala, Abel Hernández se dio a conocer como cantautor bajo el nombre de El Hijo (Abel significa eso en hebreo). En este “Madrileña”, su estilo se desmarca un tanto de otros cantautores contemporáneos, con los que fácilmente se le puede comparar. Lo que más destaca de El Hijo sin duda es la voz, rotunda, grave y cálida, y la producción del disco, donde instrumentos de percusión africanos (xilófonos de madera, tambores, platillos,…) visten y dan color a canciones que hablan de sentimientos y de historias, en general, tristes. Ahí están “Balada Baladí”, “La palmera” o “Quebradizo y transparente” para atestiguarlo. MN.

Según fuentes oficiales, Azulito ha decretado el estado de alarma con el objeto de militarizar al miembro del colectivo que estos días ha abandonado su puesto de comentarista musical, provocando así, no el retraso en la publicación como otros años, sino la publicación incompleta de estas tradicionales listas que tanto gustan a niños y niñas, y que el recto Azulito tiene a bien amparar bajo su entrepierna. Las citadas fuentes aseguran un pronto reestablecimiento del orden.

Reconozco que las canciones y la interpretación de las hermanas Álvarez, esa aureola infantil y atemporal de cajas de música y nubes de algodón, puede crispar hasta al más paciente. Pero lo recomendable es dejarse llevar por ese universo y descubrir la riqueza sonora y poética que contiene. Porque pasada lo primera prueba lo inevitable es rendirse ante canciones como “Un Muelle” (ver lista de mejores canciones de 2010), y esos arreglos entre el jazz decadente y la fanfarria de cámara que son ya marca de la casa, y rendirse ante pequeños versos como “Tú que me aliñas como una ensalada / y me lees como el poso del té. / Tú que vuelves mi ombligo la cuna perfecta / donde duerme tu dedo la siesta.” Yo es que soy superfan. AQ.

Según cuenta el propio Guille Mostaza en su blog, la gestación de “Cardiopatía severa” estuvo llena de complicaciones principalmente porque su grabación se desarrolló en varias ciudades (entre ellas Sofía para grabar con la Orquesta sinfónica de Bulgaria) pero después de un parto difícil y costoso, el resultado es un disco de auténtico pop, brillante y fresco enriquecido con arreglos orquestales y colaboraciones diversas (Cristina de Clovis, Noni y Ale de Lori Meyers, Javier Sánchez de Ama y La Buena Vida y J de Los Planetas). Las letras del disco se recrean, sin aburrir, en los avatares y penalidades que acaecen a los corazoncitos humanos y en él encontramos canciones-joya como “Cerca” o “Mientes” (canción que cuenta con la colaboración de J, vocalizando como nunca en su vida). Aunque la frasecita os suene muy manida, se puede decir que “Cardiopatía severa” es el disco de madurez de Ellos. FF.

Descubrimos a Betunizer por casualidad en un concierto y desde entonces tuvimos una especie de epifanía: ¿qué coño era eso tan demoledor, y por qué nos gustaba tanto, con lo gafapastosos que hemos sido siempre?. Desde algo muy básico, guitarra, bajo y batería, llegan a algo aparentemente complejo y geométrico. Ritmos sincopados, mezcla entre el punk, noise, incluso tropicalismo aderezado con letras ininteligibles. Un disco grabado en directo, para captar toda esa agresividad y derroche energético que demuestran en los conciertos. Betunizer merecen estar aquí por su propuesta distinta y arriesgada, y por la capaciad que tienen de llegar a extraños y ajenos al punk. ALF.

Un año más los mutantes sacan un gran disco, esta vez con el riesgo de ser su primer disco después de abandonar su discográfica de toda la vida, Astro, y además probar con la autoproducción. El resultado es de nuevo un buen disco fiel a su sonido inconfundible, guitarras a lo Pixies y arrebatadores cambios de ritmo. No revolucionarán el panorama nacional ni lo pretenden, pero nunca fallan. ALF.

Tras editar una serie de EP’s e incluso discos en pequeñas discográficas, al fin Ornamento y Delito, uno de esos nombres del “underground” madrileño (aunque ellos son vascos) que más sonaban y que más ganas teníamos de
escuchar en “buena calidad” editan un LP en discográfica de verdad, producidos por Abel Hernández. En este disco recuperan alguna de sus grandes canciones ya incluídas en trabajos previos como “Madrid”, posiblemente su gran “hit” junto a “Extrarradio”, no incluído aquí. La producción de Abel Hernández ha pulido su sonido, ha rebajado un tanto el tempo de las canciones y ha hecho que la voz principal suene más grave, pero sin quitar un ápice de las características de su sonido, y consiguiendo que el disco gane en homogeneidad pese a ser tan variado. Ojito a temas como “La Policía”, “Canción de la Muerte” o “Madrid de los Austrias” . Darán que hablar. MN.

