Crónica FIB 2014. El Jueves

cabecera

Bueno, pues ya pasó el FIB 2014, el del 20 aniversario, el del concurso de acreedores, quizás el más difícil de la historia (junto con el anterior), el fin de la era Vince Power y el comienzo de la era Melvin Benn. Qué nos deparará?
El FIB 2014 ha trasncurrido sin problemas, sin altercados, y sin sustos musicales en forma de cancelación (y estando Lily Allen, Chan Marshall y Pete Doherty en el cartel, eso se agradece), con un sabor de boca agridulce, aunque ha habido una buena cantidad de buenos conciertos, y nuevas bandas y propuestas se han consolidado como posibles referentes en el futuro. La apuesta por el rollo MTV, comercial, BBC1 y demás, incluídas las concesiones al EDM no han terminado de funcionar, y eso tendrá que tenerse en cuenta en próximas ediciones. Como también tendrán que plantearse el intentar recuperar público nacional, si hace falta trayendo grandes nombres de la escena indie española, o bien trayendo a algunos de esos grupos que se repiten incansablemente en carteles de festivales nacionales y siempre atraen gente. Qué nos deparará 2015? No lo sabemos. La nueva era ha llegado, y Melvin Benn tendrá el trabajo de volver a poner al FIB en el lugar que ya tuvo en su día.
Mari Lúmix sufrió un altercado tras el FIB y no es posible usar fotos propias. Iré añadiendo fotos del flickr oficial del Festival.

El Jueves de 2014 ha sido un día extraño; esta palabra se repetirá varias veces a lo largo de la crónica, aviso. Parece que se está viendo que ampliar a 4 días completos fue un error o es algo difícil de gestionar sin que todo se vaya de presupuesto. Este año nos han propuesto un escenario grande con varios nombres importantes, con el peor y más inexplicable de los cabezas de carteles de la historia del festival al frente, y un escenario pequeño (el FIBCLub) donde han tocado una serie de grupos pequeños nacionales, algunos sin disco, otros salidos del underground malasañero más profundo, y otros más veteranos. Una buena oportunidad para ellos para darse a conocer ante más público, y una buena oportunidad para gran parte del público para poder hacer botellón fuera del recinto o en el cámping.
El primer día del FIB 2014 comenzó con EL PARDO, buen bofetón de realidad y crudeza para comenzar el día más comercial musicalmente hablando. Ritmos repetitivos, buena base rítmica y mucha intensidad, y unas letras, casi más spoken Word que canciones propiamente dichas, hablando del capitalismo, el Madrid Arena, la sociedad, los movimientos sociales y las clases ociosas. Gran forma de comenzar. El escenario Maravillas, el grande, se abrió con MUCHO, una banda bastante inofensiva y previsible pese a su buen sonido. Ni fu ni fa, intentaron ganarse a los british con versiones, y bien. Va. Tras el paréntesis psicodélico y bastante interesante de PERSONS, el Maravillas esperaba a uno de los platos fuertes de la noche, sobre todo si tienes más de 30 años. JAMES volvían al FIB, y pese a la hora tan temprana, había una buena entrada para verlos. Los más machuchos del festival ahí estábamos para ver a la banda de Tim Booth presentando su último disco, La Petit Mort. Y bueno, la verdad es que supieron conectar con el público y dieron un buen concierto, empañado por un volumen demasiado bajo. Tim Booth ejerció de frontman hipervitaminado y altamente histriónico, con su larga falda y sus bailes y tembleques locos, pero el repertorio estuvo a la altura, los nuevos temas encajan muy bien, y el final con Laid y Sit Down… pues eso, consiguió que la gente despertara y se vieran los primeros bailes y manos en alto del festival.
j_james14752483003_d7c1f3bf88_b

Tras ellos vinieron KLAXONS, un grupo que desde hace tiempo da pereza pero que luego da de sí en directo. Bien de temazos, tirando mucho de su primer y más exitoso disco, con sonido esta vez sí a la altura del escenario, y con esos juegos vocales marca de la casa que tan bien hacen. Convencieron. Y sus nuevas canciones, también. Hicieron bailar a base de bien.
j_klaxons

