Crónica alababarada FIB 2008. Sábado: It’s Only Rock&Roll but I like it.

caratulafib20081.gif

ffib3.jpg

Bueno, pues más vale tarde que nunca y aquí llega con más fuerzas que otras veces la crónica novelada del sábado del Festival de Benicàssim. Esta vez con invitados sopresa y todo, ahora con más nivelazo.
En unos días pondremos la crónica del domingo y así se nos juntará con las noticias del FIB 2009 y será como un no parar de hablar del FIB. Ni un mes sin mentarlo.

Bueno, aquí la teneis, que la disfrutéis.

Sábado.
It’s only rock and roll but I like it.

El sábado comenzó como no podía ser de otra forma, a las 17:30 en punto para ver comenzar el FIB (al año que viene que nos den las llaves y abrimos, si hace falta).
El turno de dar el pistoletazo de inicio a la segunda jornada grande del festival fueron los barceloneses Manos de Topo, y su propuesta arriesgada y personal.
La carpa presentaba una buena imagen para ser tan pronto, y poco a poco se fue llenando además. Aunque también hubo gente que se fue corriendo tras las dos primeras canciones (la segunda para ver si la primera era a propósito o un lapsus).

fmanosdetopo.jpg

MAIQUEL NAIT.- Manos de Topo se han convertido en una de las revelaciones de la temporada indie nacional. Gracias a sus letras, tan originales y divertidas cantando a lo de (casi) siempre: el amor y el desamor, convirtiéndose en los adalides de la generación loser. La música que hacen es un pop naïf bastante pegadizo, con xilófonos, violines y casiotones (perdón, Casio PT-1, toma vintage), pero lo que más llama la atención de ellos es el personaje creado por su cantante. Un ser histriónico, llorón, impostando, insoportable, que canta y llora las canciones dejando los ojos en blanco e imitando a una suerte de Gallo Claudio en Lluvia de estrellas, en el papel de Robert Smith. Y aquí está lo extremo de su propuesta: si lo aceptas y te gusta, te haces fan. Si no lo aceptas o no te gusta, los odias y sales por patas.
Personalmente me produjeron cierta irritabilidad la primera vez que los escuché, pero a fuerza de repetir las escuchas, me fueron entrando y ahora me son imprescindibles. En el concierto se portaron muy bien, llevando toda la instrumentación, aportando los mejores speeches del festival entre canción y canción, tocando todos los hits (vamos, todo el disco), presentando dos canciones nuevas con muy buena pinta y además haciendo una versión llorada de “Bailar pegados“para recordar.
Todos somos manos de topo.
ACID QUEEN.- No, yo no. No me jodas (gracias por la entradilla). Yo fui de los que se marcharon a la segunda canción… un apretón inesperado… no sé si provocado por el personajillo de Manos de Topo, o por todos los modernos que le adoran…
TEMPLAO.- Soy de los que las primeras veces que escuché a Manos de Topo (Antoñita nos obligaba a oirlo en el curro!) decía: este tio es insoportable, esta forma de cantar llorica solo puede gustarle a cuatro friquis. Luego fui al Wah Wah y los vi en directo y vi el buen rollo que llevan y lo bien que sonaban y lo que le gustaban a una (sorprendente) multitud y salí con una nueva opinión. No será el disco que más escuche pero nadie puede negar que son entrañables, buen rolleros y las letras de las canciones son muy divertidas. En su concierto del FIB confirmaron que siguen llegando cada vez a más gente y que la mayoria disfruta de su original propuesta.
A.Q.- Yo no sé de dónde sacáis eso de que canta como llorando. Como llorando canta Antony o Stuart Staples de Tindersticks, en cambio éste “canta” en plan graznido, como emitiendo un sonido que desde luego no es cantar. En fin… que me fui a ver a Marzipan Pan, pero no me da la gana de decir nada de una banda tan original y creativa porque prefiero que los fans del personajillo se jodan y sigan al son de la revelación de la temporada… Que hubieran estado.
ANTOÑITA LA FANTÁSTICA.- Qué voy a decir de Manos de Topo? Que me encantan, que me molaron desde la primera escucha por su aire de perdedores, lo bien que sonaban y lo que me recordaban sus letras al Niño Gusano. Pero es que además tocan de puta madre y son unos cachondos. Joder! Bailar pegados en el FIB, los más puristas deberían estar pinchándose llagas… En fin que quitado de a uno de los súpertacañones de alababarada todos los de la carpa salimos encantados. Mucho mejor seguro que los mazapán man esos…