…y las canciones.


Imagen de previsualización de YouTube

Resulta alentador observar como tras tantos años de carrera, y encumbrados en lo alto del panorama pop nacional, Los Planetas sigan buscando nuevos sonidos y nuevas posibilidades de reinvención. Si bien “Una ópera egipcia” no será recordado como uno de sus mejores discos, podemos estar contentos con que sigan creando canciones como esta (que inicialmente se compuso y ofreció a Nacho Vegas y Christina Rosenvinge). Un duelo de reproches al puro estilo “pues anda que tú” entre Jota y La Bien Querida, con un estribillo resultón y un final a dos voces sencillamente fantástico. Y suena a Planetas sin sonar a Planetas, o todo lo contrario. Lo cual, desde luego, les hace sumar todavía más puntos. MN.


Imagen de previsualización de YouTube

“Me voy a inventar un plan para escapar hacia delante” canta Enric a ritmo de palmas al comienzo de la canción. Un plan de huída de relaciones familiares y sentimentales que no funcionan; una canción que empieza como cualquier cosa y termina estallando en pura intensidad y emoción, en puro subidón marca de la casa y en catarsis de instrumentos, coros y ahahahs. Temazo de tomo y lomo que da nombre al disco, y declaración de intenciones de la banda, avanzando hacia deltante en estilo, concepción y riesgo. MN.


Imagen de previsualización de YouTube

Según fuentes oficiales, Azulito ha decretado el estado de alarma con el objeto de militarizar al miembro del colectivo que estos días ha abandonado su puesto de comentarista musical, provocando así, no el retraso en la publicación como otros años, sino la publicación incompleta de estas tradicionales listas que tanto gustan a niños y niñas, y que el recto Azulito tiene a bien amparar bajo su entrepierna. Las citadas fuentes aseguran un pronto reestablecimiento del orden.


Imagen de previsualización de YouTube

Dentro del badulaque de estilos musicales que es “Tierra Trágalos”, “Forma, sentido y realidad” suena a canción disco de esas que grabábamos en casetes siendo adolescentes. El mérito del grupo murciano es que la canción no sólo no resulta sonrojante sino que se constituye como un gran tema porque la extraña amalgama del sintetizador y la letra surrealista sobre el absurdo, funciona perfectamente y encima se puede bailar. La canción tiene un estupendo video dirigido por Luis Cerveró (realizador habitual de videos del indie español) que, sin duda, suma puntos al conjunto. FF.


Imagen de previsualización de YouTube

Potente pero dulce canción guitarrera cuyo sonido recuerda mucho a Los Planetas en su versión más clásica. El juego de voces chico/chica es de lo más resultón para una letra que es terriblemente romántica con frases del tipo “quiero adorarte siempre y quiero ser tu mala suerte”, todo muy dramático pero muy bonito. FF.


Imagen de previsualización de YouTube

Uno de los dos temas nuevos que incluye la última aventura de Astrud. Se trata de un retrato de Adrià, uno de los miembros de Col•lectiu Brossa. Una reflexión no exenta de surrealismo sobre lo nuevo y lo viejo, que cuadra a la perfección con el universo Astrud, y suena a folk de cámara… “Hay un hilo secreto, / e invisible de tan fino, / y yo quiero ser aguja / y yo lo quiero hilvanar. / Porque lo viejo es lo nuevo / y lo culto popular, / y yo ya lo he comprendido, / de la faradindondá”. Qué valentía la de Astrud: con joyitas de este tipo peligra la fidelidad de buena parte de su público. Y es que aquello de “bailandobailando”, sí se ha quedado “viejoviejo”. AQ.


Imagen de previsualización de YouTube

Las letras siguen siendo la baza fundamental de Los Punsetes: “Todas las pequeñas cosas que te hacen brillar / aunque las enumerara no las puedo copiar. / Aunque las llevara puestas nunca irían conmigo / yo no tengo las respuestas, yo no tengo estilo. / Sin duda alguna la belleza está en el interior / pero a algunos les asoma y a otros no / Yo no es que gane desnudo, es que pierdo vestido / yo no estoy en tu cabeza, yo no tengo estilo / Las formas y colores de esas camisetas / a las chicas los Ramones se les pegan a las tetas“. Sentido del humor, y una especial agudeza para describir conceptos comunes y convertirlos en objeto de estudio. Genial. AQ.


Imagen de previsualización de YouTube

Las canciones de Triángulo de Amor Bizarro se suelen describir en 2 grupos de 2 elementos: rápidas y lentas, canta Rodrigo, canta Isa. Esta pertenecería, por lo tanto, a la coordenada “rápida cantada por Isa”. Y además poseería el agregado de “temazo”. Esto es, una de esas canciones que desde el principio se te queda pegada, que te hace vibrar como pocas, que te hace levantar los cuernos hasta en el autobús, y que en sus conciertos crea la locura y el karaoke a pleno pulmón. Un bajo a todo trapo, guitarras saturadas, bien de distorsión y ritmo, y una melodía que se pega con una letra made in TAB de las buenas. Y el momento “arréglame” de los que levantan a un muerto. MN.


