Crónica alababarada FIB 2008 Viernes. Karaoke Noise y a bailar

caratulafib20081.gif

ffib2.jpg

A continuación, la crónica del Viernes del FIB.
No desespereis que en breve se cuelga lo demás.

Por maiquel_nait, Acid Queen, Antoñita la Fantástica y Templao.
Fotografías de Mari Lumix.

Crónica Viernes del FIB 2008 alababarada.com
Karaoke noise y a bailar

Como somos unos yonkies de FIB, a las 17:30 ya estábamos entrando por la puerta para ver actuar a los primeros grupos del viernes. Empezamos por Gentle Music Men , los ganadores del Proyecto Demo de este año. Poca gente en la carpa Vodafone, aunque a medida que iba avanzando el concierto, se fue llenando.
fgentlemusicmen.jpg
MAIQUEL_NAIT.- Gentle Music Men, en contraposición a los ganadores anteriores del Demo, hacen música para ser escuchada, más que para bailar. Con un buen depliegue de músicos sobre el escenario, sus canciones se desarrollan sobre bases pop y folk americano, a las que van añadiendo capas y arreglos. Las dos violinistas/coristas sobre el escenario daban más empaque y credibilidad al proyecto, al que se ve bastante rodado y con buenas bases para seguir avanzando y labrarse un sitio. Como inicio de viernes, y de Festival como tal, fue perfecto.

fvinventvincent.jpg

Por curiosidad fuimos a ver terminar a Vincent Vincent and the Villains, a la carpa Fiberfib. Poco pudimos ver de ellos, más que eran un grupo de composición clásica, con pintas de grupo de rock clásico tirando a sureño, y que había más gente que en la otra carpa (británicos en su mayoría, todavía con el bañador puesto). La canción que vimos, que fue con la que cerraron, se daba un aire bastante descarado a “Wicked Game” de Chris Isaak, lo cual no sabemos si es bueno o malo.
ACID QUEEN.- Sí, es esa delgada línea que separa el homenaje del plagio…

Decidimos darnos un paseo por el FIB Market para constatar que va de mal en peor, con sólo tres puestos donde vendían discos. A buenos precios, eso sí. Sabemos que la ausencia es coherente, pero echamos de menos el stand de Sinnamon y sus rebajas festivaleras. Nos esperamos al Wintercase.
A las 19:00 empezaba uno de los platos gordos de la tarde de viernes: El Columpio Asesino. Tras su paso por el FIB 2006, con un disco como “La gallina” recién editado y con cambios en la formación, había más que curiosidad por ver cómo se defendían esta vez.

fcolumpioasesino.jpg

M.N.- Y el resultado fue estupendo. Más compactos, con más músculo que aquella vez, con mejor sonido y mucho más versátiles. La integración de dos nuevas voces les ha hecho ganar muchos enteros. Aparte de presentar canciones de su nuevo trabajo, como “México“, “La marca en nuestra frente es la de Caín“, o “El destacamento”, que no palidecen en absoluto respecto a otros hits de la banda, por mucho que hayan aflojado el pistón, avasallaron a base de las canciones más guitarreras, sucias, ruidosas y sudorosas. Sobretodo sudorosas, porque lo que en aquella carpa se rozó la deshidratación mientras sonaron “Pacífico”, “Vamos” (versión de los Pixies), “A-ha”, el temacísmo “YeYeYe” o el (enorme) final interminable y poderoso con “Floto”.
ANTOÑITA LA FANTÁSTICA.- Tachán! Y aquí aparezco yo. Me perdí todo lo anterior por motivos ajenos a mi persona. Ser dependiente y no estar en Benicàssim es lo que tiene. Poco que añadir a los comentarios de Maiquel sobre el Columpio: son una barbaridad. Contundentes y ruidosos. La inclusión de la voz femenina aunque se oyera poco, les ha dado una nueva dimensión. Un gran concierto de hitazos, como debe de ser en un festival.
A.Q. Yo creo que El Columpio estaban ya como para tocar en el Verde y en primetime, la verdad. Sonarían de la hostia y no moririamos bajo temperaturas infernales…
TEMPLAO.- Bueno aquí es también donde me incorporo yo en esta jornada de festival. Es lo que tiene estar enganchado al Festival de Cortos (del que habré de preparar una intensiva crónica, lo sé) y comer tarde y dormitar y gandulear por las sombritas del pueblo, y pegarse toda la caminata de vuelta y llegar al camping y decir: necesito tumbarme aunque sea media hora y tomarme una cervecita fresquita antes de meterme al recinto y empezar el no parar de escenario en escenario. No conozco mucho El Columpio Asesino a pesar de ser la segunda vez que los veo en directo. En esta ocasión me gustaron mucho más (aunque me incorporase casi al final) y desde luego son brutales en el escenario y el cantante-batería es un animal. Y si, la temperatura a esas horas en la carpa (a pesar de ser cerca de las 20:00h) es infernal y hace que los cubalitros no duren ni un segundo.