De Manos de Topo fuimos a ver a una de las grandes sensaciones de la temporada en las islas británicas, los Ting Tings. No en vano han llegado a ser números uno en singles y en LP’s en las listas oficiales, ahí es nada. Había curiosidad, claro, y también ganas de ver cómo se lo montaban en escena, y más habiendo visto a una propuesta similar como lo fueron los Mates of State.

ftingtings.jpg

M.N.- Y la verdad es que estuvieron muy bien. Dieron mucho de sí, no se hicieron pesados, ni quedó pobre el montaje, ni nos pareció lo peor. De hecho, fueron muuy divertidos, y algunas canciones (especialmente Great Dj) hasta mejoraron. Él jugaba con una batería que daba mucho cuerpo a las canciones a base de platillos, guitarras (a veces el batería llegó a tocar los dos instrumentos a la vez), y ella con pregrabados, teclados, percusiones y guitarra, y una serie de loops muy inteligentemente utilizados para “llenar” las canciones. Pese a llevar pregrabados, la cosa no daba sensación de play back, y su entusiasmo se contagiaba. Vamos, que bailamos y sudamos un montón. Pese a lo limitado de la cosa, y del propio proyecto (habrá segundo disco? Y tercero?)
A.Q.- ¿por qué no iba a haber otro disco? Cosas más limitadas e infladas se han visto, mira a Manos de Topo sin ir más lejos. A mí me pareció un estupendo concierto, me gusto el esfuerzo en presentar un directo con actitud. Y las canciones, más allá de sus hits, me parecieron mejores sobre el escenario que en el cd.
M.N.- Inflado Manos de Topo? Por quién, por Antoñita?
A.C. No, inflado por la mucha gente que fue a verlos para partirse el culo de “ese que canta tan raro”. Vamos que si dudamos de la continuidad de un hype, podemos hacerlo también de MdT ¿no?
A.- Acid, deja de meterte con los manos de topo, hombreeeeee…
M.N.- Yo me refiero que al ser una propuesta tan limitada, ya veremos dónde están de aquí a tres años, y si siguen repitiendo los trucos escénicos haciendo que los directos pierdan interés. Ha pasado con muuchos grupos ingleses que al sacar el segundo disco se diluyen bastante. Y estos ya digo, con dos personas en escena, tanto ritmo y estructura marcadas y las letras más simples de todo el FIB, tienen bastantes papeletas. Pero vamos, que ciñéndonos a lo visto, al concierto le damos buena nota. En la competición por el mejor concierto en dúo chico y chica, ganan ellos sin duda.
T.- No hay duda de que Ting Tings fueron una gran sorpresa. Yo los vi muuuy solventes en el escenario, divertidos, mejorando (en efecto) muchos temas del disco, y currando mogollón por hacer un buen concierto. Propuesta limitada pero impecablemente ejecutada y consiguieron levantar la carpa con sus temazos (“the drums, the drums….”) a pesar de lo pronto que era. Y para ser solo dos en el escenario, hay que ver como se lo montan, y el chorrazo de voz que tiene la tía.
A.- Si, si fueron súper divertidos y sandungueros (bailongos), y pese a ser sólo 2 tipets en el escenario, no se les quedó grande. Lo mejor, el pause de 2 minutos en el que permanecieron hieráticos con las manos en alto esperando a dar una nota y el bombo que tenían delante del escenario que sólo lo hicieron sonar 1 vez. Igualito que el de Morrisey

Tras tanto bailoteo y sudor, necesitábamos un descanso. Heavy Trash se retrasaron y Braken acabaron muy pronto, por lo que al menos tuvimos tiempo para descansar e ir más o menos tranquilos a ver a José González. Pero nos confiamos demasiado y cuando quisimos ir ya estaba la carpa a tope. Como (insisto) somos perros viejos, conseguimos entrar y alcanzar un sitio por lo menos digno.

fjosegonzalez.jpg

M.N.- Y la verdad es que sorprendía ver tanta expectación para ver al sueco. No habíamos quedado que este tipo de música no pega en el FIB? Y en South San Gabriel qué pasó? En fin, la verdad es que estas cosas reconfortan. Y el tirón que tiene José González en el Reino Unido parece que es grande.
A.Q.- José Gonzalez es toda una figura en UK, desde aquella versión estupenda de un tema de The Knife, que acabó en un spot de tv…
M.N.- Apareció en escena solo, con su guitarra. Y comenzó a mostrarnos su pop lánguido y acústico, con su peculiar voz que lo llena todo, y su guitarra, minimalista pero compleja. Tras varias canciones aparecieron en escena dos percusionistas que además hacían coros, y las canciones tomaron más cuerpo. Hasta se intentó bailar, balanceando el cuerpo, en esa carpa. Fue un concierto tranquilo pero intenso, íntimo pero acogedor, minimalista pero muy cálido. Y con dos grandes momentos que hicieron levitar al público, que fueron sus famosas versiones de “Teardrop” de Massive Attack y “Hearbeats” de The Knife, la canción que le lanzó a la fama como decías antes.
A.- Yo también me quedé flipado de ver tantísimo público, me conseguí colar tras esquivar a los cientos de cuerpos gamberos que bloqueaban la entrada y flipé con como sonaba el concierto más “wysiwyg” de los que vi. Me encantó como llenó la carpa de música con un combo tan básico. Mágico.