Imagen de previsualización de YouTube

Una de las mejores canciones del disco de Perfummito. Refleja ese ambiente de vaquerismo urbano decadente que embriaga todo el disco. La interpretación a dos voces entre el Sr. Perfumme y Miss Mirona le da un punto melancólico que refuerza el espíritu de desencanto de la letra. ALF.


Imagen de previsualización de YouTube

Julio de la Rosa ha vuelto a lo grande con un disco en que por fin parece haber encontrado el equilibrio entre lo que fue y sus devaneos calamarescos. Fruto de esta unión encontramos “El Traje”, una canción sobre el desamor y el desengaño, que funde el espíritu mediterráneo con el latino, en una especie de samba invadida por el derrotismo propio de su autor. Julio vuelve a demostrar lo gran compositor que es, con un texto maravilloso y llena de ironía. ALF.


Imagen de previsualización de YouTube

Según fuentes oficiales, Azulito ha decretado el estado de alarma con el objeto de militarizar al miembro del colectivo que estos días ha abandonado su puesto de comentarista musical, provocando así, no el retraso en la publicación como otros años, sino la publicación incompleta de estas tradicionales listas que tanto gustan a niños y niñas, y que el recto Azulito tiene a bien amparar bajo su entrepierna. Las citadas fuentes aseguran un pronto reestablecimiento del orden.


Imagen de previsualización de YouTube

Inicialmente editada en un disco grabado con pocos medios el año pasado, “Madrid” se incluye en el disco de 2010 producida y pulida por Abel Hernández El Hijo. Saben que es un temazo (su temazo) y hay que aprovecharlo. “Madrid” habla de eso, de la capital vista por unos emigrantes que van a vivir a ella. De lo más intenso, ochentero (en el buen sentido) y punkarra del disco, con una base rítmica potente y una voz grave y contenida que contrasta con unos coros a base de gritos, “Madrid” pasará a ser la canción que hará que recordemos que “en la capital sólo hay coches y puteros (o putas y cocheros)”. MN.


Imagen de previsualización de YouTube

Si bien seguimos esperando el gran disco de Niños Mutantes que siempre hemos estado vaticinando (un grandes éxitos suyos sería difícil de superar, pero nunca acaban de sacar un disco redondo), también sabemos valorar las aportaciones al mundo de los temazos pop que han hecho y siguen haciendo los granadinos. De la cosecha de 2010, nos quedamos con “Mi mala memoria”, un tema 100% Niños Mutantes, con su peculiar rasgueo de guitarras, sus cambios de ritmo, su voz tan fácil de identificar y esa capacidad que tienen de hacer que parezca fácil hacer canciones pop tan buenas. MN.


Imagen de previsualización de YouTube

“Retorceré / mis dudas entre círculos perfectos. / Concéntricos anillos mientras cuento. / Te esperaré / sentada en los resortes / que disparan todos mis temores / Me enroscaré. / Después me iré curvando como un muelle / tratando de arquearme si no duele. / Describiré / en un trazo infinito / un millón de vueltas a lo mismo. / Esconderé / mis penas, que no puedas encontrarlas. / Alargaré mis brazos por taparlas, / y buscaré / algo para envolverlas / y olvidarlas antes de que vuelvas. / Y por esperar / desesperarme. / Por no preguntar / responderte. / Y por enredar / desenredarte. / Por no molestar / no estirarme, / encogerme”. El encanto de las cosas pequeñas. AQ.


Imagen de previsualización de YouTube

Lo de estas chicas tiene mucho mérito, que si ya es difícil hacerse un hueco en el indie español cantando en catalán (porque sí, porque existe todavía mucho prejuicio), parece imposible cruzar fronteras. Pero ahí están estas Vivian Girls catalanas, fichando por el sello Captured Tracks, de Brooklyn, que es lo que mola. Y recordándonos que arriben els canvis, que unas chicas catalanas pueden cantar sobre la cotidianeidad, transformar en canciones las conversaciones que tenemos todos los días y conquistar más allá de su frontera. Que las fronteras, en realidad, no deberían existir nunca y en el caso de las artes, menos. TY.


