alababarada en el Primavera Sound 2009

ps09_banner.jpg
Primavera Sound 2009

Del 28 al 30 de Mayo se celebró en el Fórum de Barcelona el Primavera Sound 2009. 4 miembros de alababarada estuvieron allí, y como crónicas de lo allí sucedido se pueden encontrar a decenas, pasamos a dar una explicación menos racional y más de sensaciones de lo allí sucedido. Tras estas líneas encontrarás qué fue lo que más gustó, lo que menos, lo que más molestó y lo mejor allí visto y vivido para los cuatro miembros y acólitos de la deidad azulita en aquel magno evento.
Alababarada siempre innovando. A ver qué nos inventamos para el FIB.

El Primavera de Acid Queen
El Primavera de Maiquel_Nait
El Primavera de Sr Crus
El Primavera de Templao


EL PRIMAVERA SOUND 2009 DE ACID QUEEN

Me sorprendí cuando comprobé lo bien que cantaba en directo la chica de Bat for Lashes, lo guapa que estaba y lo bien que le sentaba ese mono a rayas en blanco y negro tan difícil de llevar. Yo la escuchaba un poco Bjork pero sin sentir la necesidad de abofetearla. Un buen concierto, como el de La Bien Querida, con toda la banda. Acabó sonando como merecía, pero era muy pronto, mucho sol y me quedé con ganas de seguirle la pista en mejor ocasión.

La bien querida

Llamadme ingenuo pero también me sorprendí cuando vi que Bloc Party parecía una banda de hoolligans sin pedigrí, ni con los hits me parecieron interesantes. Al contrario que Sonic Youth, que para mi sorpresa tienen tantas buenas canciones de corte “pop”, como para hacer un concierto diferente a los que yo les había visto. Lástima que mis pies no pensaran lo mismo y decidieran no aguantar. Aluciné también con la capacidad de Andrew Bird de, sampleándose a sí mismo, acabar tocando dos guitarras y tres violines, silbando y cantando canciones preciosas y delicadas. Qué gran dueto tiene este chico con Rufus.

Andrew Bird

Me reí mucho cuando Jarvis intentó hablar en catalán haciendo un gran esfuerzo por hacerse entender, y cuando Joe Crepúsculo intentó simplemente hablar haciendo un gran esfuerzo por entenderse a sí mismo. Que con estos chicos no se sabe donde acaba la persona y empieza el personaje. Crepúsculo me recordó al tipo ese de YouTube de “contigo no, bicho“, pero cantando peor. También fue divertido observar los caretos de más de uno ante la muralla sónica de My Bloody Valentine en sus momentos más extremos. Ah y me reí bien a gusto con el estilismo de Girls, que parecían las gemelas Olsen sin depilar.

Girls

Me dio mucha rabia la expectación despertada por esa tomadura de pelo que es Sunn O))), y pensé que en este mundo hay gente pa’ tó. Y aun me dió más rabia perderme a Herman Dune y Oneida por coincidir con Neil Young, o llegar supertarde a ver a Girls, cuyo final me pareció espectacular (qué bien canta ese chico raro, y qué canciones más buenas) y me dejó con ganas de más.

Sunn O)))

Y sí, me tocó mucho las pelotas que un pavo subiera al escenario para darle a Neil Young, no las gracias, ni un beso de tornillo, sino una bufanda del Barça. Que sí, que yo también me alegro de lo del Barça, pero cada cosa en su lugar y aquel lugar ya estaba perfecto como estaba.

Me dejó frío Jeremy Jay, y eso que nos daba un solazo insoportable en plena cara, pero no le acabé de ver yo el interés. Me pareció común, y me dio igual. Tampoco acabé de digerir lo de Phoenix. Una banda esencialmente AOR, con una poco creíble pose indie, que pega más al Rock in Rio, que al Primavera, y que levanta un interés que no acabo de comprender. O lo de Simian Mobile Disco, que da igual que improvisen una sesión como la del año pasado por no disponer de sus aparatos que, que vengan a presentar nuevo disco con todo su espectáculo al cien por cien: el mismo repertorio y la misma carnaza para las masas a las que ya les empezaba a caducar el cristal que tenían previsto consumir. Eso sí, al menos ellos no se esconden tras un trasto para que no se vea que su live no es tal live.

Me emocionó mucho Jarvis Cocker cuando se puso de intérprete dramático. Con los medios tiempos y los estribillos subidón es el rey. Casi se me sale en corazón con I Never Said I Was Deep y Leftowers. Y eso que se salió, ofreciendo un concierto especialmente rockero e inflamable. Estuvo encantador y relativamente comedido en su amaneramiento. A mí es que el buen gusto arrebatado me emociona mucho, por eso disfruté como una perra en el conciertazo de Spiritualized: qué grandes canciones, que voces negras más bien puestas, que guitarras más expresivas. Rozó lo místico y me pareció sublime. Algo parecido a ponerse a prueba bien cerquita, del concierto de My Bloody Valentine, a quienes seguimos sin oírles cantar, pero que si lo vives como una experiencia más fisiológica y liberadora que esencialmente musical, resultan hipnóticos y emocionantes. Más aun si te atreves a no ponerte los tapones en los oídos, como hacía mucha gente.

