Crónica FIB 2015. DOMINGO. Suena Brillante

header
d_mo1

La última jornada del FIB 2015 se presentaba como el día con el cartel más completo, y la “cima” de un cartel, siempre in crescendo. Sobre el papel nombres atractivos desde primera hora hasta terminar, algunos de ellos subrayados en rojo, fosforito y luces de colores.
A las siete en punto nos clavamos de nuevo allí para tomarnos una incluso antes de que el festival comenzara. Debido a un cambio de horarios, los encargados de abrir el FIB el domingo fueron BELAKO, que se nota que ya tienen buena legión de fieles puesto que ante el FiberFIB se encontraba más gente de la habitual a esas horas. Una pena que les tocara tocar a esa hora, y un set tan reducido, porque ya tienen entidad y tablas como para haberse ganado una buena cantidad de nuevos fans. Belako son muy jóvenes pero ya han tocado en prácticamente todos los festivales importantes (y no importantes) nacionales. Sus cuatro miembros saben lo que hacen, y alternan canciones más paisajistas con más grunges, dando un repaso total al sonido noventas. Sudaron e hicieron sudar. Para la siguiente, les toca un slot de gala.
d_belako

Mientras ellos terminaban, en el FIB Club comenzaba el concierto de los mexicanos LITTLE JESUS, ante bastante menos público. No se amilanaron y le pusieron ganas y tablas para ir ganándose nuevos espectadores (cuando terminó Belako aquello tuvo bastante mejor pinta). Little Jesus hacen una suerte de pop tropicalista que tan pronto suena a Vampire Weekend como suena a tropical de verdad, siempre muy fresco y muy bailable. Se nota que no están empezando, llevan años de carrera a sus espaldas y lo están intentando por aquí. Desde luego suenan frescos y divertidos, y son muy buenos músicos. Además iban vestidos a juego con el escenario. Espero que tengan más oportunidades.
d_littlejesus

Del bus fuimos al escenario grande, al Las Palmas a ver a los AUGUSTINES, el trío (convertido en cuarteto para directo) de Brooklin que, ante un gran telón con su nombre, se desgañitaba ante un bastante entregado público. El rock americano de Augustines se crece en directo, donde su frontman tira de intensidad y de épica, a la vez de que de oficio para ganarse a la gente aunque no los conozcan de antemano. Tienen hasta un toque Springteeniano si se me permite, en su forma de crear canciones rock de regusto americano, y de épica creciente, de las de cantar con los puños cerrados.
Queríamos echar un ojo a THE RIPTIDE MOVEMENT antes de ir hacia Public Enemy, porque somos bastante fans de los grupos irlandeses, no suelen decepcionar, y estos tampoco lo hicieron. Con el plantel más numeroso de todos los que habían tocado en el bus (las coristas apenas cabían), el grupo de rock irlandés estaba con todo y el público a sus pies, mayoritariamente compatriota, pues también. Los irlandeses están hechos de otra pasta, tienen una idea del rock muy tabernera y por lo tanto muy hedonista, muy divertida, muy de corear juntos, y también se ve en sus puestas en escena. Esta vez el crack era el bajista, que ahí estaba, tocando al límite del escenario, y que tuvo el momentazo del día bebiéndose medio vaso de cerveza de trago mientras tocaba con una sola mano, y cuando necesitó la izquierda para seguir tocando, pues sujetó el vaso con la boca y para dentro. El amo. Aparte de eso, pues un grupo con cero repercusión aquí, pero que es una pedazo de banda, con metales, coros, y folk-rock tabernario para disfrutar como un irlandés en un pub, pidiendo Guinness tras Guinness.
d_riptide