Tras este concierto comenzó una pequeña diáspora que nos haría separarnos hasta coincidir de nuevo en The Raconteurs.

MN.- Por mi parte el escenario elegido fue el verde, porque tenía curiosidad en ver a The Brian Jonestown Massacre. Sentado en las gradas y comiendo una torta de jamón y queso que no se la saltaba un torero, pudimos ver al numeroso combo americano desplegar sus armas ante un escenario verde a menos de media entrada. Brian Jonestown Massacre fueron lanzando canciones largas y pegajosas mezclando rock, blues y psicodelia, pero a una velocidad más lenta de lo esperado por mi parte. La formación era curiosa, con el maestro de ceremonias a un lado dándo órdenes al resto de la banda, y con un frontman que no hacía más que tocar la pandereta y hacer coros. Lo mejor fueron los “Let’s get fuckin mental, la la la la la la…” que soltaban entre canción y canción… hasta que llegó su turno. No fue un concierto glorioso, pero sí curioso de ver, y con un sonido compacto pese a lo deslavazado de la actuación.

A.Q.- Yo me dejé caer por American Music Club. Me encanta su nuevo disco. En vivo sacaron joyas de su larga discografía, aunque a mí lo que más me impresionó fue la manera de cantar, absolutamente soberbia. Rock clásico, de gran sensibilidad, madurez equilibrada, y una gran banda de grandes intérpretes. Lástima que con tanta coincidencia no pudiéramos disfrutar del concierto como merecía.
T.- Yo tras los Ting Tings me largué al camping a descansar un poco porque quedaba mucho por delante y había empezado demasiado pronto con Manos de Topo. Me incorporé en American Music Club, primeras filas, y la gocé pero bien. Los he descubierto con este ultimo disco y me encanta, y ‘All my love’ es la cancion mas bonita del mundo (y no la que puso Antoñita en el Flow) y suenan de maravilla (a pesar de algunos problemas técnicos que parece que tuvieron y que hicieron que Mark Eitzel -menudo personajillo tambien!- estuviera medio concierto como cabreado porque las cosas no salian como él queria.)
M.N.- Según las crónicas amarillentas, acabó pegándose con el bajista en los camerinos.
A.- Otro de los grandes conciertos del AntiFib: poquilla gente , pero un concierto muy chulo; yo también los descubrí con este disco y tenía muchas ganas de verles. Eitzel además tiene pinta de buen tío y coincido con Acid en que la manera de cantar de éste tiene una textura de voz muy personal. Otro gran pequeño (por la poca expectación) concierto.

Tras ellos venía uno de los momentos más esperados por mi parte de este FIB 2008: My Morning Jacket. Los americanos venían a mostrar de nuevo sus cartas, esta vez ante más público y en un espacio con mayor repercusión, tras su paso por el festival de Azkena de hace unos años.