Gran ovación, rápida rehidratación y corriendo a ver a South San Gabriel.

fsoutsangabriel.jpg

M.N.- En el lado opuesto (musicalmente) al anterior concierto, y más sabiendo que en la carpa grande les habían precedido los Rumble Strips, parecía duro adaptarse al formato y las canciones de los intimistas South San Gabriel. La carpa presentaba una baja ocupación (aquí hemos venido a bailar), por lo que el público se ubicó alrededor de la banda, y muy cerca, para sentir mejor las canciones y llegar mejor a ellas. Will Johnson se salió; Íntimo y preciosista, de interpretación perfecta y cercanía absoluta, dejó a los allí presentes un bonito recuerdo a lo largo de canciones de cadencia lenta, con Steel Pedal marcando la melodía y ahora un violín, ahora un teclado, para acabar de acoplarlo. Mucha gente dijo que no era el momento ni el lugar adecuado para ese concierto. Mejor para nosotros.
A.Q.- Fue exquisito, y sonó maravillosamente. Toda una lección de buen gusto sin desmelenes barrocos. Debemos ser unos raros, porque para nosotros siempre hay momento y lugar para algo así.
A.- Pues sí. Desde luego South San Gabriel eran cabeza de cartel del AntiFib, esos grupos que de repente se encuentran casi solos tocando. Mejor para los que nos quedamos. Este es el año de la Americana, y ha estado representada en el FIB a lo grande, con Micah P., Will Jonson , Eef Barzelay, American Music Club, y Moriarty. South San Gabriel fueron muy grandes, preciosistas, intimistas, y sonando muy bien. Una delicia.
T.- De los conciertos de Americana me quedo con American Music Club (ya llegaremos). A mi South San Gabriel me gustó, sonaban geniales (y eso que parece ser que perdieron todo el equipo y les tuvieron que conseguir todos los instrumentos justo antes de tocar), pero a mi me pilló con el cuerpo un poco acelerado y preparándome para Babyshambles (lo sé, soy el único del grupo que tenia ganas de meterse a rebozarse con los hooligans, pero realmente me apetecía pegarme la fiesta con Doherty y compañía) y me fui a mitad de South San Gabriel para ubicarme correctamente en el verde.

