Crónica Alababarada FIB 2018 – El Domingo

header

El FIB es como la etapa reina del Tour, siempre hay que guardar fuerzas para el final, porque 4 días son largos y nosotros queremos verlo todo, y después contarlo. Así que lo mejor es saber regular esfuerzos, para después atacar en la última cuesta. Así, a lo tonto, y a nuestra edad, abrimos el festival el Jueves, y lo cerramos el Domingo. Vamos, que nos fuimos porque nos echaron. Ni tan mal.
Las fotos vuelven a ser de: https://blog.ticketmaster.es/2018/07/24/cronica-fotografica-del-fib-2018/

El domingo era un día con cartel algo extraño, encabezado por Liam Gallagher, una decisión más que polémica, que una vez en el sitio… quizás fue bastante acertada. Además un buen número de grupos de caché alto lo flanquearon, por lo que quedó un día bastante resultón para todo tipo de públicos.
El viernes comenzó con YAWNERS, grupo finalista del concurso Proyecto Demo, al que también se invitó a actuar en el festival. La verdad es que suenan bien y tienen pose, actitud y ganas. Poco público en la carpa, pero aprovecharon la oportunidad, que de eso se trata.

El primer grupo en escenario abierto eran los mexicanos ZOÉ, allí grandes estrellas, y que no se les vio muy contentos por abrir un escenario aquí, a pleno sol, ante poco público… de hecho se quejaron alguna vez. Pues bueno, gánate el subir de escalafón, o al menos trata de quedar bien. Musicalmente beben de muchas fuentes, y son una especie de vetusta morla de allí, un grupo de guitarras que suena muy bien y muy bien arreglado, y que suena a Radiohead del principio sin reparos.

Como nos daban un poco lo mismo nos volvimos a la carpa a ver a MAREM LADSON, una jovencísima gallega de padre estadounidense y de la que se habla como la next best thing de la música española. La chica tiene presencia, toca bien, y canta mejor, y tiene buenas canciones, sobre todo su “hit” Shades of Blue. Se mostró encantada y encantadora, y fue ganando público. La veremos en mil festivales el año que viene.
dMarem-Ladson-33RP-1118x745

La primera banda marcada en fosforito eran KING KHAN & THE SHRINES, una banda de soul alemana, con el Rey Khan, de ascendencia India, al frente. Vaya person. Comenzaron con retraso por problemas a la llegada, casi sin probar, y sin el bajista, que llegó un poco más tarde, pero el Rey Khan se llevó todas las miradas. Su presencia magnética atrae, y la banda se esfuerza por hacer mover al público. Carreras entre la gente, duelo de trompetas, cambios de ropa delirantes (maravilla ese hombre con el mono) y mucho soul.
dKing-Khan-and-the-Shrines-65RP-1118x745

Hordas de gentes corriendo hacia el Maravillas. ¿Qué significa? Que MADNESS está a punto de comenzar. Llenazo en la explanada y generaciones distintas (varias de diferencia) coreando las canciones del combo británico de ska. Comenzaron con One Step Beyond, y para qué pedir más.
dMadness-33RP-1118x745

A mitad nos fuimos del grupo veterano del día al nombre más millenial, un JIMOTHY LACOSTE con disco recién estrenado, problemas de ubicación (thank you, Barcelona) y un rap-pop fresquito y cantado con gran desparpajo. Le faltan canciones para aguantar un concierto a la altura, pero desde luego no le falta frescura.

La noche ya había llegado y era el momento para uno de los grupos del año, WOLF ALICE volvían al FIB y esta vez ya con repertorio como para llenar su slot de temazos. Y bien que lo hicieron. Buen sonido, muy buena actitud y presencia, y una voz capaz de pasar de la dulzura al grito sin inmutarse. Buena sudada.
Y tras la cena, en el mismo escenario, PARQUET COURTS, ¿quién decía que las guitarras estaban muertas? Pues nada, de nuevo a sudar, esta vez ya con pogos, y dislocaciones de cervicales, y a terminar de rematar los pies. Su último disco es una trituradora de ritmos, y pasa del pop lo-fi al rock garajero y a temazos casi LCD Soundsystem (Wide Awake en loop, por favor).
Pues eso, que todo bien.
dParquet-Courts-55RP-1118x1677

Y nos acercamos, por curiosidad, a ver a LIAM GALLAGHER. Y allí estábamos, esperando, con la gente coreando las canciones que sonaban por megafonía. El FIB es territorio Gallagher y se nota, y es curiosísimo como siguen renovando y añadiendo fans jovencísimos año tras año. Cuando decidan que Oasis vuelva, desde luego, van a poder pedir lo que quieran.
Suena música, se enciende la pantalla del escenario, y sale Liam en el camerino. La cámara le sigue todo el trayecto hasta el escenario, y nosotros lo vemos atentamente. Hasta que sí, efectivamente, ahí está. Tal y como lo esperábamos. Con la Parka y las manos detrás. Y la voz nasal. Y nada, empieza la liturgia Gallagher, mezclando canciones propias con himnos de Oasis. Y este no se corta un pelo, que hasta canta de las de su hermano. Pues eso. Cervezas al aire, abrazos, triples castillos humanos y un set comenzado con Rock and Roll Star y finalizado con Wonderwall y Live Forever. Pues eso, hasta los haters cantando.
dLiam-Gallagher-50RP-1118x1677

Nos dimos un paseo hasta THE PARROTS petándolo fuerte con su versión de Soy Peor de Bad Bunny y terminamos de nuevo en el Maravillas para ver a JUSTICE. He de ser sincero diciendo que me daban un poco de pereza, pero bueno, había que verlos. Asistí a sus primeros conciertos como Justice, con la cruz y el We Are Your Friends, y luego les perdí un poco la pista, pero me callaron la boca fácilmente. Lo primero, porque me di cuenta de que me sé casi todas las canciones. Y me gustan. Y lo segundo, porque la escenografía me dejó boquiabierto, con elementos móviles, juegos de luces increíbles, fotos subiendo y bajando y estrobos loquísimos. En serio, no sé si era un aquelarre o una rave en el infierno, presidida por una cruz, pero qué increíble cierre de escenario grande. Vuelvo a ser believer.
Justice-26RP-1118x745

Por supuesto volvemos a ser believer del vals, la despedida más feliz posible.

Y ya puestos, pues a lo tonto acabamos asistiendo al cierre de la música. Cedric Gervais mucho más elegante de lo esperado, sin caer en edm ni nada parecido, y DETROIT SWINDLE tirando de temazos ahora más matraqueros, ahora más facilones. Vamos que nos hizo lo que quiso. Y terminamos en el pódium y con ganas de más.
Con ganas de FB 2019, el 25 aniversario, claro que sí.

Ir al inicio de página...

Deja tu comentario...