Crónica FIB 2009. El Sábado

fib2009_header.jpg
because

Por fin, tras unas agotadoras vacaciones repasando todas las verbenas de la contorná y queriendo, por tanto, asesinar al subnormal al que se le ocurrió añadir un ritmo reggeton a la canción de Verano Azul (y a quien le dejó), volvemos con la misma fuerza (poca) a mostrar lo que nos parecieron los días grandes del FIB. Llegamos tarde, sí, como siempre, pero recordad que las cosas buenas se hacen esperar.
Aquí teneis la crónica, para que os acordeis de lo que visteis, y podais contar lo que no, del Sábado de Fib.

por maiquel_nait y Antoñita la Fantástica
fotografías de MariLúmix

CRÓNICA FIB 2009 ALABABARADA. EL SÁBADO.

El sábado se presentaba como un día clave para el devenir de la edición 2009 del Festival. Después de la suspensión de gran parte del viernes, si el sábado fallaba o volvía a haber viento, podía ser bastante catastrófico, en muchos sentidos.
El día amaneció con una brisa, que se fue calmando poco a poco, haciendo que nos fuéramos tranquilizando, y haciéndonos la idea de que ese día tenía que ser grande. Sobre el papel, grandes nombres británicos, nuevas propuestas, electrónica de todo tipo, y grupos españoles a primeras horas.
La primera sorpresa, cuando fuimos a ver si se sabía algo de las reubicaciones de los grupos que no pudieron tocar el viernes, fue la caída de Foals, que suspendieron el resto de la gira, a saber por qué. Nada bueno, seguramente. Notición y de los malos, porque era de lo que más apetecía ese día, la verdad, de lo nuevo británico (exitoso) más interesante a priori. Su lugar lo ocupaban Maxïmo Park, que habían sido repescados del viernes porque no se pudieron llevar su equipo, y tuvieron que quedarse. Pues que bien.
La segunda noticia fue en el recinto, y fue la caída de Lilly Allen, por enfermedad (gastroenteritis, según su myspace) Otro plato gordo (este apetecía menos, pero se le iba a echar un vistazo) que cae, además a última hora, y van… Poco se puede reprochar a la organización, pero la verdad es que cabrea bastante ver cómo caen grupos sin parar y es un mareo y casi un cachondeo la confección del cartel. Con lo que cayó y se filtró que estaba y nunca estuvo, habríamos tenido una jornada de FIB bastante apetecible. Una pena, y entramos ya algo mosqueados, la verdad. Además fue absurdo porque tuvieron que llenar su hueco con Underwater Tea Party, sacados de la manga por las buenas, teniendo a grupos que no pudieron actuar el día anterior seguramente por el recinto. Habría estado bien repescar a Joe Crepúsculo, a la Rosenvinge o a Corcobado, leches.

Ratolines.jpg

Y lo primero que fui a ver fue a RATOLINES, el grupo de Alcacer ganador del Proyecto Demo 2009. Pasamos un poco de L.A. que la verdad consiguió llenar la carpa, pese a que no los conocía ni Perry. Buen espaldarazo a su carrera sin duda. Los Ratolines mientras tanto mostraron tantas maneras como falta de rodaje y repertorio. Lo segundo es sencillo de solucionar, por lo que apuntan para buen disco, cuando lo saquen (despacito y buena letra, por favor). Las partes instrumentales mucho mejor que las cantadas (les falta seguridad en la voz) y unas canciones sonaron mucho mejor preparadas que otras. Hacen una curiosa fusión de pop y rock fronterizo, con viento metal como máxima peculiaridad. Tienen varios temas buenos, y alguno bastante flojo, pero tratándose de una banda maquetera y prácticamente novel, aprobado alto en su paso por el FIB. Original propuesta para el pop patrio. Mientras tanto un servidor (Antoinette) disfrutaba de la actuación de L.A sin conocerlos más allá del recopilatorio del día de la música de RDL. Concierto más que correcto, algún buen tema épico y buena voz. Al final se difuminó un poco pero no estuvo mal para primera hora de la tarde. Aunque hubiera preferido que estuvieran tocando sus compañeros en el disco antes mencionado, Arizona Baby, que pintan muy bien.
De ahí algunos nos fuimos a ver a Dean Tracy hacer una performance bolinga en la carpa, al frente de los TV PERSONALITIES. Lo que nos esperábamos, vamos, pero en directo. Que cuente Antoinette que yo duré poco. Pues si, ahí aguanté como un campeón entre risas e incredulidad, por el espectáculo que presenciaba. Durante el concierto me pareció ver incluso al espiritu de Arthur Lee del FIB del 2004 al fondo del escenario. De lo musical poco que contar: Dean Tracy paseó su borrachera por el escenario, mientras se metía con seguratas, ponía nerviosos al resto de compañeros y público y tarareaba el Human de los Killers. Con una mirada que parecía que en cualquier momento iba a sacar un kalashnikov y se iba a quedar solo.. Ah! incluso llegó a cantar alguna canción suya, entrando a destiempo por supuesto. Special Chair, The angry Silence… pero creo que eche de menos Silly Girl que me parece que no la tocó, aunque no estoy seguro la verdad. Sinceramente, fueron sólo 50 minutos pero se hizo eterno.

