Crónica resumen Primavera Sound 2008 – El sábado

sábado primavera sound

El sábado del Primavera Sound venía cargado de grandes nombres y de grandes expectativas, así como de algún huequecillo de esos que no sabes para donde tirar, que son perfectos para descubrir grupos, y disfrutar con directos que no te habrías esperado.
Ya algo cansados de las palizas de los días anteriores, y con la lluvia amenazando todavía más, llegamos al Fórum, y tras la primera cervecita de rigor, empezamos a recorrer los escenarios y a disfrutar con los grupos que tocaban en ellos. Viva la variedad de propuestas y de sonidos.
Pues eso, tras el salto, resumen del Sábado del Primavera Sound 2008.

Madee 18:15 Escenario CD DRome
madee

Emo core patrio del bueno (del de verdad), completado con cuarteto de cuerda. Concierto especial empañado (por enésima vez) por el regulero sonido del escenario CD Drome.

Port O’brien 18:15 Escenario Rockdelux
port o'brien

Muchas ganas de ver este concierto tras escuchar su estupendo disco. Una estupenda colección de canciones pop-folk ideal para “empezar” la última jornada. Les falta un verdadero hit y sonar más compactos para dar el salto a las ligas mayores. Si lo consiguen, los veremos en letras grandes.

Silver Jews 19:30 Escenario ATP
silver jews

El proyecto sensible de los miembros de Pavement, Malkmus y Berman, lleva casi dos décadas funcionando, la última de ellas con David Berman definitivamente al frente. Desembarcaron en el Primavera, y para nosotros, llamadnos despistados, fue todo un descubrimiento.
Berman es como si Nick Cave estuviera sedado e imitando a Jarvis Cocker, pero con el traje bien planchado. Un crooner country de aire fracasado y estilo decadente, feo, torpe y descuidado. Un personaje enormemente atractivo, sí. Y un buen puñado de canciones interesantes, defendidas con elegancia y contención, como si le fuera la vida en ello, son razón más que suficiente para seguir teniéndolos en cuenta.
ACID QUEEN

Manos de Topo 20:00 Escenario Myspace
manos de topo
Cuatro canciones del combo barcelonés que mezclan el espríritu Niño Gusano con la voz más personal, sollozante, impostada y, por qué no, insoportable de la actualidad. Concierto mínimo pero con todos los componentes del grupo, buen número de fans y curiosos. Tocaron los hits, pero supo a poco.

KINSKI 21:00 Escenario ATP
Kinski
La conexión necesaria entre el post rock, el noise, y el hard rock. La combinación ideal entre los Mogwai de “Rock Action”, los Sonic Youth de “Daydream Nation”, y los primeros Black Sabbath. Todo con aire de clásico atemporal, sonido espectacular y dominio de la intensidad como arma mortal. Y una guitarra mágica y afilada como protagonista absoluta. Eso es Kinski en vivo, porque sus grabaciones estan muy por debajo de su directo, todo hay que decirlo. La banda de Seattle arrasó vigorosamente en plena tarde nubosa, y nos aplastó sin dejar tiempo a asimilar la descarga energética. Una barbaridad.
A.Q.

Rufus Wainwright 21:20 Escenario Estrella Damm
Rufus vino sin banda, él solo. A veces solamente con una guitarra, a veces solamente al piano
Solamente Rufus. Con temas como Hallelujah, Going to a Town, Cigarettes and Chocolate Milk, y un timbre de voz tan personal, era jugar sobre seguro.
Y no desmereció, desfilaron por su voz todos sus hits, para goce del personal. Y no pudo evitar, entre canción y canción, charlar y charlar, cayéndole bien a todo el mundo, y a veces metiéndose en embolados de los que no sabía salir (él mismo se autoproclamó “Owned!”, al darse cuenta de que estaba hablando demasiado y no le seguían). Eso sí, si bien se agradecen comentarios amables.
Cada vez que uno alcanzaba la catarsis, nada más terminar una canción que te ha puesto los pelos de punta, pues Rufus se hacía el gracioso: una risa por aquí, una cara de niño bueno por allí.
Será fallo mío, que tardo varios segundos en poder pasar de la risa al llanto, pero fue lo único que me descolocó de un concierto excelente y preciosista.
Sr. CRUS