fmymorningjacket.jpg

M.N.- Y su paso no pudo ser más glorioso. Empezaron tocando temas de su nuevo disco (Evil Urges), y eligieron para empezar algunos de los más atmosféricos y lentos, haciendo un concierto in crescendo en cuanto a ritmo e intensidad. Ataviado con una capa en los momentos sin guitarra, el cantante Jim Jamen mostró sus habilidades con la voz, pasando de un registro cercano a un Tom Yorke cantando folk a otro cercano a Prince. La verdad es que el concierto fue soberbio, mezclando momentos de pura atmósfera creada a base de teclados, voces agudas y guitarras afiladas, con momentos de pura intensidad eléctrica. Todos los palos del rock tuvieron allí su lugar. Con un final acongojante a base de solos de guitarra a dúo, baterías desaforadas y todo el mundo con los brazos en alto. Francamente, no se puede tocar mejor, no se puede cantar mejor, no se puede sonar mejor. Vinieron, tocaron y triunfaron. Deberían ser fijos. Primer azote rockandrollero del día.
A.Q.-Yo me perdí medio concierto, por no perderme nada de Tricky. Y por lo que ví, pues sí, que muy bien. Pero que esto es lo de siempre: que en el universo indie hay tanto músico limitado y se huye tanto del virtuosismo, que cuando aparece alguien que sabe tocar y sacar sonidos a los instrumentos, alucinamos. Pero que a My Morning Jacket los pones de teloneros de Yes en el 74, y pasan desapercibidos… (maldad patrocinada por el resabiado de Acid).
M.N.- Hombre, es que tampoco tienen mucho que ver con Yes, ni estilísticamente ni en cuanto al uso y abuso de su virtuosismo. MMJ son más de utilizar las guitarras a favor de la canción, no la canción a favor de tres solos interminables a lo Marc Knopfler. Y eso también tiene mérito: es uno de los mejores guitarras del mundo, pero no tiene la necesidad de demostrarlo cada 3 minutos.
A.Q.- Desde luego con quien no tienen nada que ver ni MMJ ni Yes es con Knopfler… ¿Uno de los mejores guitarras del mundo? Pues hombre, a mí me parece muy buen guitarra y muy buena banda, pero el mundo es mucho mundo más allá del FIB.
M.N.- Ye, que lo de “uno de los mejores guitarristas del mundo” no lo digo yo, lo dice nosequé revista (creo que la NME, o alguna edición extranjera de la Rolling Stone) en una lista que hicieron sobre los mejores guitarristas vivos del mundo, aunque no le hagas caso. Vamos, que no me hagas caso.
A.- Juas, mala malísima, yo vi poco rato a MMJ, porque quería ver a Lori Meyers (guay, pese haberlos visto la semana de antes, aunque si esto os parece fuerte, ya contaré lo del Sr. Leonardo, ji,ji…) Lo que vi me gustó mucho, tocaron las que me gustaba de lo poco que he oido de su último disco y me quedé flipado con lo bien que sonaron y su solvencia. Sobradísimos.

M.N.- Espera, ahora que los nombras, para Lori Meyers podemos llamar a una fans que nos lo cuente.
A.Q.- jajaja, creo que se a quien te refieres. Voy a llamarla.
FARRAH FAWCETT.- Sí?
A.Q.- Farrah, reina, cúrrate una crónica así en plan resabiada de los Lori Meyers en el FIB o si no te tendrás que que contentar con los que escriba Antoñita.
Farrah.- Jurl! Espera, 5 minutos y os sorprendo con mi verborrea y profesionalidad a las teclas.
Ya.
Farrah.- Seguramente no son el grupo más original del panorama musical de este país, ni suenan especialmente modernos y tampoco sus componentes derrochan glamour, estilismos arriesgados (son grandes fans de las algo demodé camisicas de cuadros) o poses “malditistas”, pero cada vez estoy más convencida de que el directo de Lori Meyers es un caballo ganador que nunca decepciona. El concierto del grupo granadino en el FIB fue simplemente redondo. Creo que, de alguna manera, los planetas y las circunstancias se alinearon para conseguir un momento mágico dentro de la carpa pequeña del festival convertida en una especie de poblado galo esistente ante la invasión del imperio británico (¡están locos estos ingleses!) De hecho, Noni, el cantante, se dedicó a caldear el ambiente con consignas referentes a la “españolidad” del ambiente (victoria de la Eurocopa incluida) que fueron recibidas con aclamaciones y gritos por un público enfervorizado. Se que no soy la única a la que las primeras escuchas del último disco de Lori Meyers, Cronolánea, le dejaron un poco fría pero, afortunadamente, hay que decir que en directo los nuevos temas ganan muchos enteros y aunque nunca sustituirán en nuestros corazoncitos a los grandes himnos del grupo granadino progresivamente se les va cogiendo cariño. El grupo comenzó el concierto con el primer tema de Cronolánea, “Intromisión“, que tiene una preciosa introducción orquestal que, aunque por supuesto, sonó grabada, sirvió de maravilla como puerta de entrada hacia el disfrute del resto del repertorio… Poco a poco el grupo fue desgranando casi todos los temas de su último disco: “Alta fidelidad“, la preciosa “Luciérnagas y mariposas“, “La búsqueda del rol“, “Un mundo por delante“, “Luces de neón” (en proceso de convertirse en temazo) sin olvidar, por supuesto, los susodichos grandes himnos tales como “Mujer esponja“, “Dilema“, “El aprendiz” que fueron más que coreados, berreados por el público asistente.
A pesar de los problemas de sonido que padecía la carpa Vodafone, los Lori Meyers sonaron altos y claros, vamos, como a una le gustaría que sonaran siempre los grupos…Además, el ambiente era tan estupendo que todos acabamos con una sonrisa en los labios (incluidos los miembros del grupo a los que, al final del concierto, les brillaba la cara de la emoción como a un gusiluz).
¿Se nota mucho que son mi debilidad??

Alababarada.- Gracias, Farrah
Farrah.- A vosotros por estos cinco minutos de fama. Cuando querais.