Después de South San Gabriel apetecía un momento de reposo y de avituallamiento. Así, degustando un perrito con curryketchup y mucha cebolla, y sentado en el césped, pude ver por un lado la actuación de Babyshambles en la pantalla, y por otro la horda de británicos corriendo hacia el concierto (15 minutos después de haber empezado, seguía la marabunta de gente corriendo como descosidos hacia el Verde).
M.N.- Vi poco y no presté mucha atención, puesto que los Babyshambles y su Doherty poco me dicen. Aún así pude ver un concierto digno, sin sorpresas desagradables, con Pete de maestro de ceremonias fagocitando todo el interés (Babyshambles son él y su circunstancia) y tocando donde y cuando debía. Y con una goleta a modo de pendiente que como se convierta en tendencia ya nos podemos esperar cualquier cosa.
A.- Ey! Qué coño es una goleta?… BabyShambles a mí tampoco me dicen nada. Pete me hace mucha gracia, pero sobrio pierde mi interés. Aunque he de reconocer que me sorprendió un poco para bien. Eso sí, vi hasta el single y me marché. Puro GOR (guiri oriented music) y a esa hora de la tarde no me apetecía mucho.
A.Q.- Yo reconozco lo que me atraen estas estrellas mediáticas. Disfruté de unos cuantos temas desde las primeras filas, en parte por darme mi ya clásico baño de holligans adolescentes y descamisados que tanto bien me hacen por dentro y por fuera, y en parte por observar de cerca al personaje. En todo momento mantuvo la actitud de un profesional, ocupado en hacer que su banda suene como merece. Sus canciones ganan mucho en vivo. A mí me parecieron una gran banda (y un gran público).
M.N.- A mí gran banda no me parecieron en absoluto. Ni tienen grandísimas canciones ni son grandes músicos o grandes intérpretes. Son una banda digna, pero como muchas otras que hay ahora mismo por las islas. Y el gran temazo es un temazo porque dice “fuck forever” y poco más. Me apunto lo de G.O.R.
T.- Aquí es donde yo flipo de oir a Acid! No me lo esperaba desde luego jajajjaj. Bueno, yo no estaba en las primeras filas pero sí estuve todo el concierto bien posicionado, lo suficiente para no perder de vista al Doherty y por supuesto para que me cayera un buen baño de cerveza que se inició ya desde la primera canción, con todos los descerebrados desescolarizados neandertalizados guiris lanzando los cubalitros llenos al aire. En efecto fue un buen concierto, sin disgustos, sin idas de olla del Pete, con momentos de locura absoluta como ‘Side of the road’ o por supuesto el esperado y coreado final con ‘Fuck forever’. Un concierto para pegarse la fiesta. No es que me guste especialmente lo que hacen Babyshambles salvo unos cuantos temas sueltos, pero desde luego si estás dispuesto a soportar la horda de subnormales sudorosos y discernir un poco, te lo pasas teta.

A medio concierto nos fuimos a ver a El Guincho, único representante nacional (a hora decente) en la carpa grande. Se vio bastante expectación con la carpa bastante llena para estar compitiendo con los Babyshambles, y con varios grupos de extranjeros por todo el espacio. Ah! Y Johan Wald, cómo no.

guincho2.jpg

M.N.- Pablo Díaz Reixa alias El Guincho vio dónde estaba programado, las horas que eran y quién le sucedía, y decidió hacer una sesión tropicalista al estilo live de dj, pero con voces y percusiones. Qué quiere decir esto? Pues que en vez de poner sus bases tal cual y cantar sobre ellas, decidió subirlas de graves, acelerarlas, y por momentos jugar con ellas para entremezclar canciones, hacer juegos con los samples, crear subidones que volvieran loco al público y aderezarlos con sus percusiones de verdad para darles más cuerpo. Sobre el papel no pinta mal, pero el fallo fue ecualizar tan mal (yo creo que se pasó tres pueblos con los graves) y ponerle tanto eco a la voz que por momentos aquello se convirtió en una bola de sonido con bombo de fondo.
A.Q.- Yo aproveché para cenar y verlo y escucharlo por pantalla… Y la verdad, yo sigo sin verle nada a este chico. A mí me parece muy plasta. Es cierto que controla perfectamente al público a base de golpes de efecto. Pero yo veo poca música y mucho cantamañanas. Si al menos estuviera bueno… pero es que es muuuuy feo.
A.- Jo! A mi me gustó, bacalao a tope, muy divertido y muy animado, mucha fiesta. No sé…, si que es verdad que al final sonaba todo como muy confuso, pero , por escuchar Palmitos Park valió la pena y todo se perdonaba. Samba de Janeiro!
T.- Antoñita gritando ‘bacalao a tope’??? Pensaba que me iba a morir sin oir algo similar. Pero si sólo le gustan grupos que son la alegria de la huerta y en cuanto oye un bombo empieza a tacharnos a todos de ‘bakalas’, ‘cacerolada’ y cosas por el estilo. Además de todos es sabido que a Antoñita no le gusta nada que vaya por debajo del nivel del mar…
A mí el Guincho me decepcionó si lo comparo con lo que me esperaba encontrarme. Sin embargo si obvio eso, su propuesta de techno (porque aquello era techno digno del mismisimo Jeff Mills o Richie Hawtin por momentos, con estructuras hipnóticas, repetitivas y envolventes) me llamó la atención y me hizo bailar aunque me pareció excesiva para las horas que eran, y, como digo, un punto aburrida y lineal por momentos en comparación con las canciones del disco.
M.N.- Yo creo que su valor está en hacer una especie de sesión bailable a lo live electrónico, como ya he explicado, pero utilizando sonoridades y ritmos no utilizados habitualmente para ello. La música tiene otro ritmo, y se baila de forma diferente. De todos modos yo ya lo había visto en el Primavera y decidí cambiar de escenario tras 4-5 canciones.