En el escenario pequeño comenzaban GAF y La Estrella de la Muerte y pasaron a ser los ganadores de la jornada en ese escenario. Los canarios descargaron un gran depliegue de electricidad y atmósferas. Su post rock de intensidad variable convenció a mucha gente que miraba atentamente al escenario sin apenas pestañear. Merecen algo más.
j_gaf

El Maravillas se preparaba para uno de los platos fuertes de la noche. ELLIE GOULDING volvía a España ya convertida en una estrella mundial, aunque aquí prácticamente no nos hemos enterado. Y allí salió, de nuevo vestida por su peor enemiga, y de allí que nos fuimos. Ni tiene gran presencia ni tiene gran voz ni tiene grandes canciones. Su reconversión al petardeo no le hace mucho bien, aunque parece que las ventas dicen lo contrario. El espectáculo eso sí, está bien diseñado, con pequeñas pantallas, coristas, banda amplia… y deja lo mejor para el final, claro. Volvimos justo para “Burn” y bueno, aquello era otra cosa diferente a lo del prinicipio, aunque tampoco nos arrepentimos de habernos marchado.
j_elliegoulding

Habíamos huído rumbo a JOHN GRAY, y bueno, creo que salimos ganando. La nueva esperanza negra del soul electrónico y moderno nacional debutaba en gran festival en ese escenario. Y la verdad es que convenció. Lleva un espectáculo cuidado y más que digno, con dos músicos de apoyo, uno soltando las bases y otro creando los beats en directo con pads, muy visual. Y él tiene presencia, desde luego. Le falta repertorio (sorpresa), pero el que tiene no es malo y puede llegar bastante lejos incluso internacionalmente, con un poco de suerte. A falta de repertorio versionó a los Backstreet Boys y nos ganó para siempre.
j_johngray

TINIE TEMPAH era el cabeza de cartel de la noche, muy polémico por supuesto, pero bueno, ahí estaba. El concierto me pareció bastante bodrio, pero cumplió con lo que se le pedía. Supo mover a las masas, hizo bailar y botar, y todo eso. Trajo un set espectacular con 2 pantallas en ángulo y otra grande detrás, dos pisos, y tal. El MC de apoyo pues bien, pero eso de que hiciera de dj al principio y luego se fuera de la mesa y aquello cambiara de canción pues como que no. Total para bajar el volumen un par de veces no hace falta una mesa y fingir ser dj y tal. Hizo un repaso por sus canciones más famosas (excepto la que tiene con Ellie Gouldnig y podrían haber hecho un dueto, cosas que nunca se entenderán), mostró todas sus versiones, desde la bakala a la muy bakala, y terminó con el final más absurdo que se recuerde, trago de whisky incluído. Pues muy bien. Si tienes alrededor de 20 años, mucho mejor.
j_tinie

El grande se cerró con CHASE & STATUS, tercera vez que nos visitan y sigo diciendo que no entiendo como no hay más festivales que apuesten por ellos. La apuesta es ganadora si lo que quieres es hacer bailar y volverse loco al público. Pantallacas, guitarras, la gran batería al centro, el toaster de turno, voces grabadas y cantantes en directo, hasta tres en esta ocasión. Aún sonando a dejà vu, puesto que hemos visto el espectáculo 3 veces en 4 años, siguen arrasando. Y al menos esta vez tenían canciones nuevas. Hicieron repaso además a su carrera tocando un tema de sus inicios, puro drum’n'bass guarrón.
j_chasestatus

La jornada del jueves terminó más temprano que de costumbre, bailando a ritmo que marcaba AMABLE, una institución a los platos de cabinas pop, que hizo bailar a todo el mundo con una sesión especial 20 aniversario del FIB.

Ir al inicio de página...

Deja tu comentario...