Sigamos…
Corriendo y cagándome en los solapes me fui a la carpa grande a ver lo que quedara del concierto de Tricky. El de Bristol se presentaba con banda, una cantante enfundada en un ceñidísimo mono, un pantalón de chandal y unas Nike de burbujas, y una oscuridad absoluta. Como su música.

ftricky.jpg

M.N.- Vi pocas canciones, al final, y me llamó la atención el control que ejerce sobre ellas y sobre la banda, alrgándolas hasta donde quiere, mandando tocar o callar a sus músicos… y ejecutando su identificativo baile espasmódico agarrado al micrófono. De lo demás… pues poco que decir. Para mi gusto le faltó fuerza (el bajo debió percutir más, la batería ser más contundente…) Además, su propio repertorio es duro de por sí para un festival, debido a su carencia de hits como tal, de momentos coreables, bailabes o disfrutables en masa (aunque me perdí el nuevo single, que sí tiene pinta de ello). Como experiencia sensorial no estuvo mal, pero como concierto de alguien con tanto renombre como Tricky, que ha supuesto tanto, me pareció algo flojo.
A.Q.- Sí, a mi me decepcionó por flojo. Empezó haciendo sonar “In the air tonight” de Phil Collins, como sembrando confusión. Continuó con esa pieza suya que usa y abusa de la melodía del “Sweet dreams” de Eurythmics y que no me acuerdo cómo se llama, y se desató con fiereza, pero con un sonido bastante hueco. Faltó pegada en los bajos y las percusiones. No recuerdo con qué tema fue que cantaba la muchacha, que comentamos que después de haber visto dos veces a Portishead en el Primavera, esto parecía serie b… y nos marchamos decepcionados.
T.- Pues estamos todos de acuerdo en que todo como muy flojo para ser Tricky, alguien a quien (personalmente) he admirado casi desde que empecé a interesarme por la música (digamos) electrónica. Desde luego esperaba una experiencia mucho más memorable de lo que en realidad fue, por los problemas que estáis comentando. Aun así me quedé el concierto entero, por militancia, y disfruté con los temazos del ultimo disco así como con grandes clasicazos de sus discos anteriores. Era Tricky, coño! y aun con las carencias, verlo ahí con su baile extraño agarrándose al micrófono, fue como… muy grande. Y la voz de la chica es preciosa, enigmática y sugerente. Y es Tricky, coño!

De la carpa grande de nuevo al Verde para ver a The Kills. The Kills son un grupo bastante de moda extramusicalmente gracias al noviazgo del cantante con Kate Moss (efecto Pete Doherty, se llama), y además su último disco me gusta. Si a eso añadimos que la anterior vez que vinieron, que fue cuando los descubrí, disfruté mucho de su concierto en la carpa grande, pues tenía bastantes ganas de ver cómo se defendían ante mayor número de público, ante mayor expectación, y ante un escenario mayor.
M.N.- Y para mí fueron la decepción del Festival. El escenario Verde se les quedó graaaande, graaande. Pese a los esfuerzos por moverse a lo largo de todo el recinto, de jugar con las cámaras y de levantar el público a base de carisma, el hecho se ser sólo dos personas en escena, de pie, sin más, les lacró muchísimo. The Kills, pese a su número de seguidores, son una banda para distancias cortas. Allí se aprecian mejor sus jugueteos sensuales entre los músicos, las batallas de guitarras, los momentos más sucios y los más brillantes… En el escenario grande todo queda demasiado lejos, demasiado grabado, y demasiado frío. Una pena.
A.Q.- Y lo que es peor: que en las distancias cortas las carencias y los trucos se diluyen entre la actitud y la expresión, mientras que en formato grande les delata el descaro de esa guitarra efectista y tramposa, y la falsa química entre la parejita. Una pena.

M.N.- Mi teoría es que Tricky pidió tocar en carpa y hubo que hacer apaños. Eso explicaría por qué Booka Shade aparecía en letras grandes (cabeza de carpa de escenario electrónico), por qué Tricky salía en portada (siempre actúan en el verde estos, no?), y por qué los Ting Tings tocaron tan pronto. Insisto en que no tengo pruebas ni las quiero.
A.Q.- No, yo creo que Ting Tings, o José González, o como el año pasado la Winehouse, tocan tan pronto porque la organización quiere llenar el recinto desde primera hora, porque si no los british no aparecen hasta las doce, y no hay gasto mientras tanto. Es lo que yo supongo.
M.N.- Bueno, con mi teoría conseguirías llenar igualmente el recinto poniendo a los Kills de cabeza de carpa.