ffujiyamiyagi.jpg

MN.- Y me decanté por los británicos Fujiya&Miyagi, que viendo el “llenazo” que había en la carpa, mucho no deben salir en el NME, ni falta que les hace. Fujiya&Miyagi comenzaron su concierto con “Ankle injuries” (también lo acabaron con ella), en formato trío. Desplegaron su arsenal de pop elegante con toques groovy, electrónica suave y krautrock bailable. Cómo se come esto? Pues con canciones pegadizas, muy bailables, pero bailables así como moviendo la cadera y haciendo círculos con los brazos, en vez de saltando, haciendo palmas y levantando las manos. Bailando, vaya. Cuando a medio concierto salió el cuarto Fujiya a tomar las riendas de la batería y dejar atrás las progrmaciones, el sonido tomó más cuerpo, se hizo más cercano, y los bailoteos crecieron. Gran momento el “In one ear, out in the other”. Parecía que la mitad de los presentes no tenían ni idea de a quién estaban viendo, ni les importaba. Las canciones se pegaban a la primera, y se acababan cantando, y con una sonrisa. Y qué decir de los visuales, los más bonitos del FIB 2008: animaciones tipo pixel simulando estas hechas a base de dados de colores. Geniales.

De nuevo, y sin tiempo para nada, a correr para cambiar de carpa a ver a Hot Chip. Como uno ya es perro viejo en el FIB y se sabe algunos trucos, conseguimos entrar a la carpa (5 minutos antes no era difícil) Fiberfib y encontrar un sitio desde el cual verlos, disfrutarlos… y poder salir corriendo para ver a My Bloody Valentine.
T.- Sí! yo conseguí también una buena posición desde donde poder escapar en el momento oportuno, a pesar de la aglomeración que había, llenazo absoluto de la carpa FiberFib…

fhotchip.jpg

MN.- A Hot Chip los vimos en el Primavera Sound del año pasado, y no nos convencieron. Nos pareció todo muy frío, como muy teatrero, con tanta gente dando saltitos y tocando botones sin saber qué hacían. Por lo que tenía muchas ganas de verlo para ver si aquello fue un espejismo, una locura transitoria por mi parte, si era cierto todo eso, o si habían mejorado de verdad. Y más tras haber sacado un discazo como Ready for the Floor. Pues bien, o percibí mal la cosa allí, o han mejorado mucho, porque en Benicàssim fueron una apisonadora. Siguen dando saltitos y yendo de un lugar a otro, pero ahora se ve bien qué hace cada uno y a qué se debe tanto ajetreo y tanto estrés. Hot Chip juegan con sus canciones, con los ritmos, con las percusiones, con los beats. Perfectamente sincronizados, van moviéndose, cambiando de sitio, tocando el botón adecuado, el platillo precedente, el cencerro cuando toca. Todo eso sobre un conjunto rítmico de batería, bajo y guitarra que ya por sí haría bailar a la carpa entera. Y encima el primo nerd de Benjamin Linus canta muy bien.
T.- Mmmm, a mí me recordaba más a Bill Gates…
M.N.- Con su nuevo disco han ampliado repertorio, y tocaron todas las de bailar. La carpa, a reventar, se volvió loca. Sobretodo cuando sonó “Over and Over”. Cuando terminó esta canción, sudando como pollos, salimos de la carpa y corrimos hacia el verde a ver a My Bloody Valentine.
T.- Puffff lo de Hot Chip fue alucinante. La carpa a reventar, un calor infernal, pero desde donde conseguí colocarme tenía una buena perspectiva del pedazo de nerd del cantante y toda la formación, y desde luego me parecieron arrolladores. Es verdad que soy superfan de Hot Chip y disfruté con cada uno de sus temazos (aunque algunos los variaban tanto que costaba reconocerlos) pero hay que reconocer que se lo montan genial en el escenario y no puedes parar de bailar. Salvando las distancias, me vinieron recuerdos del concierto de Chk Chk Chk en esa misma carpa el año pasado. Desde luego el conciertazo de electrónica del FIB de este año, más incluso que Justice en mi opinión muy subjetiva, más que nada porque la propuesta de Hot Chip me parece mucho más interesante que la de los franceses. La putada es que también tuve que perderme el final para correr a posicionarme en el Verde.
A.- AHHH!!! Me los perdí, errores de cálculo, me pillaron “cenando” fuera, vi el final desde las pantallas y me pusieron los dientes largos, grrr.!!! Me sorprendió la pinta de nerds que tenían. Es lo que tiene tanto MP3, que no sabes la cara que tienen los artistas. SI AL CANON!
M.N.- Fibers cercanos a alababarada nos comentaron que el concierto terminó con una versión de “Nothing Compares to you”. Sí, la de Prince que popularizó Sinnead O’connor. Momentazo, no?