Pero en el FiberFIB había llamada, el primer gran nombre del día estaba a punto de salir a escena. PUBLIC ENEMY se presentaban en Benicàssim con un disco recién estrenado por sorpresa 4-5 días antes. Con toda la banda: bajo, guitarra, batería, más dj (DJ LORD), Chuck D y Flavor Flav, dos bailarines vestidos con ropa militar, más toda la crew de la banda sobre el escenario, no se sabe bien para qué, tan pronto dando una toalla a sus “jefes” como pidiendo aplausos como siendo incapaces de grabar un video con el móvil. Muy lol. Como también fue así la entrada de Flavor Flav, de repente, vestido de blanco (de los Brooklin Nets) con gorra y gafas a juego, y sobre una especie de patinete. Muy loco. Pero que esto no le quite trascendencia o seriedad al concierto. Aquello sí fue un fiestón de esos de saltar y mover las manos, y aquellos se lo pasaron bomba cantando, moviendo las masas, ordenando qué hacer, tocando instrumentos (Flavor Flav a la batería y bajo, Chuck D a la harmónica), dejando que DJ Lord se luciera con scratches locos (incluso de espaldas) o que los músicos mostraran sus credenciales, pero también toda una reivindicación de lucha anti racismo de un grupo comprometido política y socilamente desde hace más de 30 años. Sonaron todos los clásicos, “Bring the noise“, “Fight the Power”, “Don’t believe the Hype”… hubo versiones y sonaron dos canciones nuevas, entre ellas la que da nombre al disco “Man PLans, God Laughs” que es una bomba, y mensaje final de Flavor Flav en contra del racismo y a favor de la paz. Sonidazo y pura energía. Para un nada experto en el mundo del hip hop, conciertazo.
d_public

Los acontecimientos se sucedían y corrimos a por cena y a cenar mientras veíamos a VETUSTA MORLA en el escenario Las Palmas ante una buena cantidad de público. No pudimos ver mucho, pero llevaban escenografía muy cuidada, con pantallón y juegos de luces, el sonido era nítido pero no muy potente, y la gente respondía como se preveía, ante un grupo capaz de llenar la Riviera 5 noches seguidas.
d_vetusta

Pero es que en el escenario FiberFIB, de nuevo, comenzaba uno de los conciertos que más ganas teníamos de ver de todo el festival. La unión sui géneris pero que funciona perfectamente entre FRANZ FERDINAND y SPARKS, llamada simplemente FFS. Ante un escenario abarrotado, con gente más deseosa de escuchar “Take me out” que de saber quién eran Sparks, la banda apareció en escena ante un telón con la portada del disco y juegos de luces Led. Y soltaron gran parte del arsenal conjunto de tirón, para meter al público en situación, seguramente. “Johnny Delusional”, “The Man Without a Tan” y “Police Encounters”, nada menos, tres de las canciones más pegadizas y bailables de su disco conjunto. Pese a pillar al público algo frío, la cosa funcionaba. Ningún grupo se comía al otro, ni estilísticamente ni sobre el escenario, con lugar y protagonismo para todos, y Alex Kapranos y Russell Mael alternándose la voz, o cantando al alimón. Y vaya voz que tiene Russell, qué capacidad vocal, qué facilidad para subir octavas. Se alternaban tanto el protagonismo que les siguió una versión de cada uno de los grupos, lo que levantó un poco al público, tras la cual tocaron la larga y teatral (y muy paródica) “Colaborations don’t work”, donde hubo de todo, momento estelar de Ron Mael bailando incluído, lo que ya metió de lleno al público en el concierto. Más canciones conjuntas, más versiones de canciones propias, y un final winner con “Dictator’ son”, “Take me Out”, y “Piss Off”. Nada mal para nada, una unión que ha venido muy bien a los dos grupos, para encontrar nuevas ideas estilísticas, y reverdecer ciertas popularidades. Muy bien.
d_ffs

Y corriendo corriendo corriendo hasta dentro del Las Palmas, para ver a PORTISHEAD. Poco puedo decir de ellos, es uno de mis grupos preferidos de siempre, y aunque los haya visto ya 4 veces en esta gira, no me canso. Porque si bien han añadido o variado poco el setlist y el espectáculo en sí, éste mismo es tan perfecto y tan absolutamente absorvente y emocionante que vamos, las veces que quieran. Con un sonido pluscuamperfecto, con una potencia brutal, 7 músicos en el escenario y Beth Gibbons tan intensa, delicada y tímida como siempre, cantando encorvada, de lado, de espaldas, pero emocionando, vibrando, estremeciendo. Unos bajos que atronaban y hacían moverse los órganos internos (dedos en los oídos en las primeras filas), una guitarra capaz de soltar matices de todo tipo, y unas proyecciones para enfatizar más los momentos. Mismo espectáculo que en 2011, salvo la presencia de la saltarina y motorik “Chase the Tear” y proyecciones nuevas en “Machine Gun”, con imágenes de la crisis griega y los ataques de Siria e ISIS. Bises con “Roads” para terminar (no hubo “We carry on” esta vez). Entre el público, abrazos, emoción y aplausos. Entre el resto de gente (Portishead exigió que no sonara más música durante su concierto), pues una mezcla de tedio, incomprensión o simplemente indiferencia. En general, para resumir, un lujo.
d_portishead

