Christina Rosenvinge 24/02/2011 Mirror, Valencia

Lo ha vuelto a hacer. Christina Rosenvinge, mi querida Christina, ha parido un álbum exquisito. La Rosenvinge se ha convertido a estas alturas en una de las más claras referencias del pop español de calidad, y en una cantautora como la copa de un pino. “La Joven Dolores”, viene a dejar claro que “Tu Labio Superior” no fue casual, y que con su vuelta a los textos en castellano ha conectado con el público indie (y el no tan indie) que compra sus discos y asiste a sus conciertos.

Ayer jueves, Christina comenzó la gira de presentación de “La Joven Dolores” en la sala Mirror, en Valencia. Y allí estuvimos.

Ha pasado mucho tiempo (arrrg… 19 años!!) desde aquella presentación de Christina y Los Subterráneos en el Arena de Valencia, ya “divorciada” de Álex y con un repertorio cortito pero eficaz, relleno de versiones de las Bangles y Lou Reed. Christina entonces suplía sus grandes limitaciones vocales con simpatía y frescura. Y funcionaba.

Hoy ya tiene pocas cosas que suplir porque los años han pasado por ella como una gran escuela. Cada vez canta mejor y con más registros, sus composiciones son personales pero accesibles, y además sigue contando con la misma simpatía y la misma frescura del primer día.

Empezó con “Jorge y yo”, y fue repasando al completo el último álbum. Sin bien todo empezó sonando perezoso y algo frío, enseguida se recompuso. Primero a la guitarra, después al piano, que por cierto hay que oír cómo gana el sonido de la banda con ese piano cándido, “Nuestra casa”, “Weekend” o el precioso single “Mi vida bajo el agua”, sonaron emocionantes y delicadas. Acompañada por su guitarrista habitual, Charlie Bautista, batería y bajo, tan solo hizo una concesión a épocas anteriores (aunque no tanto), cuando rescató “Nikel Song” de “Continental 62”(2006), en una versión hipnótica que supuso el único momento de la noche cantado en inglés. Cerró con la espectacular “Debut”, mi favorita. Y volvió y nos regaló “La distancia adecuada” y “Anoche (el puñal y la memoria)”, del anterior disco, y hasta un “No lloro por ti” del disco con Nacho Vegas, cantado casi a capela. Y sí, se guardó para el final uno de los techos del nuevo álbum, la bellísima “Canción del Eco”, con todo el público convertido en un eco de ninfas y narcisos.

En fin, estupenda como siempre: cantando muy bien y guapa guapísima, y con esa pinta de virgen suicida que le hace tan especial.

Ir al inicio de página...

Comentarios:

¿esta Christina Rosenvinge es prima de Jorge Verstrynge?

Lo dijo Pacou el 25.02.2011 a las 14:59

pfff

Lo dijo Acid Queen el 25.02.2011 a las 16:02

Deja tu comentario...