A.Q.- Yo juro que pese a mi decepción en el Primavera, pensaba ver a Hot Chip. Pero tenía una gran curiosidad por ver que había sido a estas alturas de los New York Dolls. Yo no es que sea muy fan de estas reuniones fantasma, con varios miembros fallecidos y un caché exagerado, por lo que supuse que con un par de canciones me daría por satisfecho. Y no. No fue así. Alucinamos tanto desde el principio que no nos perdimos ni los bises del final. Con un sonido potentísimo y una buena ración de blues eléctrico y guarro, la banda de David Johansen y Sylvain Sylvain arrasó con todo y ofreció uno de los mejores conciertos de esta edición. Cierto es que afortunadamente no lucieron su look clásico de maquillajes y cardados trans (hubiera quedado muy ridículo), pero sí echaron mano de su repertorio único, sorprendieros con una versión fantástica de “Piece of my Heart” de la Joplin, recordaron emotivamente a Thunders, y se guardaron “Personality Crisis” para un bis final que el frío publico no supo demandar con la energía que la ocasión merecía. Grandes los New York Dolls, sí señor. Así que nos perdimos a Hot Chip, otra vez será.

Poca, muy poca gente a 5 minutos de empezar el plato fuerte del Viernes. My Bloody Valentine volvían tras 14 años de silencio y allí estábamos nosotros para presenciarlo.