Jarvis

Aunque para emociones las de Neil Young. Ya sé que le tengo adoración desde siempre, y que nunca me canso de escuchar sus canciones. Pero uno nunca está suficientemente preparado para enfrentarse a tenerle ahí delante y ver como rasga la guitarra y suena el riff de Hey hey my my y entonces entiendes que no hay triglicéridos que te obstruyan las arterias, cuando notas que tu sangre es bombeada con la misma energía que desprende un señor de 69 años con la historia del rock en las puntas de sus dedos. Y te dejas llevar y te canta Heart of gold y Old man así seguidas, y notas como abrazarías al desconocido que tienes a tu lado mientras suena un banyo cristalino y memorable, y te desparramas de gusto cuando escuchas como saca pura rabia de su guitarra al desgarrar Cortez de killer, y te cagas en Bush y hasta en Obama cuando revienta el mundo al compás de Rockin’ in the free world con la fuerza de un adolescente rebelde. Lo admito: lloré de emoción y lloré de incredulidad al recordar el tiempo que estuve esperando que llegara este momento. Y aun lloro cuando lo recuerdo y cuando intento explicar lo que significa para mí haber estado allí y guardar ese momento en mi memoria para siempre.

Neil Young

Mi gran decepción, aunque también me dio como la risa, llegó al comprobar que St. Etienne se ha convertido definitivamente en un karaoke de pijas cuarentonas sin ningún interés. Yo les he visto en otras ocasiones y esta vez, con todo grabadito y arreglado para que de poca faena, se pasaron de castaño a oscuro. Muy muy pavas, pero pavas de cachetazo.

Mi gran descubrimiento, aunque ya me lo veía venir, fueron Plants & Animals. Un trío básico pero muy bien resuelto, que con las canciones de su único disco se ganaron al personal y más allá de su indudable parecido con Arcade Fire en algunos momentos, consiguieron un sonido intenso y extraordinario. Mucho que decir me da a mí que tienen estos todavía.

Plants and Animals

Definitivamente no entiendo eso que llaman Primavera Noche. A partir de cierta hora el escenario cubierto se convierte en Primavera Noche, supuestamente dedicado a la electrónica y baile en general, y se acota la zona para albergar nuevo público que solo tiene acceso a ese escenario. El caso es que la programación es muy cutre y descuidada, y el público al que atrae es el mascachaperío de l’Hospitalet. Al gran Primavera Sound no le va esa historia y además es un engorro de vallas y controles, y encima se producen casos tan curiosos como que Simian Mobile Disco actúen fuera de ese recinto pero a la misma hora, cuando bien podrían haber sido las estrellas de la edición nocturna. Al Primavera Noche habría que tomárselo en serio o cargárselo ya. Al menos el Sónar cuando trae algo de pop lo hace desde el interés y el respeto que merece.

Y aun entiendo menos lo rematadamente mal que funcionan las barras del festival. Largos tiempos de espera, personal incapacitado para distinguir el whisky del vodka, existencias agotadas horas antes de acabar la jornada de cosas tan “prescindibles” como la cerveza, el agua o el refresco de cola… En fin, un desastre que cada año va a peor.

Y otra cosa más: si viene Neil Young y eso atrae a un determinado público, lo menos que puede hacer el festival es cuidar ese nuevo público y ofrecer una programación lógica, como por ejemplo, dedicar uno de los escenarios a sonidos clásicos, para que el público rockero de Young pueda disfrutar y descubrir, joyas acordes como Herman Dune o Magnolia Electric Co. Total aun les quedarían cuatro escenarios más para la matraca pre y post punk, los ladrillos habituales distorsionados, las bandas serie B recordando discos serie C, y todas las guarrerías sonoras que quieran programar. Y además, ¿por qué no programar nada más a la hora de Neil Young? Meter a esa hora a Phoenix o a St. Etienne hubiera sido un acierto porque ni en público ni en estilo se parecen en nada, y nos hubiéramos ahorrado que varios miles de personas a las que no les interesaba Young, aguantaran aburridos a Young.

Neil Young

Mucho daría que hablar la programación, y sobre todo los horarios y las estúpidas coincidencias.

Acid Queen

ir arriba

EL PRIMAVERA SOUND 2009 DE MAIQUEL NAIT

Me sorprendí de repente saltando, bailando y cantando a pleno pulmón durante el concierto de Joe Crepúsculo y los Destructores. Parece mentira, pero un concierto de un grupo nacional, con letras que todo el mundo se sabe y a una hora adecuada, ayuda a que la gente despierte y baile lo inbailable. Incluso en el Primavera.