Deerhunter 22:30 Escenario ATP
Un poco tediosos, y demasiado correctos. Sí, son oscuros, sus canciones progresivas.
Pero no parecía haber progresión alguna en un concierto lineal y monótono. Y con lo que había que andar hasta allí…

Morente Omega 22:45 Escenario Rockdelux
morente omega

Tenía mil dudas sobre este concierto, no sabía si verlo o no verlo, esperarme al FIB y poder descubrir otra cosa. En esas estaba cuando pasé al lado del escenario, vi el montaje, más la prueba de sonido de los Lagartija Nick, y me convencieron pero bien.
Expectación había, y una mezcla entre respeto, miedo e ilusión. Porque si salía bien, iba a ser un conciertazo. Si fallaba, podría ser lo peor. Y en esas estábamos cuando aparece el señor Morente rodeado de un coro de gitanos, se ponen en círculon y se arranca a cantar. El flamenco es una cosa que no me dice gran cosa, pero es cierto que cuando lo ves en directo, la cosa cambia. Y ante esa potencia de voz y esa forma de modularla y sacarle matices, pues más. Cantaron una canción para “calentar la voz”, y ocuparon cada uno su sitio. Morente, dos guitarristas, y cuatro cantaores-palmeros- percusionistas. Buena pinta. Se arrancaron con la parte más jonda del disco, el “Vals en las ramas” y “El Pastor Bobo”, para, una vez terminada esta sección, aparecer en escena Lagartija Nick al completo y empezar a combinar su música con el flamenco, con Cohen y con Lorca. “Omega (Poema para los muertos)”, “Manhattan“, “Vuelta de paseo“, unadescomunal “Aleluya“, “Ciudad sin sueño“, “Pequeño Vals vienés“… Así fueron desgranando el disco de forma alterna, con momento más delicados seguidos de impresionantes subidones de electricidad y duende. Tremendos los aleluyas, los guitarrazos en Vuelta de paseo; tremendo el final de Ciudad sin Sueño; tremendísimo la parte intermedia de Omega, con las guitarras (eléctricas y flamencas) a todo trapo, las palmas incesantes martilleando, y Éric dándolo todo en la batería (qué grande es Éric).
Como punto malo, algún fallo de coordinación entre ellos (les faltan un par de ensayos) y un error grave de sonorización en Vuelta de Paseo, donde a Antonio Arias le falló el micro y el estribillo quedó totalmente deslucido. Una pena.
Porque esos momentos finales con todos los músicos a una, a ritmo de “La aurora de Nueva York” son de lo mejor que he visto, escuchado y sentido nunca. Para la historia del festival.
MAIQUEL NAIT

Dinosaur Jr. 23:30 Ecenario Estrella Damm
dinosaur jr

Fue terminar Omega e irme corriendo (literalmente) a ver a J. Mascis y compañía en el escenario Estrella, a ver si lo vivido el año anterior en el FIB fue un espejismo, una locura transitoria o es cierto todo.
Y llegué mientras sonaba Almost Ready, que pese a encontrar el concierto empezado, no es mal comienzo.
El escenario tenía (obviamente) la misma disposición que el año anterior, con esas columnas de amplificadores Marshall a como de telón trasero. Bajo-coros, guitarra-voz y batería, como siempre. Y un sonido que si bien no llegó a alcanzar el nivel ofrecido en Benicàssim (sobretodo en el tema de voces), para nada decepcionó, ni en calidad ni en cantidad (cómo pueden tocar tan alto y sonar tan bien?)
Técnicamente excelsos, con esos solos de guitarra de 3 minutos que en absoluto se hacen pesados y esa base rítmica a base de batería y el bajo de Barlow a todo ritmo (esa forma de tocar el bajo como si fueran acordes de guitarra me llegó) y en todo momento dominando las distorsiones y los efectos para dar empaque a sus canciones (en serio sólo tocan 3?, llegué a escuchar)
En el aspecto del setlist, pues comenzaron presentando Beyond, su último disco, para dejar al final la batería de clásicos, versiones y temazos que mejor sientan. Así, Freakscene, Feel the Pain o el Just like Heave de The Cure sonaron al final, seguiditas, para deleite de los fans y de los miles de practicantes de air guitar que casi nos quedamos sin cuello. Subidón de adrenalina y corriendo a descansar y comer algo.
M.N.

