Crónica FIB 2015. SÁBADO. Un Buen Día

header
s_00

La Jornada de sábado era sobre el papel la que más gente iba a atraer. La vuelta de Blur, con disco nuevo, no deja de ser todo un acontecimiento, y más para un festival como el FIB; como también lo era la vuelta a Benicássim de Los Planetas, la banda que más veces ha estado en los carteles, y que llevaba desde 2009 sin pisar el festival. Todo eso auguraba una buena entrada, y un buen número de público nacional, como así finalmente fue. Según la organización, una media de 30.000 espectadores entraron cada día en el recinto, siendo el jueves el día más flojo, y el sábado el día más concurrido. No se si los números tan redondos son exactos, pero desde luego la sensación fue esa, y el sábado había mucha gente, y mucha mucha gente nacional (45% según la organización). No deja de ser curioso que para lo que unos festivales es un éxito (aumento de público internacional incluso por encima del 50%) aquí lo sea a la inversa (aumento del público nacional). Serán distintas formas de verlo.

La cuestión es que entramos a primera hora como siempre, y gracias a unas estupendas nubes, esas primeras horas se dejaron llevar bien (una de esas nubes descargó una pequeña lluvia, y sembró el caos durante 15 segundos, luego la cosa se vio que no iba a más… y suerte que la tormenta eléctrica pasó de largo…). Comenzamos la ruta musical por OPATOV, los ganadores del Proyecto Demo de este año, que tienen pinta de llegar lejos. Tienen tablas, se les ve más que sueltos, y tienen sonido, un post-punk mezclado con rock, y con toques de trompeta. Ya antes buena cantidad de público (para ser primera hora, entiéndase) y dejando buenas sensaciones.
s_opatov

Del Bus fuimos al Grande a ver a BEACH BEACH, que en la primera edición del Deleste Festival nos gustaron mucho. Aquí sí que había bastante público para ser primera hora, los fans de Blur ya estaban cogidos a la valla, y algún planetero habría también por ahí. Los Mallorquines dieron un concierto que gustaría a nacionales y guiris al mismo tiempo, un compendio de canciones amables de rock y garaje rock muy fresco, y mucho oficio. Primeros bailes ante el escenario y muy buen sabor de boca. Estos deberían intentarlo fuera ya mismo.
s_beachbeach

De nuevo al Bus para ver a SIESTA! No era la mejor hora para ver a los valencianos, y además tenían problemas técnicos. Pero bueno, supieron salir del paso con humor y un técnico que supo arreglarlo. Su propuesta es más para altas horas, cuando su mezcla de kraut con rock y psicodelia funcionaría mucho mejor. Ellos hacen loops electrónicos, también de guitarra y teclado, los dejan funcionar y van añadiendo capas, para generalmente acabar tocando percusiones reales por encima de ellos. De esas canciones que te atrapan, vamos. Estos en la Resi son un must.
s_siesta

Tras un descanso tomándonos un vino y justo antes de la tormenta, vimos el final de REVEREND AND THE MAKERS, un grupo que echamos de menos hace bastantes años, cuando eran habituales en nuestras sesiones de dj, y mira, aparecían ahora por aquí cuando casi ni nos acordábamos de ellos. Llevan una banda amplia, son una banda de pop-rock de verdad, de ese que está hecho para bailarse. El Reverend como maestro de ceremonias, vestido de traje, y su gran hit, “Silence is talking”, para terminar, pefecto a tope de trompeta y atmósferas psicodélicas.
s_reverend

Tras hidratarnos por dentro y fuera, y tras constatar que las nubes se iban, comenzaba a escampar y parecía que el peligro se alejaba, fuimos al FiberFIB a ver al mayor fenómeno hype que se ha producido en la música indie española, las HINDS, que tras girar sin parar por el mundo e incluso tocar en el escenario John Peel de Glastonbury (ahí es nada), tenían que estar en el FIB. Y ahí estaban, las cuatro, mostrando lo que ya habíamos visto, y lo que les ha hecho girar por el mundo: una mezcla de amateurismo y candor, de diversión recírpoca y de desparpajo en el escenario, y unas canciones medio deslavazadas de garaje-pop lo fi sencillas, cantadas a dos voces, pero que funcionan perfectamente. Opiniones para todo: desde el “si no fueran tías no hubiera pasado nada” hasta “pues no nos hemos comido cosas peores aupadas por medios y festivales”. Y quizás todas tengan razón, pero ahí estaban ante un numeroso público, nacional e internacional, que bailaba e incluso coreaba sus canciones sin descanso. Hasta dónde llegarán?
s_hinds