Joe Crepúsculo

Y me sorprendió el poder de convocatoria y las buenas críticas que ha cosechado Phoenix, cuando todavía me pregunto qué hacían allí soltando canciones inofensivas, facilonas y sin nada que aportar al mundo. Tampoco es que la gente se matara a bailar, pero de este Primavera han salido medio vencedores, siendo el grupo más Summercasiano que lo ha pisado en años, seguramente. De ese palo hay grupos mejores, sin duda.

Me sorprendí también, y eso que ya iba concienciado, el numerito-performance de la cantante de Los Punsetes. Toda una oda a la impavidez extrema, que sin embargo, pese a la nula comunicación con el público, no queda mal y hasta gusta. Y el concierto fue genial, por cierto. Hasta afinaban y todo. Los nuevos temas huelen a hits que te cagas.

Los Punsetes

Me sorprendió muy para bien el sonido que consiguieron en el escenario Estrella y en el Rockdelux, sobretodo. Más allá de la décima fila el sonido era claro, con matices y con mucha potencia. Lo que lo agradecieron My Bloody Valentine, y lo poco que lo hicieron mis oídos. Y tan contento.

Me reí cuando el viernes fuimos empalmando conciertos con voces similares a las de gatos siendo castrados sin anestesia. Marnie Stern, Lightning Bolt, The Jesus Lizard,… Que sí, que sí, que el punk y el ruidismo o lo que hagan los laitning es lo que tiene, pero para hacer eso, que no canten. Además si no cantara la Marnie a lo mejor llegaba a cuadrar los solos y no hacía perderse a la bajista. Hay que ensayar más.

Marnie Stern

También me reí mucho con las Ebony Bones. Su propuesta es simple pero muy efectiva. Pese a que les falta repertorio, lo suplen con estilismos imposibles, bailes enloquecidos, mucho morro y una versión de Seven Nation Army que coreó hasta el más gafapasta. De lo mejor a altas horas.

Ebony Bones

Me reí (mucho) de nuevo con los estilismos imposibles de la gente. Si la progresión continúa, al año que viene la gente irá con gafas de Pepe Gáfez como mínimo. Premio especial a la mujer repollo, la del mantón de manila y pinkies de ganchillo, y la de las crocs. Olé vosotras. Y a todas esas que iban con vestidos cogidos del baúl de los recuerdos de sus madres. Estoy seguro que eran vintage de verdad, pero vuestras madres no tenían vestidos menos feos?

Crocs

Una risa también la expresividad aplastante del batería de Cuzo. A muecas no le gana nadie.

Cuzo

Me partí el culo con los Sunn O))), con todo el mundo viendo si eso iba a alguna parte, si era uno, si eran dos, si había batería. Me reí más todavía cuando empezamos a divagar con Sunn O))) dj set, el disco tributo o el disco de remezclas de y por ellos. Como curiosidad de 10 minutos vale, pero imagino que en sala y con más volumen, mejor.

Me dio mucha rabia perderme a uno de los hypes de la temporada, los The Pains Of Being Pure At Heart porque decidieron ser nada profesionales y tocar menos de 30 minutos para irse corriendo a ver a My Bloody Valentine en el Auditori. Espero que no les pagaran, por lo menos. Menos mal que mientras terminaban, yo lo gozaba con el final de Spiritualized.

Me dio mucha rabia que el concierto de Neil Young finalmente no durara lo que debía durar (lo anunciado). Se ve que por horarios de los aviones privados tuvieron que acortarlo. Me dio rabia por no ver qué nos podría haber ofrecido, y porque si lo llego a saber me pierdo el bis y llego a ver algo de Oneida. Aparte que luego, el parón en general fue más que evidente en todo el Festival, con cero conciertos sonando durante unos instantes.

Me dejaron frío Mahjongg. Qué desgana, qué sonido más malo y más bajo, qué poca comunicación, y qué público más quieto pese a ser una de las apuestas “serias” bailongas del festival. Y mientras tanto, Cuzo o Rosvita comiéndose la solana a las 18:00.

Me dejó algo frío al final, y mira que decirlo yo, la enorme cantidad de grupos que tienen el ruido como propuesta o parte de su propuesta. Por mucho que pudiera aburrir, y por mucho que no era ni de coña la hora adecuada para su propuesta, escuchar a Andrew Bird fue una auténtica tabla de salvación tras tanto acople y ruido blanco y negro. Insisto además en que poder cantar y tarear alguna canción en las horas punta fue a ratos imposible. Si los ingleses se están pasando con tanto revival del postpunk y de Joy Division, los americanos empiezan a saturar con su propuesta “tengo una batería y tres pedales, vamos a hacer ruidos y a ver si se la colamos a Pichtfork”.