Bell

Los irlandeses BELL X1 se presentaron en el FIB en el escenario abierto, ante un buen número de compatriotas ocupando las primeras filas. Poco conocidos por estas tierras, demostraron que no todo en las islas es hooliganismo y post-punk clónico. También puede haber sensibilidad y buenas melodías tranquilas por allí. Dieron cuenta de su último disco, y dejaron para el final sus canciones más conocidas, haciendo que el público se animara bastante. No son la bomba pero se les debería hacer más caso del que se les hace, viendo a qué se le suele hacer caso. También pueden venir propuestas interesantes (y desconocidas) desde la pérfida Albión.

Unfinished

Y también las hay patrias, claro, porque los UNFINISHED SYMPATHY se curraron un conciertazo en el verde, ante poco pero entregado público, que fue creciendo a medida que avanzaba (sería gente que quería ver a Maxïmo Park? Hay gente pa tó) Repasaron Avida Dollars, su último trabajo, dejando caer de vez en cuando temazos de sus anteriores discos. De lo más guitarrero en el Verde sin duda, se ganaron al público con un par de chistes y chascarrillos, y con un sonido y una profesionalidad en las tablas dignas de elogio. Si había ojeadores de Festivales extranjeros entre el público, se apuntaron su nombre sin duda.

The

En plan “No parar” acabé en la carpa a la hora en punto para ver otra nueva propuesta (aquí) venida desde Irlanda: THE MIGHTY STEF De nuevo los compatriotas llenando las primeras filas (festival green), y cierta expectación por mi parte por verlos en directo. Su último disco, 100 Midnights, me gusta bastante, con su mezcla de cantautor de corte americano, con grupo tabernario folk púramente irlandés. El inicio del concierto fue brutal, y no por bueno. Un tipo descamisado al bajo, y con pantalones de baloncesto, un par de hooligans tirillas al resto de instrumentos, y el Increíble Stef al micro, que sí que era increíble, sí, lo enorme que se había puesto con respecto de las fotos promocionales del disco, al puro estilo Mariah Carey. Por no decir nada del sonido, el volumen más brutal del año en la carpa, con unos bajos que taladraban el cerebro. Qué grandes. Nos fuimos corriendo fuera de la carpa, hasta que el técnico dejó la cerveza y se dio cuenta de aquello, y fue subsanándolo poco a poco. El concierto estuvo bien, sobretodo por las canciones, con ese aire tan Pogues y melancólico a la vez, y por la voz de Stef, pero como pero sin duda habría que achacarles el punto hooligan que le dieron, tirando por tierra en parte tanto lo que transmite el disco, como el artwork que lo acompaña, como más sutil y elegante. Fue divertido, sin duda, pero para pegarle un cachete también, a ellos y al mánager. Hay que tomarse más en serio, sobretodo cuando debutas en un país. Luego al Stef lo vimos innumerables veces (o a su increíble gemelo) dándolo todo en varios conciertos, más ciego que una patata. Una pena que no tocaran 100 Midnights, pero Downtown y The King of NY ya valen medio concierto.

russian-red.jpg

Del hooliganismo foráneo fuimos a la sensación pop nacional temporada 2008/2009. RUSSIAN RED debía estar en el FIB, y allí estuvo. Se pueden decir muchas cosas (malas) de ella, como que está en todas partes, que ya cansa y que las hay mejores, pero allí, delante del escenario, sólo se pueden decir cosas buenas. Lourdes reunió a casi todo el público español ante ella, en uno de los llenazos del Fiberfib más grandes de la edición 2009 (competía con Mighty Stef y Maxïmo Park, tampoco era tan dificil) y se llevó, también, una de las ovaciones más grandes del festival. Poco que decir del concierto, que sonó de maravilla, que cantó muy bien (con todos sus dejes, gorgoritos y torceduras de labios, claro), que dio las gracias mil veces y que se le vio realmente abrumada ante tanta respuesta. Medallita de Winner para la Rusa Roja y a por otro concierto, previo paso por la zona de comida.
Pues si, la cosita esta encandiló a todo el mundo, creo que lo hubiera hecho aún sin abrir la boca, una pena que sabiendo que De Pedro estaba por el Fib con Calexico no se hubieran animado a tocar Perfect Time.