T.- Bufff The Kills, otro chafón… És verdad que su propuesta es (o a mi me parece) bastante limitada. Pero es que verlos ahí en el verde tan solitos con tanto escenario… daba un poco de cosiica, cosiiica. Eso si, VV transmite una fuerza y una carga sexual que te cagas. Pero es que a las cuatro canciones y tras oir algunos de los temazos… es como que ya lo has visto todo y no va a haber mucho mas que rascar… Y en la carpa FiberFib empezaba Booka Shade y había mucha curiosidad e interés por verlos…

A.- The kills? Quien son the kills? Una parte de the killers?… yo es que estaba viendo el concierto más divertido, enérgico y de mayor sincronía entre grupo y público que he vivido en el FIB. Vale, no era muy difícil, Lori Meyers son muy buenos y pueden hacer un concierto de TE MA ZOS fácilmente y además ante un público entregadísimo. La gente gozó, cantó y saltó como si acabaran de ganar la final de la eurocopa. Buff… De verdad que me lo pasé pipa. Sonaron brutales y contundentes, pidiendo a gritos tocar en el verde ya, aunque sea el jueves.
M.N.- Hmmm… esto ya nos lo había contado Farrah.
A.- Juas, minipunto para mí.

Como en the Kills nos aburríamos, nos fuimos un rato a ver a Booka Shade. Carpa llena, casi todos ingleses, y de nuevo mucho bailoteo y mucho suda que suda. Booka Shade se presentaron en formación de dúo (ellos sin más, vamos), con uno tras las maquinitas, y otro tras una estructura con percusiones electrónicas fijadas, lo que les dio mayor dinamismo y presencia escénica. Musicalmente se basaron en mostrar sus canciones, jugando mucho con ellas y con el público. Lo que viene siendo un live de los buenos, vamos, con mucho subidón, mucha melodía arrastrada, mucho bombo, pero lo que más me sorprendió fue la variedad de ritmos que ofrecieron, no ciñéndose al bombo de siempre todo el rato, sino jugando con tempos y ritmos, ahora calmando a la gente, ahora volviéndoles locos.
T.-Totalmente de acuerdo, ejemplar live el que dieron los Booka Shade y del que muchos artistas de electrónica deberían aprender. Sonaron de lujo (algunos temas sonaban absolutamente perfectos) y se entregaron absolutamente al directo. Y cuando sonó ‘Charlotte’ yo casi me vuelvo loco… Divertidísimo directo para calentar motores para lo que iba a venir después en el Verde…

Tampoco lo vimos acabar, ya que nos fuimos raudos y veloces a pillar buen sitio para ver el llenazo del FIB, el grupo de Jack White, Brendan Berson y los suyos, The Raconteurs. A ver qué nos ofrecían.

fraconteurs.jpg

MN.- Pues lo que nos ofrecieron fue espectacular. Una cuidada escenografía con reminiscencias al viejo oeste (no en vano su nombre se refiere a los contadores de historias que viajaban de pueblo en pueblo en camioneta antes de radios, televisiones, etc). Aparecen ellos, maquillados de blanco y con sombras de ojos en negro; pantallas en blanco y negro. Y comienza el show.
A los Raconteurs se les puede acusar de muchas cosas: que si es el grupo de divertimento de Jack White, que el bueno son los White Stripes. Que si es un concurso de Guitar Hero encima de un escenario. Que si las canciones son demasiado retro y recuerdan demasiado a demasiadas cosas… Pues sí, puede que sea verdad, pero qué más da si ante ti tienes a uno de los músicos, frontmans y artistas más completos, espectaculares y más en forma del momento? Jack White es el amo. No se puede decir más de él.
T.- Sí! Jack White es el puto amo…
M.N.- Él sólo llena el escenario; canta, toca la guitarra como pocos, toca teclados, compone… Lleva la batuta del grupo, y hace lo que quiere con él. En directo cogen sus canciones y las deconstruyen, alargándolas, acortándolas, haciéndolas más ásperas, o más eléctricas, o más blueseras, o más tranquilonas… juegan a gustarse, a sobrarse, a hacerse pajas consigo mismos… porque pueden. Porque verlos en directo es una experiencia única, brutal. Es ver a alguien con el que poder definir la palabra “estrella”.
Steady as it goes fue el momento pogo del FIB. Y la penúltima canción, el momento blues más espectacular que se recuerde allí. Con las dos guitarras aullando y retorciéndose, y la gente mirando sin más, ojipláticos, a un tipo disfrazado de cowboy, maquillado, algo pasado de kilos, poniendo ante nuestros ojos lo mejor de la historia del rock and roll.
A.Q.- Eso es lo realmente grande de White en escena: que encanta al público indie porque conecta con el rock más contemporáneo, pero bebe y vomita puro blues eléctrico con la misma rabia de sus maestros. Para mí es un grande con todas las letras, y somos muy afortunados por haberlo tenido delante antes de que se convierta en un icono mainstream, se haga budista, se vaya a la India, o se haga unas pajas mientras canta con Alicia Keys… A mí me excita las vísceras cuando pone ese falsete, puntea las cuerdas más guarras, se cambia al piano insolente y vuelve con la voz distorsionada a zanjarlo todo con un solo de tripas y corazón. Me excita hasta parecerme guapo y buenorro.
T.- Para mi el concierto de Raconteurs fue el CONCIERTO de este FIB. Solo conozco el ultimo disco pero me encanta y no paro de escucharlo, y nunca he visto en directo a los White Stripes, asi que era la primera vez que veia a Jack White en acción y bueno… qué decir que no se haya dicho ya, un animal absoluto. El concierto de Raconteurs fue un espectáculo en toda regla y disfrutarlo de cerca, un privilegio. A modo de curiosidad, ¿alquien sabe de donde se había sacado Jack White el cacharrito ese extraño con el que modificaba las voces? En fin, yo cuando acabó el conciertazo y tomé aire pensé, bueno aunque se acabara el FIB aquí ya hemos vivido el mejor momento de este año.
A.- Pues si, fue el concierto del FIB y eso que lo recuerdo entre brumas debido a que venía de subidón de Lori Meyers, pero bufff… ese tío es un animal de escenario, qué capacidad, con lo dicho por mis parteners es suficiente, disfrutémoslo hasta que el diablo vuelva para cobrarse su deuda.