fmybloodyvalentine.jpg

M.N.- La prueba de sonido fue brutal: trallazo de guitarra y caras de: ese volúmen es normal? Por fin salen Kevin Shields, Bilinda y demás, cogen sus instrumentos, y sin decir nada, ya mirándose los zapatos, arrancan con “Only Swallow”. Momento mítico, volúmen brutal, brazos arriba, redoble, y a tararear la letra. Espera, qué letra? Dios, no se les escucha nada!!! Tras unos momentos de incertidumbre, nos dejamos llevar por la música. Las voces acabarían escuchándose sobre la maraña de electricidad tiempo después. Para entonces, poco importaba ya. El volúmen, el feedback, las melodías sintetizadas, las imágenes proyectadas en la pantalla y los redobles de batería a modo de ametralladora ya nos habían trasladado a otro mundo, a un mundo donde la intensidad lo era todo, donde el ruido era melodía y el sonido se percibía por todas partes del cuerpo. Y estábamos ahí. Cuando terminaron con 10 minutos de puro ruido a volumen brutal, y la gente incluso se fue, nos quedamos allí, como hipnotizados, sin dar crédito a lo que estábamos viendo, escuchando y sintiendo… Y después todo terminó, y se hizo la calma. Kevin incluso saludó. Y nos quedamos allí, resoplando, como extasiados, mirándonos y diciendo: qué brutal.
A.- BUFF! Toda una experiencia, era como ver una lavadora y una secadora a la vez en un escenario. Nunca el ruido fue tan hermoso, cierto que las voces no se escuchaban muy allá, pero poco se les echó en falta. Texturas, eléctricas que estremecían. Uno de los momentos del FIB. Y los visuales me encantaron, muy retro, como muy analógicos, pfff… Y el final, que casi duró desde el principio, muy grande, atronador.
A.Q.- Yo creo que la magia de MBV, esa espectral y atractiva combinación entre el ruido y las melodías vocales, no se vio en aquel concierto, precisamente por la ausencia de voces. No se escucharon prácticamente nada las voces. Incluso parecía ridículo ver a Shields moviendo los labios sin escuchar nada. No me pareció un mal concierto, porque la espectacularidad es tal que resulta imposible, pero me decepcionó que aquellas fantásticas canciones se perdieran en su propia maraña. Como me dijo un forero al que encontré disfrazado de osito gay en las primeras filas de La Casa Azul minutos después: un gran concierto instrumental, jajjajja…
T.- Pues eso mismo que decís, una putada y gorda lo de las voces porque precisamente como dice Acid la belleza de las canciones de MBV radica en gran medida en las voces… Y es una pena porque con lo bien que suena el verde y con lo absolutamente brutal que sonaba todo lo demás… Pero bueno una vez asumido esto te sumerges en el ruido atronador y ya no puedes salir y quieres que siga y no pare. Yo sinceramente ALUCINÉ con el derrochazo de volumen y me sentía realmente feliz pensando, joder, pocas veces voy a poder sentir el sonido de esta manera. Personalmente soy mas fan de las canciones de My Bloody Valentine más, cómo decirlo, más del rollo Joy Division, como las que aparecen en el recopilatorio ‘Things left behind’. Pero por otra parte gracias a los irlandeses empecé no hace mucho a investigar y descubrir a esos grandes grupos del shoegaze como Chapterhouse, Lush, Pale Saints o Slowdive y realmente me alucinan estos sonidos, y sentirlos en directo con MBV fue una experiencia absoluta. Los visuales, en megapantalla completa tras las filas y filas de amplificadores, reforzaban la increible sensación de un mar de ruido y distorsión: un tapiz de ruido blanco y de interferencias, texturas distorsionadas que cubrian el escenario y se prolongaban durante toda la canción. Y bueno, la rallada del final notiene nombre. Por un lado decias, joder, que no se acabe nunca. Pero por otro pensabas, me pasará factura, seguro! estoy perdiendo oido por momentos. Pero si aquello no era ruidismo que me digan lo que es! No queríamos que aquella intensidad que había atrapado nuestros cuerpos acabase nunca!

Hubo un momento escarceo noise vs jellypop corriendo hacia la carpa Vodafone para ver unas canciones de La Casa Azul. Craso error. Hasta arriba de público, no se podía entrar ni por el techo. Exitazo de Milkyway, incluso entre el público extranjero, con muchos grupos de ellos bailando en la parte de detrás de la carpa, y (digo yo) flipando con la repercusión de un chico calvete con una guitarra y un piano, con 5 pantallas detrás cantando electropop bailable y volviendo loco al público con cada acorde. Nos alegramos.
A.- Pues si, este tío ha pegado el pelotazo con el último disco. Me sobra cuando se pone con el piano, sobre todo si abusa de él, pero es de lo más divertido, y su propuestas con pantallas me encanta. Me parto con los caretos de los actores. Lástima que lo vi apenas 5 minutos porque no se podía estar, sí que hablo por conciertos anteriores. Por cierto, cada vez se parece más al Chaval de la Peca.
T.- Pues yo no soporto La Casa Azul, ya tuve bastante en el MIMED y no me pillarán nunca más. Aproveché para buscar papeo porque no se que me pasa en el FIB pero no paro de jalar, y no ayudaban para nada esos puestos de perritos calientes con cebolla caramelizada a 3,5 pavos…. que ricos!