Me cabreó bastante el Escenario electrónico este año, ya que no creo que fuera necesario. Entrarían cuatro gatos atraídos por cero grandes reclamos, mientras fuera sonaban Simian o Aphex Twin otro día. Nos hicieron pasar por un nuevo cuello de botella en forma de sitio donde enseñar la pulsera, como si no hubiera suficientes. Y encima programan allí, en el escenario más pequeño del festival, a Dan Deacon Ensemble y sus 14 personas encima del escenario, su locura más que anuncidada y las columnas de la pérgola eliminando visión a parte del público. Menos mal que fue una catarsis de baile (cuando no estuvo pidiendo que hiciéramos un corro, a grandes luces, imposible de hacer) y buen rollo, pero no dejó de ser como bailar en una ratonera. Y habiendo tantos escenarios, resulta dificil de explicar. Aún así, conciertazo.

Dan Deacon

También me cabreó perderme el mejor concierto del Festival. No se cual fue, pero seguramente yo no estuve ahí, y mira que vi este año.

Me emocioné en el concierto de Neil Young, tanto por lo que sonaba en el escenario, como por parte del público que me rodeaba, gente de cierta edad, que puño en alto cantaban a grito pelado “Keep on rockin’ in the free world“. Parece una chorrada de ex hippie, pero a mí esas cosas me emocionan. A saber cómo y dónde estaré yo a los 50. Me emocioné también con el chorro de sonido que atravesaba el cuerpo en My Bloody Valentine, y el final de Spiritualized, pelos de punta, mientras se elevaba el mantra que emitían aquellas voces y aquellos instrumentos. Chapeau.

Spiritualized

Me decepcionó Jesu, una banda que en disco me gusta, pero que en directo aparecen con la batería grabada en un portátil y el bajista mirando sin parar al guitarra para ver qué iba a hacer. Está muy bien ser uno de los grandes nombres del post-metal, y hacer canciones tan chulas y expresivas, pero seguro que tu concierto es de los peores preparados de toda la escena. Para venir así, no vengas. Monta una banda de verdad, y vuelves.

Y mis sopresas agradables fueron todo bandas noveles, como Ebony Bones, Plants and Animals, Rosvita o Los Punsetes. 4 propuestas dispares, algunas más “serias” que otras, pero todas llenas de talento. A seguir las carreras y evoluciones. Y Gang Gang Dance, que en disco me llega a desesperar, pero en directo me gustó su propuesta multirítmica, evocadora y arty. Qué moderna ella y sus amigos los raros.

Rosvita

Maiquel Nait

Ir arriba


EL PRIMAVERA SOUND 2009 DEL SR. CRUS

Yo me partí el culo con Ponytail y su puesta en escenario tan absurda. Bueno, la absurda es la berreante (porque es imposible llamarla cantante) que lidera el grupo. Como formación instrumental, sería una pasada, pero esos chillidos me recordaban a un niño de cinco años al que le dejan un micrófono. Infumable. Tampoco pude evitar las risas al pasar por delante de Sun O))). Jooooder, y estaba tocando un disco entero, jajaja.Y con el cabroncete de Anntona, cantando canciones misóginas y no parando de sacar tías a cantar con él. Con Los Punsetes no puedo, pero este tipo me hace mucha gracia.

antonna.jpg

Por otro lado, me distrajeron, y mucho, las equivocaciones que tuvo Andrew Bird al principio de su concierto, llegando incluso a parar un tema y volver a empezar. Lo que esperaba como algo preciosista se me enturbió con tanto lío de bucles que se hizo al principio y con tanta gente hablando en el público. Y no, no pude volver a concentrarme en su música y me fastidió, porque tenía ganas de verlo.

Me mosqueó también que el directo de Michael Nyman en el Auditori empezara con quince minutos de retraso. Por supuesto que valió la pena la espera: la selección de temas fue impresionante, y la pericia de los músicos me dejaba boquiabierto. Era absolutamente lo que esperaba, incluso más y mejor. Pero justo el sábado, que si te sales de un concierto a medias, que si estás esperando para salir al siguiente… Quince minutos valen mucho.

nyman.jpg

También daban mucha rabia todos los apagones que había por distintas partes del festival: que si las máquinas de tickets, que si el salón Myspace… Cuidadín con eso, joer. Y a tomar por culo se podrían haber ido los de Simian Mobile Disco haciendo como que terminaban el concierto por lo menos cinco veces. Joder, al final ya no tienes ganas ni de que vuelvan, que una cosa son los bises, y otra cosa es esto.

simian.jpg

Me chafé al ver que el concierto de Phoenix fue un poco pobre, además de repetir todos los clichés de sus anteriores directos. Hay una cosa que se llama evolución, que parece que estos chicos no conocen. Para llamar a un disco “Wolfgang Amadeus loquesea” hay que creérselo mucho, y no es para tanto. Con lo que a mí me gustaban… También me  chafé con las últimas horas del festival en el escenario Pitchfork. Que si Michael Mayer se pone housero, que si DJ Mehdi se pone en plan destroy… Y la manía de encerrarnos ahí con gente ajena al espíritu del festival. Gll, a veces me sentía mal de estar allí y todo, con las ganas que tenía de gastar zapatilla…

De todas formas, mi chafón grande fue con Neil Young. Bueno, mejor dicho conmigo… Y mira que lo intenté, pero yo creo que me pilla en otra onda. Imagino que quien haya compartido con su música muchos años de su vida, disfrutaría como un enano, pero yo lo intenté, y no me llegó, a pesar de esa vitalidad que ya quisiera yo ver en muchos  grupos que idolatro. No estaría yo muy receptivo, así que me fui a ver cómo Oneida tocaban lo que parecía el final de una canción que duraba más de cuarenta minutos, jajaja.