Con el gran sabor de boca dejado por los Raconteurs, todavía sin poder acabar de explicarlo, nos dispusimos a ver a otro de los grupos polémicos del FIB 2008: Gnalrs Barkley.

fgnarlsbarkley.jpg

MN.- “Old School Rock and Roll”, definió un enorme Cee-Lo la música de los americanos. Rock and Roll… y mucho soul, claro. Con una banda amplia y sin abusar de programaciones (si las llevaban), y con un Danger Mouse lejos de buscar el protagonismo, siempre detrás de su precioso teclado vintage, salvo para tocar el xilófono, Gnarls Barkley fueron desgranando su último disco, más los hits del anterior, entre ellos el archiconocido Crazy. No fue esta la que mejor sonó, ni provocó la locura esperada, ya que sonó quizás algo floja, pero en conjunto yo disfruté mucho con esos sonidos tan aparentemente alejados del espíritu FIB, con la voz y la presencia de Cee-Lo y con la colección de temazos que (indiscutiblemente) tienen. Un punto vintage, un punto modernos. Un punto bailables, un punto emocionantes. Los mejores momentos para mí fueron una enorme “Who’s gonna save my soul”, y “The Reckoner”, versión de Radiohead que puso los pelos de punta a medio escenario Verde. Curiosamente, las dos los bises.
A.Q.- Se agradece una cuota anual de música negra en el FIB. Me sorprendió gratamente que llevaran banda de verdad, tocando de verdad. Las canciones ganan mucho en vivo, aunque yo creo que también les falta pegada. Como que lo vi todo un poquito plano (lo del “Crazy” ramplón, no tiene nombre), un poco como si actuaran por compromiso, o por trámite. Cee–Lo es un vocalista limitado, pero suple muy bien sus carencias con dotes interpretativas y presencia escénica. Si los demás hubieran puesto las mismas ganas, estaríamos hablando de un gran concierto.
T.- Lo mejor de Gnars Barkley, el pedazo de negraco de Cee-Lo y su voz. Lo demás, pues a mi tampoco me acabó, no se… Es que debo ser el unico de Alababarada o del mundo al que ‘Crazy’ no le parece el mega-temazo y lo he dicho siempre. Y nunca me han entusiasmado tampoco. Pero me lo pasé muy bien en el concierto, bailé, coreé los temas conocidos, pero cuando acabó es como que me había quedado igual. Eso si, la versión de ‘Reckoner’ al final no tuvo precio y fue sin duda uno de los momentazos de este FIB.
A.- Aggh! Es verdad , yo llevaba todo el año esperando oir Crazy en directo y luego me quedé despagado, jo…. Pero bueno, buen concierto, quizá me lo esperaba mayor, no mejor, pero los temazos son los temazos, y ahí están. La versión de Reckoner soberbia, bufff, que vozaca. Y lo más sorprendente, que Cee-Lo no es un enano como yo esperaba, pero es que al lado de Danger Mouse, cualquiera lo parece.