Tras el golpe emocional que supone un concierto como este, pasamos al lado opuesto y nos decantamos por ver a JOE CREPÚSCULO en el Autobús de Red Bull, pasamos del blanco al negro o del negro al confeti, porque el señor Joel había preparado una fiesta bizarra sobre el autobús, y el público ahí congregado (más que numeroso) lo agradeció dándolo todo desde el minuto cero. No se sabe bien si fue por deseo de la organización o por apañar el vacío durante el concierto de Portishead, pero la inclusión de dos conciertos al uso sobre el escenario pequeño más allá del cabeza de cartel fue un acierto en toda regla. Joe Crepúsculo se erigió como uno de los ganadores de la edición 2015 del FIB, a base de una propuesta bizarra y castiza, divertidísima y sin medias tintas. Hizo un repaso por todos sus hits, al principio él sólo acompañado de un músico con más sintes y haciendo coros, para después ir añadiendo a la troupe a un chico de Mallorca que fue la definición de “entrega”, Tomasito dando palmas, diciendo “Benicássim” y agradeciendo sinceramente esa oportunidad de estar en un lugar tan ajeno al tipo de sus actuaciones y público, y Nacho Vigalondo en el papel de El Alacrán, poniendo su físico en peligro con tanto baile, tanto juego con los soportes del techo y tanto lío con los pies de micro. La música fue más bien por el terreno del bakalao, bien de bombo, aunque también hubo tiempo para la cumbia, el trap (ese “reina del locutorio“)momentos más relajados y el sing along, con toda la explanada coreando la melodía de “Ritmo Mágico”, o cantando a voz en grito “La canción de tu vida” o “Suena Brillante”. No hay más que ver el cuadro final, con Tomasito en calzoncillos y con las botas puestas zapateando sobre las tabla sonorizada, y siendo aclamado tras ello. Pues eso, la sudada del año, el concierto más divertido de esta edición, y una sensación de haber presenciado algo especial, haber estado en el momento preciso en el lugar adecuado. Que tomen nota otros grupos… y la organización.
d_crepus

El parón durante Portishead parece que tuvo algo de culpa en el retraso de casi media hora en el concierto de , o vaya used a saber. La cuestión es que hubo pitos y abucheos durante la espera, que se olvidaron nada más salir a escena, y tras pedir disculpas. Hizo que el set se acortara seguramente, pero la verdad es que dio un señor concierto, perfecto para esas horas. Acompañada de percusiones de todo tipo, otro músico a la cacharrería y pads varios, y un guitarra que te sacaba unos solos de heavy metal a la mínima, el concierto sorprendió por su energía y por su sonido más rockero del esperado. Y se entregó al máximo: bailes sin parar, medio concierto agachada abriendo y cerrando piernas, se tiró dos veces al público, y carreras por todas partes. Perfecto para bailar. Además los visuales molaban, y cerró, como era de esperar con “Lean On“, y lo poco que nos quedaba se quedó allí. Poco antes, NOVEDADES CARMINHA habían terminado su concierto ante un numeroso, sudoroso y entregado público con “Demolición” de los Saicos. Necesitamos más guitarras a altas horas. Gran punto y final a los conciertos en sí.
d_mo2

Porque lo mejor de ver a Crepus y a fue perderse a Bastille, uno de las grandes enigmas del planeta pop, que atraen masas (ya británicas y españolas también), y seguramente acaben encabezando festivales muy pronto.
Cerramos el escenario Las Palmas con MADEON, que repetía tras su paso en el mismo escenario a la misma hora en 2013, ya con disco bajo el brazo y un espectáculo visual de primera. Pantalla de resolución mejor que la realidad en forma de rombo, dos pantallas a los lados rodeando el mismo, unos visuales fantásticos y él en el centro, con toda su cacharrería habitual (el Monome ese del que se dice que es un prodigio). Guiños a Daft Punk, mucho sonido de french touch, su single coreado por las masas, y una sesión bastante más soportable que la primera vez que vino, donde las canciones duraban medio minuto y hubo que huir. Fue sin duda el concierto final de escenario grande más digno de los 4, algo a la altura de lo supuesto.
d_madeon