No pude entender, y ya mirando para otro lado, qué pintaba un tío en la parte de delante del escenario de Gang Gang Dance. ¿Era el hermano de alguno del grupo? El directo fue increíble, pero no podía evitar las distracciones cuando este tío se ponía a bailar DELANTE DE TODOS y de pie. En fins…

gangang.jpg

Me sorprendió muy gratamente el directo de Yo La Tengo. Reconozco no haberlos oído mucho con anterioridad, así que me pillaron de sorpresa. Comenzaron con ruidismo zarandeando guitarras (es lo que tocaba en esta edición) durante quince minutos para pasar a tocar “Autumn Sweater” al teclado, y desde ahí, subieron y bajaron el ritmo constantemente. Me encantaron. También me sorprendió ver cómo la gente aguantaba hasta el final de Aphex Twin. Hizo un recorrido de su carrera, comenzando con ambient, pero la cosa fue creciendo y unos diez minutos antes de terminar, yo me tuve que salir fuera, mirando a Aphex Twin y diciendo “vale, tú ganas”. Uffff. Y encima, mirando desde lejos las pantallas, veía cómo se despedía con imágenes de autopsias, el muy cabrón. Muy grande. Demasiado.

Me encantó descubrir a Extraperlo, aunque las cinco de la tarde no fuera la hora más adecuada. Y también me encantó que Jason Lytle terminara con mi tema favorito de Grandaddy, “AM180”.

Se me pusieron los pelos de punta con el zapatazo que dió The Tallest Man On Earth chillando “I wear my boots made of spanish leather!!”. Emocionadísimo, tocaba “King of Spain”, un tema que no está grabado todavía y que yo oía por primera vez. Antes de comenzar esta canción, admitió que para él era un sueño tocar esta canción aquí. En su letra se lamenta de haber nacido en “north country”, y sueña con ser de una ciudad como Barcelona o Madrid, pidiendo ser el “King of Spain”, aunque sea por un momento. Pues bienvenido, chico, esta es tu casa. Ya sus letras son muy buenas, y esta fue genial, de lagrimilla.

thetallest.jpg

También me emocioné con el directo de Bat For Lashes. Su segundo disco no me gustaba mucho, pero temas como “Daniel” crecieron en el escenario y ahora no paro de oírlos. Y por supuesto con Saint Etienne. Es uno de esos grupos que me han acompañado en los últimos diez años, y tocaron lo mejor: “He’s on the phone”, “Sylvie”, “Heart Failed (In The Back Of A Taxi)”, “Like A Motorway”... Dejaron más aparcado el Foxbase Alpha (menos mal) salvando de él su versión de Neil Young entre otras cosas, y se presentaron en “formato electrónico”, adaptando ciertos temas a éste, haciéndolos más bailongos, y con Sara divina de la muerte, como siempre. Muy grande.

Y emocionante y sorprendente a la vez fue la que montaron Kitty, Daisy & Lewis en el salón Myspace. Estos chicos valen mucho, suenan geniales y son superentrañables. Entre le expectación creada, el regalo de una tarta (21 añitos) a una de ellas, la gente bailando, y ese carisma indiscutible, aquello fue sin duda uno de los mejores momentos del festival.

kitty.jpg

Sr. Crus

Ir arriba


EL PRIMAVERA SOUND 2009 DEL TEMPLAO

Natasha Khan - Bat for Lashes

Me emocioné muchísimo con el conciertazo de Bat for Lashes, a pesar de la hora y de ser a plena luz del dia (¿para cuando podremos disfrutarlos en la penumbra de un auditorio o bajo las estrellas?). Natasha Khan desprende una clase y sensualidad sin límites y escuchar en directo su increíble voz produce emociones dificiles de describir satisfactoriamente, pero para mí este fue el concierto más redondo del primavera, a todos los niveles.

Bat for Lashes

La banda que acompaña a Natasha suena de lujo, con esa variedad de instrumentos, algunos super raros como esa especie de acordeón-libro, y el feeling que hay entre ellos se transmite al público. La escenografía que tienen, con las figuras de ciervos y demás parafernalia, acaban de completar una experiencia mágica y casi mística.