808 State 1:00 Escenario CD DRome
Graham Massey, Andrew Barrer y Darren Partington siguen vivos. Aunque por las pintas, parecían retirados del mundo de la música, y dedicados a las mudanzas o algo así. Allí se presentaron con pantalones cortos, dispuestos a rememorar el sonido Manchester (o Madchester). Impresiona ver a unos tíos con pinta de camioneros haciendo tanto ruido. Cuando uno cree que ya han hecho el suficiente, agarran una guitarra, la distorsionan al máximo y más ruido todavía. Música ácida, temas de más de diez minutos de intensidad. Lástima que en el escenario CD Drome sonaran tan mal los grupos.
S.C.

Tindersticks 01:05 Escenario Rockdelux

Partamos de que la voz y la presencia de Stuart Staples, lo mismo entusiasma por su sensibilidad y su delicadeza, que crispa y violenta por su sensiblería y candidez. Todo depende del espectador, de sus necesidades, sus prejuicios y hasta su paciencia.
El que suscribe se encuentra entre los entusiastas del susurro y la lágrima, y por tanto entre los fans incondicionales del señor Staples.
Tindesticks basaron prácticamente su concierto en las canciones de su último cd “The Hungry Saw”, el disco que recoloca a la banda en las más altas intensidades emotivas, tras unos últimos trabajos de índole menor. Quizá un repaso por sus clásicos le hubiera otorgado al espectáculo la categoría de inolvidable. Pero aun así, las nuevas canciones se defienden solas, aunque acompañadas por doce personas en escena, con saxo, trompeta, violines, viola y cello, el resultado es ya pura delicia.
La maestría de Tindersticks para generar belleza en formato de pequeñas canciones es única. Y el uso, que no abuso, de emocionantes crescendos de piel erizada y lagrimal suelto, también. Y al que no le guste, que se meta lo que quiera y se saque la entrada de noche que a lo mejor hasta liga, pero que no venga a sabotear un concierto que ni le va, ni le viene. Que hasta en el exquisito Primavera hay mucho gilipollas suelto.
A.Q.

Animal Collective 02:15 Escenario Estrella Damm

En muy pocos festivales Animal Collective tocarían a las 2:15 en el escenario grande para cerrar el Festival. El Primavera Sound es uno de ellos. Y a tenor de lo visto, parece ser que todos aciertan.
Animal Collective es uno de los grupos de la actualidad. De esos que llaman punteros. Obviamente no por ventas; tampoco al 100% porque Rockdelux, Pitchfork and co. flipen con ellos, aunque algo de razón tendrán. Quizás dentro de 15 años echemos la vista atrás y el fenómeno este de Panda Bear, Animal Collective y la escuela de los loops y la deconstrucción del pop nos de risa; todo puede ser. O siga tan vigente que nos acordemos de estos momentos. Pero la cuestión es que un grupo como ellos, de los que poca gente se atreve a escuchar sus discos completos, así como mientras quitas el polvo, de repente te llena el escenario principal de un festival de música con tantas actuaciones programadas, y además, hace disfrutar al público. Algo tendrán.
Nos parezca una bobada o no, Animal Collective han sabido inventarse y reinventar el concepto de canción, y el concepto de espectáculo en vivo. Y sus invenciones no acaban aquí, ya que además saben reinventar sus canciones en vivo y reinventarse a sí mismos, adaptándose en cada ocasión al escenario, al horario y a las circunstancias del propio directo. De esta manera, se presentaron en Barcelona con la misma discografía que en el FIB del año anterior (bueno, con un EP de 4 canciones más y un puñado de nominaciones a mejor disco del año tanto el propio como el de Panda Bear), pero su directo poco tuvo que ver con el ofrecido aquella calurosa tarde en la carpa grande. Más rítmico, más marcado, más (oh, sí, lo fue) bailable, más hedonista, más fin de fiesta. Donde allí fue un ejercicio de loops magnéticos, de tantras inacabables intentando hipnotizar al público, aquí fueron samplers, ritmos, cuerdas, electricidad, y (oh, sí, lo fueron) canciones (reconocibles en la mayor parte del repertorio) que hicieron disfrutar a los iniciados, flipar a los fanáticos, y no huir horrorizados a los incrédulos, ignorantes (por no conocerlos, no lo tomemos al pie de la letra) y despistados. Lo dicho, una sorpresa tanto el llenazo como la ejecución, y el resultado. Y vuelvo a decirlo: uno de los grupos del momento.
M.N.