Y primer nombre en fosforito del dia, turno para CURTIS HARDING, una pena que le tocara tocar en el autobús. El primer disco del estadounidense se llama Soul Power y ya es una declaración de intenciones. Aunque el tipo es versátil como él solo, y la banda (sólo tres miembros le acompañan, formación clásica), pues también, pedazo de guitarra. Derroche de clase y de versatilidad y matices de voz, comenzando fuerte, pasando por su repertorio más aterciopelado y sensual más adelante (música de enrollarse, como decían en los Simpson), versión del “Ain’t no sunshine” incluída, para después terminar más arriba todavía, con sus canciones más souleras, alguna hasta con toques más disco y, para terminar, el “Keep on shinning”, su canción más conocida. Ovación de gala de un público cada vez más numeroso y más entregado. Lujazo.
s_curtis

Y ya para uno de los momentos más esperados de todo el festival (durante años!). LOS PLANETAS volvían al FIB, tocaban en el grande en horario de cabeza de cartel, habían venido refuerzos alababaleros & friends para eso, y por lo tanto la expectación era máxima, así como el nerviosismo. Divertidísimo escuchar a la gente alrededor (y a nosotros mismos) decir lo excitados y nerviosos que estábamos ante ese concierto. Expectación absoluta.
Y no decepcionaron, vaya que no. Puntuales como un reloj, los Planetas aparecieron en escena, con telón negro de fondo, juegos de luces a contraluz, y música árabe como presentación. Eric a la batería, de nuevo, gran noticia. Comenzaron con “Romance de Juan de Osuna” y ya vimos que aquello sería especial. Sonidazo, y público entregadísimo. La tercera, en la frente, “Rey Sombra” y los fans de siempre casi sin voz, ya. Pocos conciertos se han visto con más gente abrazándose al final de las canciones o durante ellas. Sólo tenían una hora por lo que aquello fue un no parar, tirando a continuación de sus canciones más paisajistas, tanto del estilo más aflamencado como del psicodélico de siempre; así sonaron “Ya no me asomo a la reja”, “Señora de las alturas”, “Nunca me entero de nada” y “Corrientes circulares en el tiempo”, con la que prepararon la traca final, “Santos que yo te pinté”, la única concesión que hicieron al último EP editado, “El duendecillo verde”, “Segundo Premio” (delirio), y tras ella, el momentazo del FIB, ese momento que todo fan de Los Planetas presumirá de haber visto, “Un Buen Día” con Mendieta invitado, tocando la guitarra en escena. Con qué poco se consigue tanto. Éxtasis absoluto. Ya casi sin fuerzas atacaron “Alegrías del incendio”, y ya para despedirse, la habitual “Pesadilla en el Parque de atracciones”, que enlazaron por sorpresa con “De Viaje” y con eso, nos hicieron ir de viaje a todos los fans. De verdad, concierto para fans y para no fans, y un ambiente mágico en el escenario y sobre todo frente a él. Al final, abrazos mil, sonrisas y la sensación de haber estado en el momento preciso en el lugar adecuado. Increíble.
s_planetas

Todavía con el subidón y habiendo que hidratarse primero (el calor que pasamos en ese concierto también fue mítico), hizo que llegáramos tarde a MARK RONSON y no pudiéramos acercarnos a su espectáculo (nunca había visto tan lleno el recinto del FiberFIB). Al final Ronson no hizo ni dj set ni live, sino todo lo contrario. Comenzó como dj set, y después fue pinchando sus canciones, y aparecieron voces invitadas, y guitarras. No pudimos ver mucho, pero coincidió nuestra llegada con el “Uptown Funk” cantada por dos raperos (uno de ellos Teophilus London), seguida de “I can´t lose”, cantada por la propia Keyone Starr. Como no había forma de entrar sin tardar un buen rato y queríamos coger buen sitio para Blur, nos fuimos hacia el Bus pensando que habría sido una gran idea programar ese concierto como cierre del escenario Las Palmas.