De nuevo al verde para ver a Róisin Murphy. Tras su paso por el FIB con Moloko (a la que vimos un rato porque coincidían con Placebo) y presentando su primer disco (y no vimos porque coincidía con nosequién en el Verde), nos disponíamos a verla ya convertida en una pseudodiva de la música de baile. Lo de pseudo es por la repercusión que tiene, en escena es toda una reina.
M.N.- Pantalla gigante, banda de verdad y dos coristas/performers de nivel. Cambio de vestuario y (muy importante) de sombrero en cada canción, sin que haya parones. Bailes retrofuturistas entre el robocop y las anfetaminas. Muchas ganas de gustar y de hacer disfrutar a la gente. Y una colección de canciones que, ahora sí, da para bastante. Sin recurrir al bombo 4×4 y a la melodía fácil, y con toques de electro, rock, glam y jazz electrónico de aquel que le hizo Herbert para su anterior trabajo. Nos hizo bailar y disfrutar del espectáculo. Tocando Overpowered tras Movie Star, tampoco es difícil. Que tiemblen Kylie y Madonna… o es pronto todavía?
A.- Sí, que tiemblen pero poco, creo que me esperaba más espectáculo, la verdad… me gustó sin ser gran seguidor ni de Moloko ni de ella, así que poco puedo decir, que me gustó el concierto y que bailé mal, como siempre.
A.Q.- Kylie y sobre todo Madonna, andan perdidas por desiertos de difícil retorno. Yo sí vi a Moloko la primera vez que vinieron al FIB, y sí, esa mujer siempre ha sido una superstar. Solo que ahora canta maravillosamente y tiene, al fin, un repertorio propio como para ofrecer un gran concierto. No necesita proyecciones, ni decorados ni escaleras de colores: el espectáculo es ella. Y estuvo fantástica.
T.- mmmm me considero superfan de Roisin Murphy y todo lo que haga, pero yo si que me llevé una pequeña-mediana decepción con su directo. El asunto es que no sabría muy bien decir por qué. Se que esperaba ansioso su aparición en el escenario (todavía con las imágenes en la retina de su concierto con Moloko en el FIB de hace unos años, metiéndose de cabeza en el hammond y agitando las piernas), y cuando salió y empezó todo… no se, me parecia… pobre? qué le faltaba? a lo mejor lo que le faltaba era Moloko. Desde luego, tras unas canciones me olvidé por completo porque teniamos delante a Roisín Murphy y como dice Acid, el espectáculo es ella, y Roisin es un animal de escenario (y si no a ver cuando empieza a meterles de ostias -simuladamente claro- a las coristas al final del concierto). Está supertronada y sin embargo canta como los dioses con ese chorrazo de voz. Lo que pasa es que a mi los temas que tiene en su proyecto y solitario me gustan para escucharlos pero no se si me acaban en directo. Ahí la prefiero con Moloko porque me parece que la banda le acompaña mucho más…
M.N.- Al principio sí quedaba algo pobre, con sólo dos músicos en escena, pero cuando salieron los otros dos, la cosa tomó más cuerpo, y más presencia escénica. Más empaque para un verde, vamos.

Nos quedamos en el césped de detrás reposando un momento, comiendo algo (esa torta de Santiago del puesto de empanadas y tartas…) y cogiendo fuerzas para el fin de fiesta. Nos quedamos sin ver a Chromatics… porque estaba muy lejos y nosotros muy cansados. En Erol Alkan debía haber ingleses hasta encima de los WC’s. Así que esperamos a ver qué nos deparaba la incorporación más polémica del cartel de este año: el anglo libanés Mika.