El año pasado me ocurrió con Parenthetical Girls y sobre todo, con Battles: me encantan las bandas que suenan diferentes. Son tan pocas las ocasiones hoy ya que tiene uno para sorprenderse con algo, que merece la pena no desaprovechar la más mínima oportunidad. Ahora bien, más me sorprende que el sonido de Animal Collective pueda pasar por música de baile. Porque es que allí todo el mundo bailaba con ritmos exentos del más mínimo swing. Es tan automático lo que sonó, tan lejano a la pista de baile clásica o moderna, que solo el uso de determinadas sustancias explica tal confusión del público. Animal Collective no hacen canciones, no al menos como las entendemos habitualmente. Ellos crean ritmos fríos y repetitivos, que van rellenando lentamente de riffs y esbozos melódicos igualmente fríos, desarrollando espectaculares piezas larguísimas, convertidas en taladros percutores. No es que el público bailara, es que la vibración que transmitía el suelo, les hacía botar cada vez más. Como ejercicio sonoro y social, fue realmente interesante, pese al absurdo e innecesario intento de hacer como que tocan en vivo algunos (muchos) de los loops pregrabados.
En definitiva, a mi con Animal Collective me pasa como con Sr. Chinarro: me parece una propuesta original, arriesgada, muy personal y hasta encantadora, pero a los diez minutos de estar sonando, siento la necesidad de trepar al escenario y liarme a hostias. No lo puedo evitar.
A.Q.

Simian Mobile Disco 03:35 Escenario Estrella Damm
La sorpresa negativa del Primavera en forma de incidente fue el anuncio de la cancelación del live de Simian Mobile Disco, a causa de la rotura de los instrumentos en un accidente, y el consiguiente paso a sesión de dj por parte de los mismos. Obviamente, aunque sonaron muchas de las canciones que hubieran sonado igualmente de ser un live, la cosa perdió encanto y fuerza, y sobretodo espectacularidad. Aún así, tienen temazos y remezclas como para hacer una sesión más que efectiva y evidente. Una pena lo del live.

Tiefschwarz 04:30 Escenario CD Drome
El fin de fiesta por nuestra parte fue con Tiefschwarz, en el escenario CD Drome, ya que éste era el único cubierto y empezó a llover al final de la sesión de Simian. Mucha gente se agolpó bajo la zona techada, lo que aprovecharon Tiefschwarz para tener una audiencia más numerosa de lo esperado. Poco a poco, ya que la lluvia no parecía querer parar, fueron despidiendo a la gente que íbamos abandonando el lugar tapados con los chubasqueros y paraguas que habíamos ido cargando durante todo el día (bueno, durante los tres días). Fin de fiesta a base de corte electrónico, aunque poco caso les hicimos a los pobres.
Así que bajo la lluvia y acompañado de los sonidos que pinchaban estos alemanes, nos despedimos del Primavera Sound 2008. El año que viene, más.

Ir al inicio de página...

Comentarios:

Difícil que nos cruzáramos el sábado. Me quedo con Les Savy Fav, Mission of Burma, Okkervil River y los maravillosos Young Marble Giants y Mary Weiss. De acuerdo con Tindersticks y Rufus. De Dionsaur Jr. pasé, la verdad. Estoy convencido de que siguen en forma, pero difícilmente superarán sus conciertos de antaño (ay, la edad que mala es…)

Lo dijo Grijander Meremorner el 16.06.2008 a las 09:58

vaya, pues sí. escribe tú la sobre lo que viste y tenemos la crónica más completa de la blogosfera.