My Bloody Valentine

Me morí de gusto viendo a My Bloody Valentine. Era la segunda vez que los veía y aquí disfruté de la experiencia mucho más que en el FIB, quizás por encontrarme más cerca del grupo, quizás porque al ser un escenario más pequeño el sonido llegaba a mí más concentrado; cada embestida de volumen me atravesaba y desplazaba de sus órbitas todos los electrones que componen mis celulas y sentía como me descomponía a una dimensión cuántica y volvia a reorganizarme y recombinarme. Un concierto de My Bloody Valentine es sentir el VOLUMEN del sonido en toda su extensión y belleza, de una forma física y controlada, la belleza del RUIDO organizado y controlado. Si lo acompañamos de esos gigantescos visuales con estética de video VHS con ruido blanco, distorsiones y errores de video, y ver en el escenario a Bilinda y a Kevin sin moverse durante 20 minutos mirandose a los pies, separados por varios metros, sin dirigirse las miradas, sacando ruido continuo que sabes que te está haciendo perder audición por momentos, pero no puedes abandonar todavia porque sabes que de repente sonaran los últimos acordes de ‘You made me realise’.. en fin, por más que lo intente no podré acercarme a una descripción satisfactoria, un concierto de MBV es algo que hay que experimentar en esta vida.
Aun así, me dió mucha rabia seguir sin poder escuchar las voces, pero supongo que no habrá manera humana de ecualizar para compatibilizar esa avalancha de sonido brutal con las voces…

The Horrors

Me dio mucha rabia que los problemas de sonido me jodieran el esperadísimo concierto de The Horrors. Entre los graves saturadísimos que se comían a las guitarras, y los evidentes problemas iniciales con la voz (parece que Faris no se escuchaba por los monitores y nadie parecia estar haciendo nada para arreglarlo, lo que provocó su cabreo al comienzo del concierto y su evidente frustración, y eso se transmitió al público), me perdí oír en condiciones al menos 4 o 5 temazos del último disco que estaba esperando ansioso escuchar en directo. Al final más o menos consiguieron arreglarlo pero a mi ya se me había jodido el momento y disfruté del concierto un poco a medias y decepcionado. Aun así, fue inevitable que ‘Sea within a sea’ levantara y enloqueciera a todo dios congregado en el escenario Vice.
Me sorprendió gratamente que los Horrors hayan mejorado su actitud y presencia en el escenario y hayan abandonado la mamarrachez que desprendían cuando los vi (empezar) en el FIB de hace dos años, aun así en general me pareció que les faltaba un punto para sonar tan increíbles como suenan sus temazos en el último disco.

Black Lips

Cómo me sorprendió lo que han mejorado Black Lips en cuanto a actitud en el escenario y en cuanto a forma de tocar. Recuerdo la actuación en el FIB de cuatro gamberretes borrachos en medio del escenario verde, y lo del Primavera no tuvo nada que ver. De hecho, tras el chafón de Simian, la fiesta garagera creada en el escenario Vice por estos chicos me levantó los ánimos. Suenan bien, tocan bien y la lían bien, pero sin ir (tan) borrachos y transmitiendo mucha más profesionalidad, sin abandonar esa actitud y ese gamberrismo, con la cháchara entre ellos entre canciones, sus provocaciones al público… El Vice casi a oscuras me pareció el escenario perfecto para verlos, y la verdad es que me sorprendí dando botes como un loco y no era el único.

Simian Mobile Disco

Porque lo de Simian y su formato de directo, tocando temas por separado en lugar de enlazarlos tipo sesión como hacen los Chemical, me dejó muy frío…  Además su puesta en escena me pareció sobreactuada, todo el rato arrodillados tocando los aparatos, no se, me parecia que no acompañaba a lo que realmente estaban creando porque a mi no me parecía catarsis electrónica ni mucho menos. No se si por pillarme descolocado (ya que venía de Sonic Youth) o simplemente porque no me llegaba lo que veía, no me vi capaz de levantarme de las gradas y lanzarme a la pista, y sin embargo lo que hice a las dos canciones es irme a ver a Black Lips.

The Pains of Being Pure at Heart

También me sorprendió lo bien que suenan The Pains of Being Pure at Heart pese a su corta carrera (y su corto concieto), iba con pocas expectativas, y eso que a pesar de que me recuerdan demasiado a My Bloody Valentine, tienen buenos temas y habia escuchado bastante el disco. Desde luego no me esperaba (y creo que ellos tampoco) la masiva afluencia de público que tuvieron, y la respuesta cuando tocaban los temas más conocidos.

Me dió muchísima rabia los precios abusivos de la comida para que acaben, yo me dejé una pastaza en comida porque para poder cenar bien tienes que comprarte 3 o 4 cosas y acabas gastandote 15 euros en un bocadillo de pan con pan y dos o tres mierdas mas; me parece injusto que después de pagar la pasta que valen los abonos y lo que nos dejamos también en tickets de barra, no nos den de comer como toca a precios razonables.