A esa hora (poco antes de las 23:00) se producía el solape más doloroso por mi parte: Elbow vs The Wave Pictures, o lo que es lo mismo, un duelo entre una banda veterana y unos jovenzuelos (ya no pero casi) principiantes, ambos ingleses, y ambos recogiendo elogios y buenas críticas de discos y conciertos por donde quiera que vayan. Como a los Pictures los habíamos visto hace poco en Valencia (y vuelven a España en breve, se ve que tienen más éxito aquí que allá) nos decantamos por ELBOW. Cuentan las crónicas y las buenas lenguas que los Wave Pictures dieron un conciertazo, ante una mayoría de público español, a los que dedicaron el concierto. Bien por ellos (por hacer un conciertazo)

elbow.jpg

Elbow, mientras tanto, llenaron el recinto del Escenario Verde. Todo el público británico, prácticamente, estaba allí, y nosotros nos preguntábamos cómo iban a responder ante una propuesta tan poco… saltinbanquera como la de los de Guy Garvey. El montaje era inmejorable, con un telón trasero con el cubo de la portada del último disco impreso, y los músicos repartidos por el escenario, donde destacaba la presencia de un terceto femenino de cuerda. Salieron los músicos, el cantante sacó un papel del bolsillo, se acercó al micrófono y se presentó, leyendo en español, ante el público. Y así nos ganó a todos. Eso, un par de paseitos por el escenario, tres o cuatro veces señalando al público con el dedo y un “I love you” en la parte final del concierto, y nos puso a todos a sus pies. Enorme frontman, qué clase y qué saber estar. Aparte de la voz, claro. Elbow fue sin duda la “sorpresa” del FIB, uno de los conciertos clave y posiblemente el concierto de mayor calidad en el Verde de toda la edición 2009. Tocaron pocas canciones (son largas), repasaron algunos de sus grandes éxitos centrándose es su último y premiadísimo disco, y con Grounds For Divorce y sobretodo con One day like this hicieron que la Música apareciera a lo grande, poniendo pelos de punta a puñados y haciendo que el público fuera sólo uno, y muy feliz. Enormes Elbow.

franz

Y la guinda del pastel la pusieron, cómo no, FRANZ FERDINAND. Básicamente voy a soltar un titular de estos que molan por su grandilocuencia, pero creo que me equivoco poco: Franz Ferdinand son la banda más divertida en directo de la actualidad. Y punto. Llevan una escenografía simple, efectiva, bonita y eficaz. Tocan de memoria y sin despeinarse, aunque no paren de saltar y bailar. Saben elegir bien el setlist, saben elegir su orden perfectamente, saben presentar un disco sin que se note, saben moverse en escenario, saben ganarse el público, saben hacer bailar y saltar como nadie, y sobretodo, tienen una retahíla de temazos de los de resucitar muertos a tutiplén. Además han sabido reinventarse metiendo sintetizadores y toques electrónicos sin que se note demasiado, dándoles más riqueza a algunas canciones. Además el hijoputa (desde el cariño) del Kapranos ha hecho un pacto con el diablo y está exactamente igual que cuando lo vimos hace ya unos años, en el mismo escenario, haciéndonos sudar a ritmo de Take me out. Pues eso, infalibles, divertidos, los reyes de la fiesta. Todo el público acabamos exhaustos (sobretodo gracias al eterno trallazo electrónico del Lucid Dreams final) pero tremendamente contentos. Vale que han tocado 3 veces en el festival, pero bueno, viéndolos, hasta parecen pocas.

Delorean

Y de los Ferdinand nos fuimos corriendo para ver a unos de los Winners con esto de las caídas de cartel, cambios de última hora y demás. No me refiero a los Underwater Tea Party, aka grupo sobrero, que fueron contratados a última hora (imagino que ese mismo día a mediodía o así) aprovechando que son de Castellón. Una oportunidad para ellos, aunque los pobres no salgan ni en el cartel. Pero por lo menos entrarían gratis.
Me refiero a los vascos, cada vez más internacionales, DELOREAN, que actuaban en el Fiberfib a la hora que les tocaba a Foals, esto es, Prime Time total. Cuando llegamos había poca gente, pero claro, la cosa se fue animando a medida que la gente venía desde el Verde. Su propuesta es altamente bailonga pese a la estaticidad de sus miembros. Eso al principio no contagia las ganas de bailar como hacen otros grupos, pero claro, el hecho de tener que tocar tanto sinte y tanta maquinita todos los miembros de la banda, resta capacidad de bailoteo y jarana. Aún así, esta estaticidad la suplieron con canciones, y con una puesta en escena espectacular (un 10 al de las luces y sobretodo los lásers). Su hitazo ya reseñado con buena nota en la Biblia Pitchfork “Deli”, y “As times as break off”, con la que cerraron, fueron dos de los momentos locura colectiva del festival.