Lo dijo maiquel_nait el 16.06.2008 a las 10:31

Como para mí el festival (a nivel de cansancio) fué de más a menos (me pasa siempre), el sábado fue el mejor día.

Sorpresa con Madee para bien.

Después del ATP (único día que lo pisamos, menos mal) nos fuímos a ver el miniconcierto de Manos de Topo en el myspace ( conseguimos al fin los ansiados donuts congelados que llevabamos días viendo y no catando) y me encantó, la voz que al principio puede crispar, resulta tan original que junto con las letras, acaba atrapandote y queriendo más…. además al final ya no te parece tan rara, en el FIB no me los pierdo!!

Rufus, me pareció bien (a mí es que no me vuelve loca), sentadita en el cesped cenando y con coreografía incluida de una fan y cogiendo fuerzas para todo lo que quedaba por ver.

En principio la idea era ver a Mission of Burma, cosa que no ocurrió al final porque pasando por el Rock de Luxe vimos el escenario de Omega y no pudimos resistirnos a verlo. Valió la pena!! excelente sonido, un poco desbaratado al principio, una pena que el tablao para el zapateado no se aprovechara más.

Los 808 State estuvieron bien, unas pintas poco acordes a lo que sonaba pero hacían bailar que es lo que apetecía a esas horas.

Sorpresa los Animal Collective, no tenía ni idea de lo que hacían, había odio cosas buenas y malas, pero no había escuchado nada, otro grupo de los de ver en directo, para mí sí que son muy bailables e hipnotozantes pero como todo, para gustos colores, habían unos tumbados en el suelo, durmiendo a pierna suelta, ¿como puede ser?… ja,ja,ja… tienes que haberlos visto primero en directo para luego oirlos en casa, me encanta Peacebone y especialmente Fireworks. Tremedos!!, de lo mejor del Sábado.

Lo de Simian una pena enorme, pues los había visto en el FIB el año anterior, presentando el disco y fue espectacular, es cierto que como Dj´s son buenos pero no es lo mismo.

Los Tiefschwarz estuvieron normalitos, quería haber visto a Kavinsky, pena la lluvía, ¿alguien estuvo?

Lo dijo Gatita Norte el 16.06.2008 a las 12:40

Manos de topo… arrepentidos los quiere Dios. Sólo Riki y yo apostamos por ellos y fuimos al wah wah…

Lo dijo Antoinette el 16.06.2008 a las 14:30

Lo de Les Savy Fav no se puede contar, de verdad, había que verlos. He cotilleado otros blogs y foros y la cosa es unánime: increíble demostración de fuerza y personalidad, aunque su cantante está para que lo encierren. Mission of Burma ametrallaron con una ración de potente post-punk en formato power trío que volvió loca a la gente. Okkervil River, tan entusiastas como en Tanned Tin hace dos años. Fallaron al final, con una canción en castellano bastante chapucera, pero con un disco como el genial “The stage names” era imposible que no molaran. De los recuperados Young Marble Giants sólo se puede decir que fue como escuchar sus maravillosos discos. Pop delicado y de grandes melodías, con algo de sabor retro, pero realmente exquisito. Y con Mary Weiss admito que me emocioné (otra vez el Auditori). Escuchar las canciones de The Shangri-Las por una de sus voces originales y con una banda que incluía gente de Cracker y Smithereens fue un lujazo. Y qué voz tiene, la condenada… Recuerdo el bochorno que sentí viendo a Nancy Sinatra hace algunos años. Mary Weiss le dio mil vueltas sin despeinarse.

Lo dijo Grijander Meremorner el 17.06.2008 a las 14:45

joder!! nos perdimos todo eso??? si es que no se puede estar en to…

Lo dijo gatita norte el 17.06.2008 a las 18:58

Ay sí, también hubiese visto a Mary Weiss bien a gusto, jolín…

Lo dijo Acid Queen el 17.06.2008 a las 20:48

Joer, es verdad, parece que hemos estado en dos festivales diferentes…pero eso es lo bueno del Primavera, que es como aquellos libros de “Elige tu propia aventura” jajaajaj

Nos has puesto los dientes largos, Grijander Meremorner Condemor…

Lo dijo Farrah el 17.06.2008 a las 22:42

Deja tu comentario...