T.- Yo como me negaba a ver Mika (no lo soporto) me acerqué a la carpa a ver qué tal Alkan y efectivamente habia una marabunta de guiris neandertales acervezados y además estaba en plan muy bakala, no me gustó nada el rollo que estaba pinchando.. Despliegue de lásers y megafiesta liada, pero me pilló un poco petado ya (pensé, todavia quedan 2 dias de festival…), así que me retiré a mis aposentos que este año por suerte estaban en una parte más tranquila del camping…

fmika.jpg

MN.- Y lo que nos deparó fue… lo esperado. O mejor dicho, lo deseado: puro espectáculo. O como él dejó bien claro… puro circo. Pero del bueno, eh? Nunca he soportado el disco de Mika entero. Me crispa. Reconozco que tiene tres canciones extremadamente pegadizas y bailables, pero todo junto? Lo mismo debe pensar él, así que se ha preparado un show de principio a fin, para entretener y hacer disfrutar a todos los públicos. Incluído el mainstream. O debo decir… incluído el indie? Empezó a lo grande con “Relax”, corriendo de lado a lado sin dejar de cantar (aprende, Bisbal). Para empezar la segunda canción comenzó el espectáculo descubriendo un gran tapiz con la cara de un payaso. Y ya empezó la locura. Al final ya ni te acordabas de lo irritantes que son sus agudos. Muñecos hinchables, disfraces, lluvia de confetti, serpentinas, globos, peleas de percusiones (un poco demasiado mainstream esto, la verdad), teatro y mucho color. Y debajo, o sobre todo ello, una banda de verdad sonando de verdad, y un Mika que nunca dejó de corretear y nunca perdió la voz (aprende, Chayanne). Tampoco se pasó de pomposo ni de ególatra con sus momentos agudo.
A.Q.- A mí me encanta ver de vez en cuando a este tipo de estrellas “oficiales”. Aportan frescura a estos festivales indie. Yo sí soy fan del disco de Mika aunque reconozco el cansancio que provoca a estas alturas, y creo que en vivo, musicalmente, le falta mucho, mucho… Pero sí es cierto que no es posible resistirse a un espectáculo así de divertivo… Si hasta cantó una de Depeche
MN.- La versión (bueno, la interpetación) de I Just Can’t Get enough fue el mejor momento de la noche, con todo el verde (con más gente de lo esperado, la verdad), bailando brazos arriba. Y con un disparo de serpentinas hacia el público terminó su show.
A.- Yo fui corriendo a ver a Micah al verde confiando en que fuera un error tipográfico y le tocara donde se merece y me encontré a Mika con K. La verdad es que le tengo cierta pelusilla. Relax me encanta, pero hay otras que me dan tirria. Además creo , o no sé donde oí, que había salido del OT inglés o algo así.. Pero al margen de todo esto , como concierto y espectáculo he de reconocer que me impresionó. Era como una nochevieja en el pais de las Maravillas todo el rato. Aunque en su momento lo negué, je, je…El tío lo dio todo, y joder! canta bien. La verdad es que lo veo con mejores ojos, eso si, con Lolly Pop no trago.
M.N.- Yo tampoco puedo con Lollypop, jajajaja.

Y nosotros, como buenos, chicos, vimos un par de temas de los Glimmers, otro par en la carpa pop, y nos fuimos a dormir. Dejemos hueco a los que entran más allá de las 20:00.

Ir al inicio de página...

Comentarios:

La verdad es que el viernes fue intenso, intenso….. ya no me acordaba de tanto…. De acuerdo con el Columpio que para mí es de los mejor del panorama español del momento…. Sobre My Bloody Valentine pues bien pero no me tocan la fibra, que le vamos a hacer, si pudiese volver atrás, me habría quedado a ver Hot Chip entero (que me encantó) y después habría ido a ver MBV. Roisin Murphy me pasó como a Ricardo, bien, me gustó pero no me encantó….. y que decir de Mika, que como no me esperaba ese pedazo de espectáculo, me lo pasé genial a pesar de que como la mayoría solo soporte dos canciones…. Sorpresa más que agradable con Fujiya & Miyagi y South Sant Gabriel, la verdad… un poco de chafón con El Guincho (me gustó más en el Primavera)….
Lo del templao con la comida en el FIB, es tremendo, como se lo cuente a su madre!!… ja,ja,ja….. muy buena la comparación del concierto de Hot chip con los !!!, pienso lo mismo……

Lo dijo gatita norte el 19.08.2008 a las 18:57

Osito gay?
Será cabrón

jajajaja

Lo dijo Tonino el 17.09.2008 a las 18:44

Deja tu comentario...