2manydjs

Pero para locura colectiva, los 2ManyDj’s. Llenazo brutal en el Verde (pero brutal), y los dos hermanos pinchando DVD’s con visuales a juego. Yo tenía muuuuchas reticencias ante este “concierto”, sobretodo por poner a dos dj’s en el mejor escenario del Festival, pero tanto el montaje, la música pinchada y la fiesta que organizaron me acabaron de convencer. Éxitos de ayer, hoy y siempre, entremezclados, retocados en directo, filtrados, descompuestos, maltratados, recuperados… y unos visuales divertidísimos perfectamente coordinados con la música. Sonó de todo, para todos, con un momento Chimo Bayo (ya hasta habitual en el FIB) que fue recibido con vítores por la parte hispana del público, y con un final con Nirvana y toneladas de confetti y humo a reacción. Vistos una vez, vistos mil, seguramente. Si comparamos el setlist del FIB con el del Creamfields, por ejemplo, seguro que se diferencia bien poco. Pues eso, vistos por primera vez (con este espectáculo), minipunto para ellos. Fin de fiesta brutal en el verde, que se quedaría el pobre lleno de chanclas perdidas y cuerpos pisoteados.

loser

De ahí, marabunta británica huyendo del recinto como si estuviera en llamas o se hubiera acabado la cerveza, y nos quedamos tan anchitos viendo a AEROPLANE, el dúo de dj’s belga que tan buenas remezclas hacen. Me esperaba algo bueno de ellos y no defraudaron, mezclando canciones en plan downtempo con algo más movidito. Hubo tiempo para italodisco, para melodías de los 90 y para alguna de sus remezclas, se bailó muy bien aquello, con mucha melodía y, señores, canciones!. Para mí, que soy un inculto en diyeises y musicones, de lo mejor y más a gusto que he bailado en el FIB ante una mesa de mezclas, junto a las dos míticas sesiones de Ascii.Disko y ese Green Velvet de 2006 que puso la carpa boca abajo. La sutilidad y la elegancia también se pueden bailar, y provocar fiesta.
Poco antes de terminar los belgas nos fuimos a la carpa, a ver al tal TOM WOOLFORD, que había reunido ante sí al grueso de la (ya escasa) colonia británica que quedaba por ahí. Dos minutos y salir corriendo. Qué calor y qué pocas ganas de escuchar eso.
Así que pa casa, con la sensación de que el FIB 2009 parecía que hasta podía valer la pena.

Ir al inicio de página...

Comentarios:

Cuanto gilipollas suelto, se piensan q son periodistillas del mundillo indie o algo así indocumentados, vaya, vaya pero en qué festival has estado? vaya verguenza de comentario del festival, en fin esto es españa q podemos esperar…

Lo dijo Kapranos el 08.09.2009 a las 16:08

Totalmente de acuerdo con la crónicca, el mejor día sin duda fué el sábado y eso que prometía más el domingo….

Bell X1 son una maravilla, sonaron muy bien, encima tocaron todos los temazos del último disco, “Rocky took a lover”, “Flame”..

Elbow me recordó porque volvía año tras año al FIB, porque esos momentos se recuerdan siempre y por tanto merecen la pena. IMPRESIONANTE.

Franz ferdinand otro IMPRESIONANTE, encima seguidos, uno detrás del otro.Me armé de valor y decidir verlo desde dentro, aunque me pisaran y me cayeran meados, aún así, disfruté mucho y tuve la suerte de que los guiris de mi alrededor estaban tan “out” que no se movieron a pensa, con lo cual, no recibí ningún pisotón, mucho mejor.

DELOREAN me sorprendieron mucho, muchisímo, que a gusto bailé y eso que venía de Franz Ferdinand. Menudo Temazo “deli”, me encanta.

TWO many DJ´s lo mismo, me sorprendieron y eso que ya no podía moverme, me quedé viendo los visuales desde atrás y obervando el fiestón buen rollista que había en el verde (me encantan las palmeritas)…

Me huibiese quedado bien a gusto a ver acabar a AEROPLANE pero no podía con mis pies, que lástima con lo bien que sonaban. Unas cancioncitas si que bailotee…..

El sábado mereció mucho la pena y me quitó el mal sabor de boca que me había quedado del jueves y el viernes…

Lo dijo gatita norte el 11.10.2009 a las 21:20

Deja tu comentario...