Crónica Primera Jornada GreenSpace

Bueno, pues viendo el cartel de este año que más abajo anunciamos sería una pena y una temeridad que alababarada no se pasara por allí durante la primera jornada (“grande”) del festival. Y allí que nos plantamos la representación azulita, que ya antes de las ocho y recién cenados hacía guardia ante el escenario principal. 
Joan as Police Woman, Juliette and the Licks y Herbert formaban el cartel. Sobre el papel un día atractivo pese a (o gracias a) la disparidad de estilos y propuestas.

Con cierto retraso digo yo que esperando a que llegara algo más de público (la hora de inicio y la lluvia no ayudaban), comenzó Joan as Police Woman. La Neoyorkina (o afincada allí, vamos), comenzó ella sola con su teclado. Lo que debía ser una canción de estas de emocionar y entusiasmar no lo fue tanto, ni la interpretación ni la canción en sí. Hummm, mala pinta, suena raro. Para la segunda canción se acompañó ya de la banda (una bajista y un batería que hacía unos coros en falsete tremendos), y el sonido tomó otra forma. Además ella empezó a cantar bien, a soltar voz, que tenía para dar y vender, y mostrar sus cualidades.

Poco a poco se fue entonando, y el sonido, de parecer malo al principio fue matizándose en “casero”, “hand made” o vamos, como dijo alguien por ahí, como si vas por la calle, escuchas música en un bar, entras y es eso lo que te encuentras. La puesta en escena era así, como en un club de la calle Broadway de esos con portadas de vinilos en la pared: ellos tres solos, el teclado algo hecho polvo, los amplis VOX más aún, la batería con el nombre del grupo pintado al estilo “cinta adeshiva”, estilismos a lo Buscando a Susan desesperadamente…

Tanto ella a la guitarra como al teclado el grupo fue mostrando su disco y parte del EP de presentación que conocimos hace un tiempo ya. En resumen, muy chulo, con una forma muy peculiar de componer sus canciones y de interpretarlas (muy entrecortadas, con mucho acorde, muy trepidantes). En la balada, con ella sola al piano, se tuvo que callar y pedir silencio al público de por detrás. La gente la aplaudió pero los subnormales que estaban gritando… chillaron más. Se demuestra de nuevo que el público de Valencia es lo PEOR que te puedes encontrar, sin duda. Luego nos quejaremos que no vengan giras buenas. 

Después Juliette se salió. Aparte de la puesta en escena, con un estilismo entre Madonna, las CocoRosiede de domingo y su peculiar estilo lolita (que fue sacando poco a poco), y su forma de moverse, interpretar y cantar, en plan Iggy Pop en el papel del Jagger de hace un par de décadas (o quizás al revés), con un poco de V.V. de the kills en los momentos “cantar de pie”, y un colla de músicos (the licks) de aspecto supermoderno, es que se curró un concierto superrockero. Francamente me esperaba algo más sucio, más garajero, más punk, pero qué va, cada canción era distinta, tocaba un palo: ahora sueno más Ramones, ahora más the Clash, ahora más metal, ahora más rock and roll, ahora meto un solo, ahora canto a capella… tremenda tremenda. Aparte de explotar perfectamente el morbazo que tiene todavía. Anda que no lo sabe. Pero con actitud, tablas y rock’n roll, eh? Que no somos Alizeé.

El público… pues eso, estaban haciendo ruido antes los que venían a ver esto??? Al principio nadie saltaba, nadie bailaba, nadie movía la cabeza… era como ver quemar una falla pero con un grupo de garaje-punk-rock trallero delante. Penoso penoso. Menos mal que había cuatro que eran fans fans y se pusieron todos juntos a un lado, ella los vio y empezó a jugar y a animar… y la gente se fue contagiando. Al final hasta parecía un concierto de rock y todo, con cuernos, gente saltando, palmas y tal… También coincidió el final con su tema más conocido, “You’re speacking my language, baby”,  pero es que en Valencia cuesta más que la gente haga palmas durante un minuto (de esas que en benicàssim salen solas) que que el ayuntamiento ayude en cuestiones culturales.

Porque mira que se lo curró Rita de nuevo, mandando la grúa por segundo año consecutivo a quitar coches. COJONES, que eso YA cierra a la 1:30, qué más quieren? Quién demonios vivirá allí que tiene tanto poder? No me lo explico.
Herbert apareció (en pijama y batín, eso sí) teniendo buena pinta (dos guitarras o guitarra/bajo, teclados, dos instrumentistas de viento, cantante, batería y él con sus cacharritos) pero uffff, vaya cosa. Mola que intente buscar nuevas vías a la música electrónica, se agradece, y parece buena idea eso de mezclarla con jazz y sonidos metal de big band, pero coño, hazlo bien. El cantante era lo peor que se ha visto en años (qué sosez, dios), la guitarrista negra gorda molaba pero su guitarra no se escuchaba NADA; las canciones tenían poco sentido y él daba grima con tanto movimiento compulsivo y tanto tocar botones y hacer ruiditos que flaco favor hacían a la canción. No se si eso lo hacía para demostrar quién era el frontman del grupo (él y no el cantante), pero de todas formas, fuese quien fuese el frontman, era sin duda el peor frontman del mundo

Pero lo peor de lo peor es que no sabías qué hacer y qué quería que hicieras en el concierto. No era música para escuchar y flipar con el virtuosismo, ni música para bailar. La mejor parte era cuando se dedicaba a tocar canciones instrumentales y le metía ritmo bailable. Facilón, vaya, pero funcionaba. Era como house latino pero hecho ahí delante, y sabías qué hacer, pero es que luego salía el cantante, bajaba el ritmo y ahi te quedabas to pasmao.

En fin, que a mitad de concierto, y viendo el percal (ya había gente gritándoles: “no me gusta!!!”), decidimos irnos al Flow a escuchar la sesión de Aldo Linares para ver si descubríamos pistas para la próxima edición del FIB.

Ir al inicio de página...

Comentarios:

Tengo que matizar que a las 8 no todos habíamos cenado!!! vimos a JPW con el estómago vacío pero no importó, a mí me gustó desde el principio (cuando conseguí aparte de aquel foco horrible que me cegaba) aunque es verdad que fue creciendo poco a poco. La bajista tenía un poco pinta de lesbi, se oyeron rumores de que eran pareja, a mí todo eso me daba igual pues solo podía fijarme en su pelo, ¡¡que moderno!!, a mí me sentaría de maravilla!!… Acid no tardó en leerme el pensamiento y me lo dijo también.
Tendré que conseguir una foto y llevarla a la pelu, toda repelente!!

Otra cosa: Los cachas o seguratas deberían estar para decir a la gente que se calle o al menos que no moleste a los que hemos pagado 20 euros por estar allí, solo se ocupan de decirte que no puedes hacer fotos y que no te apoyes en las vallas…….. arggg!

Lo dijo la gatita norte el 06.11.2006 a las 14:09

No he dicho nada de Juliette!!! es lo más!! y eso que la Guchi me había avisado…. “Nena!! que yo la pincho siempre!!”..

Magistral!!, como se mueve!!, como provoca!! pero sin ser soez, no podía dejar de mirarla, habían muchos otros que tampoco, a templi le faltaba el babero……. ja,ja,ja… maiquel tampoco se quedó atrás, eh!!… pero no me importó porque era totalmente comprensible e inaccesible…ja,ja,ja

El Herbert un horror….

Lo dijo la gatita norte el 06.11.2006 a las 14:21

Deja tu comentario...