Colas interminables para pillar tickets en las nuevas maquinitas

Me dió muchísima rabia también el funcionamiento de las barras, la melsa que llevaban los camareros, el hecho de que cerraran barras cuando les pareciese (por ejemplo el sábado) y de que se acabara la cerveza (como puede pasar esto en un festival patrocinado por una marca de cerveza??). Lo de las nuevas máquinas automáticas expendedoras de tickets, un desastre; en la teoría parece un sistema genial pero en la práctica era un generador de colas interminables, prefiero que vuelvan al sistema tradicional. Y lo de que solo haya cervezas de medio litro a 4 euros me parece un timo: no se pueden pedir cubalitros (que son más de colegas y les sacas más provecho) y tampoco te puedes tomar una caña para refrescarte por 2 euros…

Me cabreó que me tocaran sendos grupos de garrulos a mi alrededor en los conciertos importantes. Sí que es verdad que el ambiente general del festival es respetuoso y adulto, pero como dicen en mi pueblo, albercoques hay to el tiempo del año, en invierno y en verano. En Jarvis, en My Bloody, en Sonic Youth… estuve acompañado de grupetes de amigotes borrachuzos que no pararon de moverse, cantar o medio tararear con brazos en alto, ampliar su espacio de acción en detrimento del mío… en fin, interferir en mi experiencia de concierto y sacarme del momento, lo cual me jode y mucho.

Oneida

Mi gran descubrimiento fue Oneida: teniendo a su batería como protagonista y centro de la acción (menuda bestia, 45 minutos seguidos -que es lo que duró el primer tema- sin parar de aporrear en ningun momento) y al resto del grupo como ‘acompañamiento’ (cosa poco habitual), desarrollaron una espiral de sonido que primero te sorprendía, luego te invitaba a intentar describirla o etiquetarla, y finalmente te atrapaba y se te llevaba consigo a terrenos inexplorados. Mi intento de descripción de la experiencia (que forjé allí mismo mientras la vivía), y a riesgo de decir alguna barbaridad, fue que generan sensaciones similares a las que produce el psychedelic trance pero creando unas atmosferas y estructuras que en ningun momento intentan imitar los ritmos o los sonidos electrónicos; pero en sus propios registros, te hacen transportarte de la misma manera. Supongo que Oneida es un proyecto que hay que vivir en directo, y que tal vez en disco no funcione de la misma manera…

A Certain Ratio

Mi otro grato descubrimiento fueron A Certain Ratio y su propuesta bailonga de calidad que auna funk, jazz, disco, latin y reminiscencias madchester. Gran despliegue de músicos en el escenario (incluyendo una vocalista negra de las de vozarrón), bagaje sobradamente demostrado y calidad de sonido, y en el escenario Vice, casi a oscuras y con Barcelona de fondo, una absoluta delicia en la que no pude parar de bailar!!

Templao

Ir arriba

Ir al inicio de página...

Comentarios:

Me han gustado mucho las crónicas. Con lo de las categorías “me encantó”, “me dio mucha rabia”, “me sorprendió”, “me cabreó”, etc. resultan la mar de amenas. Además, con eso de las sensaciones resulta más fácil entender cómo dos personas pueden tener opiniones totalmente distintas sobre el mismo concierto sin dejar ambas de tener razón…

Gracias, muchachos!

Lo dijo Farrah el 08.06.2009 a las 11:48

Hijosdeputeison…

Lo dijo SunnY O)) Delight el 09.06.2009 a las 02:02

Ah no… para insultos, amenazas y otros desacuerdos, consulte con nuestra inepta pero tórrida maneater-secretaria Antoñita y pida hora si se atreve…

Lo dijo Acid Queen el 09.06.2009 a las 02:12

Muy originales las crónicas! Se nota q gozáis la música y se agradece de la manera que lo contáis para los que no pudimos estar, tanto para los conciertos que nos hemos perdido como para lo que no, como Jeremy Jay, Phoenix o Simian Mobile Disco, por ejemplo. Eso si, creo que sobra algún comentario poco afortunado por ahí.
Salieron imágenes del concierto de Jarvis en TV y el público estaba muy tranquilo, fue así todo el concierto con esa bomba en el escenario? Y Bat for lashes, ¿de día?aceptable para Two Suns pero para Fur and gold no, porque es imposible transmitir la magia de ese album así. Lo de la bufandita del barça en Neil Young pues amenizaría un poco la velada a algún asistente, no? Y lo del Primavera noche, eso es nuevo de este año, o q?
Pues tendré que animarme a vivir un concierto de My Bloody Valentine después de lo que he leído.

Lo dijo MissLucifer el 09.06.2009 a las 15:01

No creo que haya comentarios desafortunados, en todo caso comentarios no compartidos…
El Primavera Noche existe desde al menos tres ediciones (las que yo he ido), y va a peor…

Lo dijo Acid Queen el 09.06.2009 a las 15:36

Aplausos para Acid, en mi opinión la firma con auténtico peso específico musical de la web (lo otro son opiniones personales más o menos fashion victim y más o menos compartibles aunque, por supuesto, siempre respetables). Totalmente de acuerdo con lo de Phoenix (inexplicable el quorum que despierta un grupo tan vulgar) y no tanto con lo de La Bien Querida, que me pareció falta de espenta, por no hablar de una banda poco conjuntada, con perroflauta incluido y un poco perdida. ¿Por qué no la ficha La Buena Vida y todos contentos?