Imagen de previsualización de YouTube

Marcus Doo & The Secret Family se dieron a conocer ganando el Proyecto Demo promovido por el Festival de Benicàssim. Se trata de una banda curiosa, formada por componentes de diversas nacionalidades, y afincados en España. Su propuesta se basa en un pop fresco, repleto de arreglos, de melodías perfectas a dos voces, y un punto de experimentación en alguna de sus canciones. “Secret Family” es su canción más conocida, y su carta de presentación. Todo lo dicho hasta ahora describiendo el grupo, está aquí, y en plan bueno. Una canción sin pretensiones, sencilla pero a la vez… ¿algún sinónimo de muy bonita? ¿por qué nos cuesta tanto escribir “bonito”?. MN.


Imagen de previsualización de YouTube

Maga dejaron atrás sus escarceos electrónicos y sus producciones más complejas a favor de un pop basado en tres instrumentos (bajo, batería y guitarra, acompañados de algún arreglo puntual) junto al mejor de todos, la voz tan peculiar, maleable y carismática de Miguel Rivera. Y por supuesto, esas letras tan mágicas, entre lo poético y lo onírico. “Silencio” destaca por un comedido estribillo y una letra que cargada de imágenes y metáforas acerca de lugares arrasados y sin vida. MN.

De “Madrileña” destacamos esta canción, aunque quizás somos algo injustos, ya que es la que menos respeta el sonido del disco, y en la que menos se nota el esfuerzo de Abel Hernández tanto en producción como en composición por encontrar un sonido propio. Pero es que claro, al escucharla, desde luego hay que darle un aplauso y ponernos a sus pies. Al puro estilo “Ocho y Medio” de Nacho Vegas (oh, sí, lo he nombrado al describirlo, lo siento), El Hijo nos cuenta una triste historia de personajes al límite acompañando su voz con un arpegio de guitarra acústica. Capaz de transmitir el hielo del que habla en la canción, dejándonos tal cual si estamos atentos. Otro sinónimo de bonito, por favor!!! MN.
escuchar


Imagen de previsualización de YouTube

Una delicada y bella canción que es como un cuento infantil que nos transporta directamente a un bosque misterioso. La capacidad evocadora del sencillo folk lo-fi que practica Joan Pons, al frente la banda de Guissona, se muestra aquí en su máximo esplendor. Será por la autenticidad que da el hecho de grabar en el comedor de casa,. junto a la familia. Posiblemente lo más interesante del universo català, desde Manel. Ahí es nada. FF.


Imagen de previsualización de YouTube

Esto es lo que a priori puede parecer imposible: dos catalanes adorando Madrid. Y además, nada de impresiones generales, sino barrio por barrio. Fuencarral, Malasaña, La Latina, los madrileños y el cielo de la capital recorridos y observados en clave de bosanova. Es lo que ellos mismos dicen, “la canción de Madrid”. Y no sabemos qué opinarán de esto los chicos de Ornamento y Delito (ver puesto 12), pero la verdad es que es el himno perfecto para un paseo por nuestra capital. TY.

Suscríbete a nuestra lista de Spotify, lo mejor de 2010. Estos discos, estas canciones y muchas más.

Ir al inicio de página...

Comentarios:

Pues no está el de Sergio Dalma… pff…

Lo dijo Acid Queen el 17.12.2010 a las 03:07

ni Pitingo. Destructores!

Lo dijo maiquel_nait el 17.12.2010 a las 11:15

Espero que al menos en la de internacional salgan Black Eyed Peas…

Lo dijo Acid Queen el 17.12.2010 a las 11:24

Ni mi Bigott… moló anoche!

Lo dijo sonia el 17.12.2010 a las 12:38

Y LORI MEYEEEERSS???

Lo dijo Miss Mona el 17.12.2010 a las 15:07

¿ELLOS en el 17? buuua… debería estar ente los cinco primeros… juas.

Lo dijo Antoñita la Fantástica el 17.12.2010 a las 15:13

Quita, quita, en el 17 están bien. Si hubiera estado en mi mano, los saco de la lista a culazos jajjaj

Lo dijo farrah el 17.12.2010 a las 15:49

hey! esa antoñia es fake me han suplantado, A “Ellos” se les queda pequeño lo nacional, deberían estar en internacional, porque son los únicos capaces de competir de igual a igual con Arcade Fire. jur , jur… lamentable ellos… en fin…

Lo dijo Antoñita Devero el 18.12.2010 a las 13:54

Yo no soy fake

Lo dijo Antoñita la Fantástica el 18.12.2010 a las 15:52

¿Ni una mención a Rosvita?

Lo dijo Angel-o el 19.12.2010 a las 19:47

Rosivta, Bigott y Lori Meyers tuvieron sus votos pero no entraron. Más adelante compartiremos una lista Spotify con TODO lo reseñable del año desde alababarada.

Lo dijo maiquel_nait el 19.12.2010 a las 20:30

… ni Maga, sniff, sniff… pese a los votos… , que grande fue el concierto de Rosvita en el octube, ché…

Lo dijo Antoñita La de Verdad el 20.12.2010 a las 02:42

Deja tu comentario...