Y en el bus estaban tocando THE DEATH OF POP, otro de los grupos nuevos que teníamos más ganas de ver, porque tienen ante sí un gran futuro. Ellos han ido sacando singles o canciones directamente en formato digital, hasta tener suficientes para un disco y recopilarlas de esa forma. Y así siguen. Por mucho que se llamen así, su estilo es un pop-rock, mezclado con shoegaze y psicodelia, muy verátiles, tan pronto tiran de desarrollos largos y envolventes “Tasteless” como van al hit coreable y llenapistas pop “Whenever” y todo lo hacen bien. Muy jóvenes y con talento, a ver si la vida y la industria les trata bien.
s_deathpop

Y de nuevo, máxima expectación. Tocaba ver a BLUR, personalmente, una espinita que tenía clavada (por idiota) y que por fin me iba a quitar. Con una escenografía sencilla y divertida, unos helados de neón como en la portada del disco nuevo, más una especie de símbolos hexagonales a lo Dharma con bolas de espejos en el medio, y gran banda, con coristas y sección de viento a lo grande. Parecía que no había habido problemas con el traslado de Damon Albarn (esa misma tarde había cantado en Francia, colaborando en un concierto de Tony Allen) y todo estaba en orden. Salieron en plan torbellino, con un Albarn desatado, defendiendo una canción de su nuevo disco, a la que siguieron, en una especie de viaje en el tiempo, con “There’s no other way”, una de sus primeras canciones, separada por más de 25 años. Miedos fuera, la banda sonaba perfecta y Damon lo estaba dando todo, bajando al foso, interactuando con la gente, tirando agua… El concierto les sirvió para presentar canciones de “The Magic Whip” (solo 4 al final, y no me tocaron mis dos favoritas, grrrr), y para recorrer toda su discografía, a veces mejor recibidas (los hits, claro) a veces menos (se adivinaba que venía un hit cuando enlazaban un par de canciones más “lentas”). Pero vamos, ante un setlist con “Coffee and TV”, “Beetelbum”, “Tender”, o “Parklife” (con una jovencísima chica subida al escenario y bailando junto a Albarn… y se sabía toda la letra, speeches incluídos!) “Ong Ong” y “Song 2“, así, seguidas… y con unos bises de escándalo: “Stereotypes”, “Girls and Boys” y “The Universal”, demostraron que tienen una discografía tan variada como solvente, una de las bandas claves en la historia del pop.
s_blur

Y nada, tras el subidón de los últimos conciertos en el escenario grande, sólo quedaban las sesiones de dj, y nos fuimos hacia TIGA para terminar la noche. Cuando llegamos estaba tirando por sonidos noventeros y electro, el Tiga que nos gustaba a principios de 2000, luego la cosa fue variando y le perdimos un poco la atención. Ante sí, una gran respuesta de público, cuando se programan dj’s interesantes, el público responde (también cuando en el escenario grande hay otro dj menos interesante). Nos acercamos a la pista pop y ORLANDO estaban haciendo una sesión rarunísima, poniendo electrónica, canciones que ya había pinchado Miqui Brightside el jueves, y dejando a gran parte del público estupefacto sin saber que hacer. Terminaron con los Buggles y el “Video Killed the Radio Star” y ahí se vio para qué es la pista pop. Le tocaba el turno a SUNTA TEMPLETON, la de la carpeta de hits y el riesgo cero… pero esta vez de pasó de riesgo cero poniendo las mismas canciones que el año pasado, y seguramente hasta en el mismo orden. Que sí, que esas canciones funcionan, pero a ver, que HAY MÁS. En vez de locutora de X FM parecía de KISS FM, esas radios que reducen las décadas a 20 grupos, y las carreras de los grupos a una canción. Vergonya.

Así que nos fuimos a EDU IMBERNON que lo estaba petando en el FiberFIB con una sesión bastante más techno de lo esperada, jugando muy bien con los parones y los bombos, y poco a poco llevándola más a su terreno, una electrónica más amable, más melódica, más gustosita (esa palabra lo define perfectamente). Gracias a Shazaam ya tengo mi canción del verano, además. Muy crack.

Cuando vimos que amanecía decidimos retirarnos, y mientras íbamos por el camino escuchamos a Sunta terminar su sesión con “Heroes” de Bowie, la misma con la que terminó el año pasado. Esa noche hubo Heroes tanto sobre los escenarios como debajo. Mítico.

Ir al inicio de página...

Comentarios:

Muy chula la crónica Maiquel!! El concierto de los planetas para vivirlo mira que a mi me gusta sacarles pegas pero a este nada..un buen día, mi canción, piel de pollo!! A mi Blur no me gustó pero me quite la espinita de verlos en directo y mi bonito descubrimiento del dia fue Beach beach!! Yeahhh!!

Lo dijo bekapop el 23.07.2015 a las 15:34

youre looking sharp!

Lo dijo fifa coins el 20.06.2016 a las 11:36

Deja tu comentario...