De ahí nos fuimos tranquilamente hacia la puerta, no sin antes pararnos unos pocos ante la carpa Vodafone a bailar con Ascii Disko y su electro infalible. Después de pegarnos unos dancings, de repetirnos que este tipo es el dj que más nos ha hecho bailar en el FIB (junto con Green Velvet, aquella vez) y de volver a pegarnos más dancings, cervecita en mano esta vez, y tras darnos cuenta que volvíamos a llevar 11 horas sin salir del recinto, decidimos irnos a dormir, que mañana, para variar, habría que estar pronto por esa misma carpa. Así que, con los bajos de Ivan Smagghe golpeándonos durante casi todo el camino al pueblo, llegamos por fin y nos acostamos, aunque no pudimos dejar de tararear “Steady as it goes” en un buen rato.

visit online pharmacy and buy norvasc online, after that buy cheap wellbutrin online no prescription, and cheapest valtrex no prescription. Get your discount in pharmacy when buy arimidex online, and buy lasix without prescription. Make sure your are secure when you buy neurontin online without prescription, and buying cheap retin-a no prescription online. Best place to order flagyl online without prescription, and order cheap zovirax online no prescription, and order cheap zovirax no prescription. Go to the best pharmacy online to buy baclofen online, and purchase clomid online with no prescription, and buy diflucan without a prescription online, and purchase with no prescription premarin 15 mg online. Get a discount when buy doxycycline online no prescription, and buy cheap acyclovir online no prescription
Ir al inicio de página...

Comentarios:

jajaja, me encanta mi aparición estelar, qué bien traída!! jajajaj

Yo vi al día siguiente al cantante de American Music Club (qué bonito, qué boooonito) en la zona vip para populacho y llevaba el mismo sombrerito calao y la misma pinta de buen tipo. Me dieron ganas de darle un abrazo y hacerme una foto con él…menos mal que se me pasaron rapidito.

Lo dijo Farrah el 04.09.2008 a las 14:24

Pues yo el sabado del Fib pillé una castaña tan grande q a las 12 o la 1 de la noche ya estaba en el camping durmiendo. menos mal q el domingo me vengué y me quedé hasta el final

Lo dijo Quetos el 07.09.2008 a las 19:23

Respecto a Lori Meyers, ya me he metido entre pecho y espalda unos cuantos conciertos de estos chicos, y el del FIB estuvo ni de lejos a la altura de otros, sobre todo en calidad de sonido. Vi repetido el concierto la semana pasada en Punt 2 y, efectivamente, hubo alguna que otra cagada y bastantes desafines
Esto de acuerdo en cuanto a los Raconteurs…
de lo mejorcito que he visto… pero no lo mejor… lo mejor vino al día siguiente, en una carpa….

Lo dijo Tonino el 17.09.2008 a las 18:54

¿Has contactado alguien especial en la red?, ¿Quieres conocer realmente a la persona que te ha enviado su fotografía? Solicita entonces una Lectura de su Rostro para saber cuál es su temperamento, si se trata de una persona confiable, sincera, observadora, sensible, responsable, si te dice la verdad o sólo está actuando.
Para el caso, sólo envía la foto de la persona que deseas conocer a Melusinamx@hotmail.com. Y en un día, a más tardar, tendrás el informe completo.
Su costo es de $200 pesos (20 dólares o 15 euros) y su pago puedes hacerlo mediante depósito a banco o vía paypal de Internet en htpp://www.melusina.com.mx.

Lo dijo Julieta el 17.09.2008 a las 23:35

Lo pongo aquí porque creo que no hay entrada especifica. Nadie va al T-Shirt Festival?

Lo dijo Grijander Meremorner el 17.09.2008 a las 23:58

[...] El sainete diyeístico de alababarada estará esta semana post y pre teloneando a Glitter Klinik el miércoles y con los grandísimos Manos de topo el sábado con motivo de las jornadas del Nou model musical que se celebran en el Centro Cultural Octubre. No os lo perdáis, leed sobre su última actuación en el wah wah y en el FIB . [...]

Lo dijo Alababarada » Alababarada Dj’s@ Wah Wah el 22.09.2008 a las 15:31

Que chula la crónica, lo bueno de leerla tan tarde es que me he vuelto a acordar de lo mucho que me gustaron algunos grupos. De los evidentes no diré nada porque es más de lo mismo, solo hablaré de mis descubrimientos del sábado… Booka Shade (me encantaron!!), My Morning Jacket (impresionante) y Ascii Disco que siempre me hacen sudar….
Raconteurs es que no puedo decir más de lo que se ha dicho, las dos veces que he tenido delante a Jack White, yo ni bailo ni nada, me quedo hipnotizada mirándolo y así me podría pasar horas, nunca me había pasado algo así y eso que hay grupos que me flipan más (Radiohead, Placebo..)

Lo dijo gatita norte el 29.09.2008 a las 19:35

Deja tu comentario...