Y bueno, nosotros habíamos ido allí a bailar el vals. Y… no sonó. Cara de circunstancias sin duda, preguntas a los técnicos, y allí no sonaba. Por qué? Nunca lo sabremos, pero vamos, una de las cosas que siempre gusta a los veteranos, y mostrar a los nuevos, es precisamente el vals, ese momento de alegría y pérdida de papeles final a ritmo de Strauss. Vergonya absoluta, por favor, que el primer confirmado para 2016 sea el dj set de Strauss. Las tradiciones son las tradiciones.

Mientras A_TRACK reventaba el escenario Fiber FIB, nosotros nos quedamos en familia viendo a JOHNATAN TOUBIN metiendo una sesión de rockabilly y soul pinchado con vinilos delante del bus. A gastar puntera de zapatilla y bailar agarrao. Curiosísimo que fuera precisamente un estadounidense quien no tuviera ningún problema pinchando música española o en español, poniendo un par de temas de Los Salvajes, porque, según dijo, se le había estropeado el ordenador, y el único disco español que tenía era ese. Rock& Roll.
Y a despedir el FIB 2015 con ALDO LINARES, otro clásico, que nos hizo gastar las últimas energías (ya poquísimas) a ritmo de Hot Chip, Metronomy, Prodigy, los Chemical, Kaiser Chiefs, o Donna Summer, con su “Last Dance” para terminar.

En conclusión, un buen FIB en cuanto a lo musical, de menos a más, con 4 cabezas de cartel indiscutibles y que cumplieron con creces, una parte alta más que atractiva, y una letra pequeña donde se podía rascar bastante más de lo esperado al leer el cartel. Lo que faltó fueron más grupos “de moda”, de los que definan 2015. Bien de sonido generalmente (salvo excepciones como siempre), bien de instalaciones (comida y barras funcionaron como siempre, precios aparte, baños pues medianamente bien, para los chicos cero problemas, para las chicas alguna cola había que hacer, pero siempre aceptables), zonas de descanso, actividades paralelas… Sensación de que el público nacional era mucho más numeroso que en anteriores ocasiones, y la media de edad también ha subido. Sobre todo al finalizar los cabezas de cartel. Veremos que nos depara 2016, los abonos ya están a la venta, y tienen la necesidad y el reto de mantener este crecimiento de público nacional (oficialmente del 25% con respecto al año pasado), y recuperar al público internacional, que este año fue menos numeroso. Pero vamos, que se puede decir que el FIB está vivo, y además de parranda.

buy cheap buy amoxil from online pharmacy with saturday delivery, and buy online or lasix pill, and buy cheap lipitor cost, and online cheap medications saturday delivery cod hydrochlorothiazide, and online pharmacy synthroid fedex no prescription, and purchase with no prescription order accutane cash on delivery, and cheap pharmacy buy premarin cod, and purchase with no prescription buy doxycycline no visa without rx, and pharmacy online diflucan overnight delivery, and order cheap prozac no prescription next day delivery, and online ordering buy flagyl online by fedex, and order online buy cheap bactrim online pharmacy, and cheap medications acyclovir and weight gain, and order online define zithromax, and cheap pharmacy clomid online buy, and buy cheapest valtrex generic as good in netherlands, and cheap medications best price to buy online baclofen, and buy cheap purchase free overnight pharmacy zovirax, and pharmacy online wellbutrin sr bupropion cod, and buy cheapest norvasc without rx shipped overnight express, and purchase with no prescription nonprescription generic neurontin, and online pharmacy paxil buy, and cheap online discount pills and retin-a vs retin-a micro, and order online order cheap generic arimidex, and order online propecia no prior prescription, and
Ir al inicio de página...

Comentarios:

Pues si muy bien el domingo, muchos descubrimientos little Jesus chulos y bailables. Lo peor que Portishead paralizaran todo un festival, no acabo de entenderlo, a nosotros nos costo remontar por su culpa!! Bueno en realidad no pq Joe Crepusculo y Novedades Carminha dieron el campanazo…GRANDESS!! Un buen sabor de boca

Lo dijo Bekapop el 28.07.2015 a las 14:21

Deja tu comentario...