Lo dijo Grijander Meremorner el 11.06.2009 a las 08:20

Grijander, por favor, escribe una minicrónica, que, como siempre, seguro que hemos coincidido en tres conciertos y gracias.
Y sí, a la Bien Querida le faltan horas de ensayo con la banda, como a Marnie Stern, Jesu o los Wavves. Bueno, a los Wavves les hace falta una temporada en proyecto hombre o en “Mi hermano mayor”.

Lo dijo maiquel_nait el 11.06.2009 a las 09:01

DIOS! Grijander es acid!!! por eso coinciden en todos los sitios!!! marededeusinyó!!

Lo dijo La incompetente aunque atractiva el 12.06.2009 a las 21:22

Fíjate que han pasado más de tres días y no le he contestado… Definitivamente me hago mayor…

Lo dijo Acid Queen el 15.06.2009 a las 22:00

Estoy con Farrah que diferentes son las visiones como diferentes son las personas. Yo estuve y comparto cosas con unos y cosas con otros.

Mi descubrimiento: Oneida (viaje a otra dimensión), Jesus y Girls
Mi decepción: Saint Etienne, Simian, Bloc Party
Lo que más me gustó: Jarvis, The Paints of being pure at heart, Plants & animals.
Me sorprendio: Bat for lashes, Ebony Bones, Deerhunter, The tallest man on earth, Gang Gang Dance
Me gustó más de lo que esperaba: La bien querida, Joe Crepúsculo

Y me dió mucha rabia lo de las barras, funcionan con el culo!!

Lo dijo gatita norte el 23.06.2009 a las 23:12

Ays, Maiquel, que no tengo tiempo…
Pero hago lista con lo que más me gustó: Oneida, Kitty, Daisy & Lewis, Jesus Lizard, The New Year, MBV (Auditorio).
Decepciones: Jeremy Jay, Phoenix, La Bien Querida (estos dos últimos no cuentan, porque tampoco es que me entusiasmaran en disco, me pasa como con The Pains of… Si visite el showgazing, su revival como que te la suda bastante), Magik Markers (y mira que molan en disco), Veracruz (sonaron fatal).
Ni fu ni fa: Dead Meadow, Yo La Tengo, Vivian Girls, Maika Makovski, Spiritualized.

Lo dijo Grijander Meremorner el 24.06.2009 a las 15:49

A ver, que las prisas son malas consejeras: “Si VIVISTE el SHOEGAZING” es lo que quería decir… Es que no puedorrrrrr

Lo dijo Grijander Meremorner el 24.06.2009 a las 15:51

Eso si que es una crónica, Grijander, y no las que escriben los fashion victims estos…

Lo dijo Gronzawer el 24.06.2009 a las 23:13

Gracias, Gronzawer.

Lo dijo Grijander Meremorner el 29.06.2009 a las 11:13

^ya sabes, el año que viene escribes la crónica completa, ;-P

Lo dijo maiquel_nait el 29.06.2009 a las 14:25

Gronzawer, tampoco soy yo… que lo sepais…

Lo dijo Acid Queen el 29.06.2009 a las 21:48

Se puede decir tanto con tan poco…

Lo dijo Grijander Meremorner el 01.07.2009 a las 21:04

y no viste a Young completo?

Lo dijo maiquel_nait el 02.07.2009 a las 08:11

Si la pregunta es para mi, que no lo tengo claro, la respuesta es no. Había visto a Neil Young anteriormente y no tenía el mono irrefrenable del 90% de asistentes al PS. Gracias a eso, pude ver a Oneida en familia.

Lo dijo Grijander Meremorner el 06.07.2009 a las 15:58

Sí, era para ti. A mí sin duda esa fue el solapamiento que más me fastidió, pero vamos, que a Oneida quizás haya más oportunidades, y si volviera a ocurrir, elegiría al canadiense de nuevo sin pensarlo.

Lo dijo maiquel_nait el 06.07.2009 a las 16:35

Cuando pase el aniversario se colgará el respectivo post, pero es que los señores cabezas pensantes del primavera sound no dejan de ofrecer noticias. Esta vez ya es una tanda de confirmados, que se sumarán a los ya anunciados, Pavement y Pixies. La tanda es:

LA LEYENDA DEL TIEMPO 30 AÑOS DESPUÉS
DUM DUM GIRLS
JOKER
PANDA BEAR
DELOREAN
ANTLERS, THE
WILD BEASTS
FALL, THE
BLOODY BEETROTS
NEW PORNOGRAPHERS, THE
BIS
HERE WE GO MAGIC
HOPE SANDOVAL
THE XX
WILCO

Lo dijo maiquel_nait el 23.11.2009 a las 18:20

Deja tu comentario...